COVID-19: la guía completa para la vuelta al trabajo

COVID-19: el enfoque completo para el acondicionamiento de oficinas y empresas, con indicaciones operativas y archivos para descargar

¿Eres el titular de una empresa, de un estudio profesional o de una actividad terciaria y debes reiniciar tu actividad de forma segura? ¿O quizás eres un técnico y tu jefe te pidió que lo ayudes con el proyecto de reapertura de sus oficinas luego de la emergencia COVID-19?

En este enfoque te daré todas las respuestas que estás buscando para tomar las medidas de seguridad en puestos de trabajo a través de un proyecto 3D con todos los objetos anti COVID – 19 realizado con Edificius, para usar como referencia.

Para abrir el proyecto 3D, descarga gratis la versión de prueba de Edificius y sigue paso a paso todas mis indicaciones.

Antes de iniciar, te mostrare rápidamente el resultado de mi proyecto. Este es un render que he realizado con Edificius en el cual puedes notar como he organizado los espacios, teniendo en cuenta las medidas para limitar el contagio de COVID-19.

Reapertura de oficinas: reorganización de espacios y caminos seguros| Render realizado con Edificius

Reapertura de oficinas: reorganización de espacios y caminos seguros| Render realizado con Edificius

Descarga Edificius y prueba tú también a realizar un modelo como este, o utiliza mi proyecto como referencia para tu trabajo.

En la primera parte del enfoque me detendré en las medidas que deben adoptar los empresarios, en la segunda parte sobre la información técnica útil para arquitectos, ingenieros encargados de tomar las medidas de seguridad en una oficina para prevenir el contagio de COVID-19.

Las obligaciones del empresario para la vuelta al trabajo

Como te he anticipado, esta primera parte está destinada al empresario que debe adecuar de forma segura su actividad y a sus empleados. Esta fase es muy útil también al  diseñador, para conocer los principios básicos de las actividades preventivas.

Las obligaciones principales del empresario son:

  • informar, formar y adiestrar adecuadamente a los trabajadores sobre cómo comportarse en el puesto de trabajo,
  • evaluar el riesgo al que está expuesta la oficina,
  • adoptar medidas anti contagio idóneas.

Criterios para la valoración del riesgo de transmisión del contagio COVID-19

La valoración del riesgo de transmisión del contagio de COVID-19 es responsabilidad del empresario.

Con el fin de proceder a la prevención y contención del riesgo de transmisión del virus SARS-CoV-2 (COVID-19), debes analizar las alternativas con las cuales el riesgo de contagio baje en el ambiente de trabajo, en relación a sus características y a las modalidades de trabajo empleadas, particularmente a través de:

  • la identificación de ocasiones de posible contagio en el interior de la oficina, teniendo en cuenta la organización de los lugares y de las actividades laborales,
  • el encuadre cualitativo de la probabilidad de transmisión luego de los contactos entre los trabajadores, en relación a parámetros asociados al lugar de trabajo (ambientes, organizaciones, modalidad de trabajo, etc.).

En teoría sería necesario efectuar este análisis para cada actividad. El análisis constituye una fase esencial para adoptar las medidas de mitigación del riesgo necesarias y debe incluir:

  • análisis de la organización del trabajo,
  • identificación de las actividades que pueden realizarse con el smart working,
  • subdivisión de los trabajadores en grupos,
  • identificación de los recurridos de los grupos de trabajadores indicados,
  • clasificación de los lugares,
  • análisis del layout de los lugares clasificados,
  • identificación del personal que opera en el exterior de la empresa,
  • análisis de las modalidades de transporte utilizado por los trabajadores,
  • identificación de las actividades en licitación,
  • análisis de los riesgos secundarios,
  • revisión de los planos y de los procedimientos de emergencia

Luego de haber analizado esta primera parte teórica, define las medidas a adoptar.

Medidas de prevención y protección contra el COVID-19

En base a los resultados de los análisis realizados, podrás seleccionar varias y oportunas medidas organizativas, protocolares y técnicas, que incluyen:

  • medidas de la temperatura corporal,
  • aprovisionamiento de dispositivos de protección,
  • adopción de carteleras informativas,
  • predisposición de puntos de desinfección de manos,
  • precauciones higiénicas personales,
  • cursos de formación, información y adiestramiento para los trabajadores;
  • recolección de residuos potencialmente infectados,
  • renovación del aire,
  • organización del layout empresarial con el fin de favorecer el distanciamiento interpersonal,
  • gestión de los espacios comunes,
  • reorganización de horarios de trabajo,
  • modalidad de ingreso y de egreso de la oficina,
  • modalidad de acceso de proveedores externos,
  • gestión de viajes, reuniones y traslados,
  • limpieza y desinfección,
  • organización empresarial,
  • vigilancia sanitaria y tutela de los trabajadores frágiles,
  • medidas para la prevención de focos epidémicos,
  • gestión de una persona con síntomas,
  • actualización del protocolo de reglamentación.
Medidas de protección y prevención

Medidas de protección y prevención contra COVID-19

Como reorganizar los espacios de una oficina

Para redistribuir funcionalmente una oficina y garantizar la prevención del riesgo de contagio de COVID-19, debes:

  • gestionar los ingresos y salidas: si puedes, prevé una diferenciación de los recurridos para evitar el cruce de flujos, la identificación de más puntos de acceso al edificio, un sistema de cierre y apertura automática de las puertas, la eliminación de torniquetes y todas las medidas que creas útiles para asegurar el distanciamiento interpersonal de al menos 1 metro y evitar filas y aglomeraciones.
  • predisponer un área para la medición de la temperatura corporal: según las posibilidades y el espacio disponible, debes prever una habitación o una esquina específica, posiblemente cerca del ingreso, dedicada a la medición de la temperatura. El espacio deberá contener una mesa sobre el cual apoyar el dispositivo para la medición, un paquete de guantes desechables, un dispenser para higienizar las manos y un cesto a pedal para la recolección de residuos;
  • organizar puntos para la desinfección de las manos: en proximidades del ingreso y de los espacios comunes prevé áreas en las cuales los lavatorios puedan desinfectar las manos. Recuerda que las áreas identificadas no deben entrecruzar corredores, de modo que no se creen filas o aglomeraciones;
  • revisar la organización de los puestos de trabajo: en oficinas open-space o en el caso de varios escritorios en un único ambiente, debes asegurarte que los trabajadores estén distanciados al menos por un metro incluso cuando estén sentados en sus puestos de trabajo. Puedes garantizar el distanciamiento alternando los escritorios como un tablero de ajedrez y reduciendo el número de personas en el mismo ambiente;
  • revisar el layout de las áreas comunes: las reuniones personales deben evitarse y reemplazarse con teleconferencias, etc. Cuando esto no es posible, debes organizar el espacio de modo tal que asegures el distanciamiento de las personas y la renovación del aire en el ambiente. Cuando es posible, es mejor evitar el contacto con las manijas de las puertas y objetos que están constantemente en contacto. Si no son utilizados, los ambientes de reunión pueden servir para otras utilidades, preparadas como salas de aislamiento para pacientes potencialmente contagiados o para crear más puestos de trabajo seguros;
  • gestionar los caminos internos: en base al espacio y al número de trabajadores, debes estudiar los caminos internos más frecuentes, utilizados para alcanzar las áreas comunes, los puestos de trabajo, los baños, el comedor, etc. Si los análisis realizados lo creen necesario, puedes identificar caminos específicos, todo para asegurar el distanciamiento interpersonal y las eventuales interferencias entre los flujos. Puedes también prever una planimetría con los caminos a exponer en lugares visibles a los trabajadores, para que cada uno conozca el flujo a seguir;
  • organizar los espacios pertinentes: recuerda reorganizar también los espacios abiertos y los estacionamientos pertenecientes a la oficina;
  • utilizar barreras protectoras: si no tienes la posibilidad de distanciar los puestos de trabajo, o tomar otras medidas preventivas, coloca paneles de plexiglass o del material que creas más adecuado (basta que frene el aliento y que sea higienizable);
  • asegurar el funcionamiento de los sistemas de recambio de aire: asegúrate que, en todos los ambientes de permanencia de los trabajadores, haya un cambio de aire adecuado, mediante ventilación natural o forzada. Evita, si técnicamente es posible, el reciclaje del aire en las instalaciones y el uso de secadores de aire que favorezcan la dispersión de droplet y la circulación de secadores y prevé actividades de mantenimiento de los filtros de las instalaciones;
  • prevé un espacio para el aislamiento de personas potencialmente contagiadas: define, de ser posible, un lugar dedicado al aislamiento y la recuperación temporal de personas que manifiestan algunos síntomas relacionados a COVID-19 durante la actividad laboral. Puedes preparar el espacio también en locales no utilizados en esta fase, como salas de reunión, auditorios, salas de espera, etc.;
  • preparar un espacio para el depósito de objetos personales: en proximidades del ingreso a la oficina, prevé un ambiente que hospede muebles para el depósito de objetos personales (carteras, abrigos, etc.). Recuerda que el espacio debe ser bastante amplio para evitar las paradas cercanas y el contacto entre objetos pertenecientes a diferentes personas y los muebles deben ser fácilmente lavables y desinfectables.

Por último, siempre es oportuno asegurarte de que todas las medidas preventivas del contagio sean correctas incluso por personas discapacitadas (altura de los dispositivos de higiene, visibilidad de los carteles informativos, caminos seguros con conexiones horizontales y verticales, etc.).

Además de estas disposiciones generales, recuerda que cada solución de diseño, incluso las más creativas, pueden ser adoptadas con el fin de respetar las medidas analizadas.

Caso estudio: proyecto de reapertura de oficinas

Examinadas las principales medidas a respetar para la reorganización de los espacios y las disposiciones de los muebles de las oficinas, ahora te describiré un caso práctico.

Te recuerdo que estos mismos análisis son válidos para diseñar la reapertura de un estudio profesional, pequeñas y medianas empresas, oficinas, actividades terciarias, etc.

Vuelta al trabajo: situación actual

El espacio destinado a una oficina es un cuerpo a planta rectangular con acceso desde la calle principal.

Oficina a reorganizar según las medidas anti COVID-19-Plano fase práctica

Oficina a reorganizar según las medidas anti COVID-19-Plano fase práctica

El ingreso está constituido por una pequeña zona filtro que protege también los espacios de trabajo del exterior. Un ambiente único open space acoge 16 puestos de trabajo en 4 bloques de 4, dispuestos ortogonalmente al lado largo y a las grandes ventanas protegidas por parasoles. Alrededor de los puestos se encuentran los espacios de circulación de los trabajadores.

Tres bases con las impresoras son colocadas entre los escritorios y los servicios sanitarios, separados por sexo, y la habitación para la pausa café. Sobre la pared frontal se encuentran dos fotocopiadoras y estanterías. Por último, sobre uno de los lados cortos, está la sala de reunión, caracterizada por una pared vidriada internamente, y la oficina del director.

Vuelta al trabajo: el proyecto

Respetando las indicaciones provistas para la mitigación del riesgo de contagio de COVID-19, tal y como lo describí detalladamente en el párrafo anterior, hice de este ambiente de trabajo un lugar seguro con las siguientes condiciones.

Planimetría general del proyecto para la mitigación del riesgo de contagio COVID-19

Planimetría general del proyecto para la mitigación del riesgo de contagio COVID-19

Zona entrada

Desde la puerta de ingreso se identifica en el suelo, mediante una franja verde de 10 cm de ancho, el recorrido para los trabajadores, útil para evitar el cruce entre los flujos, en algunos puntos, el distanciamiento interpersonal de al menos 1 metro para evitar filas y aglomeraciones.

En el mismo espacio, bastante amplio, están colocados los muebles para el depósito de objetos personales, el punto de medición de la temperatura corporal con una mesa sobre la cual apoyar la caja de guantes desechables, el dispenser para garantizar la limpieza de manos y el cesto a pedal para los residuos. Cerca de la puerta de ingreso está expuesta la cartelera que ilustra las principales normas a seguir.

Gestión del ingreso a la oficina

Gestión del ingreso a la oficina

Open-Space

Superado el ingreso hay un pequeño ambiente, realizado con paredes de cartón yeso, para el aislamiento de personas potencialmente contagiadas. Los caminos en planta baja conducen a los puestos de trabajo, que han conservado su agrupación en bloques de 4 unidades, pero, siendo posible, fueron nuevamente distanciados entre ellos.

La distancia mínima de 1 metro entre los trabajadores fue verificada trazando, en planta, un círculo de 75 cm de radio que define el área protegida.

Vuelta al trabajo: cálculo de área segura y distancia interpersonal

Vuelta al trabajo: cálculo de área segura y distancia interpersonal

Cabe aclarar que me he referido a un radio de 75 cm, considerando también el porte físico de la persona, valorado en casi 50 cm. De este modo, sumando los radios de distanciamiento entre dos personas, obtendremos una distancia interpersonal neta de 1 metro.

Los pequeños paneles divisorios entre los escritorios, fueron sustituidos e integrados con paneles de plexiglass, de 80 cm de alto.

Desde el escritorio individual se puede llegar al baño y a la sala para la pausa café, siguiendo los caminos del pavimento y evitando el cruce de flujos.

Vuelta al trabajo fase 2 | Reorganización open-space oficina

Vuelta al trabajo fase 2 | Reorganización open-space oficina

Baños

Fueron instalados, al lado del ingreso del baño y de la sala para la pausa, dos dispenser con el gel desinfectante para manos.

La puerta deslizante de acceso a los baños se automatizó, para evitar el contacto continuo de las manos con la manija. Los secadores eléctricos fueron sustituidos por las toallas de papel.

Sala de pausa café

En la sala se eliminó el pequeño sillón para aumentar el espacio de espera para los trabajadores, limitado igualmente a un máximo de 3 personas.

Otro dispenser con gel desinfectante se colocó al lado de la puerta, para poder higienizarse las manos antes de volver al puesto de trabajo. En el ingreso se fijaron carteles explicativos que ilustran a los trabajadores las medidas a adoptar.

Oficina del director

En este ambiente se eliminaron una silla delantera del escritorio y las dos poltronas al lado del sillón para poder respetar las distancias de seguridad, .

Sala de reuniones

Los 6 puestos originales de la sala de reuniones se redujeron a la mitad y se colocó un panel divisorio en la mesa central. Se instaló una gran pantalla, sobre uno de los lados cortos, para poder efectuar las reuniones en videoconferencia entre todos los trabajadores, incluso aquellos fuera de la sede.

En todos los ambientes de la oficina se fijaron pequeños carteles que indican las medidas de mitigación del riesgo de contagio de COVID-19 a respetar.

Reorganización de la sala de reuniones

Reorganización de la sala de reuniones

Material de apoyo para descargar gratuitamente

Descarga gratis todo el material que te puede ser útil para la reorganización de una oficina, en relación a las medidas de reducción del riesgo de contagio de COVID-19.

Archivo de proyecto

proyecto 3D realizado con Edificius

 

 

edificius
edificius