La conveniencia como real valor y medio de difusión en la tecnología BIM (Building Information Modeling)

El proceso BIM representa una revolución del sector de la construcción y es natural que la alteración de cualquier proceso de trabajo implique cargas y riesgos. ¿Qué puede entonces convencer a los distintos profesionales del sector a cambiar? El surgir de una “conveniencia” puede ser el único estímulo capaz de encuadrar la cuestión de forma adecuada.

Ya hemos hablado de este asunto por lo que se refiere a profesionales y empresas (Como adoptar el BIM en una oficina profesional).

Enfrentamos ahora la cuestión desde el punto de vista de los clientes.

Dichos clientes, privados o públicos que sean, están al principio de la cadena de producción y pueden ser los motores reales de este proceso.

La profunda crisis que estamos atravesando y la sensación de vivir en una fase de transición promueve la experimentación de nuevos métodos y procesos de producción.

El BIM, entonces, resulta ser muy interesante para este tipo de clientes que, a su vez, están en la posición mejor para aprovechar al máximo su adopción.

Ya a partir de la fase de estudio y configuración del proyecto, es posible valorar las maneras más eficientes de trabajar. Conducir un análisis espacial a través del estudio de las características volumétricas del edificio a ser construido (Imagen 1) o de la colocación del mismo en el contexto urbano en que estará colocado (Imagen 2 e Imagen 3), es una operación seguramente más fácil si se hace en un ambiente BIM.

Características volumétricas del edificio (Imagen 1)

Características volumétricas del edificio (Imagen 1)

Ubicación del entorno urbano (Imagen 2)

Ubicación del entorno urbano (Imagen 2)

Ubicación detallada entorno urbano (Imagen 3)

Ubicación detallada entorno urbano (Imagen 3)

De la misma forma es posible ejecutar rápidamente un análisis de la distribución funcional de los ambientes.Un ejemplo puede ser la connotación cromática de los mismos resultante de la tipificación de los objetos que constituyen el diseño (Imagen 4).

Distribución funcional de los ambientes (Imagen 4)

Distribución funcional de los ambientes (Imagen 4)

El BIM y la realidad virtual

Utilizando funcionalidades propias de la realidad virtual, integradas en algunos ambientes BIM, es posible “explorar” directamente los ambientes a ser diseñados ya a partir de la fase de concept . Esto permite identificar inmediatamente los eventuales cambios para hacer. Al mismo tiempo, permite a los usuarios finales (que generalmente no son del sector) comprender y evaluar, de forma simple y eficaz, los espacios diseñados (ver Imagen 5, Imagen 6 e Imagen 7).

La posibilidad de realizar simulaciones energéticas, estructurales, acústicas y de iluminación representa otro aspecto, típico de la tecnología BIM. Este permite al cliente alcanzar mejores objetivos de rendimiento para el inmueble, con los mismos recursos usados, y una mejor colocación en el mercado

Queda claro que la posibilidad de reducir los tiempos de retorno de las inversiones, así como la de contener los presupuestos destinados a los imprevistos, es el aspecto más interesante para cualquier tipo de cliente.

Estos objetivos se pueden lograr en un ambiente BIM gracias a las características intrínsecas de esta tecnología. La información siempre disponible, actualizada y no redundante o contradictoria, así como la ya mencionada posibilidad de obtener simulaciones en ambientes virtuales con inmediatas verificaciones de correcciones y/o cambios, reduce drásticamente imprecisiones y errores ocultos, las principales causas de retrasos e ineficiencias.

El BIM y los riesgos financieros

A reducir drásticamente los riesgos financieros del cliente contribuyen varios factores. Hay un ejemplo en la posibilidad de ejecutar varios intentos de proyecto obteniendo en tiempo real las variaciones de costo y tiempos. O también la posibilidad de redefinir la planificación de las obras siguiendo necesidades específicas. El resultado es  la consecuente certeza de llegar al mercado en los tiempos correctos y con un producto que satisfaga los requisitos identificados en el momento de la planificación de las inversiones.

El escenario así ofrecido en una óptica de planificación BIM resulta ser extremadamente interesante más del punto de vista financiero que del punto de vista técnico.

Desde el punto de vista técnico, serán los inversores los primeros en incentivar y dirigir en este sentido, teniendo en cuenta la mayor rentabilidad de las inversiones.

 

Clic aquí para ver más información de Edificius, el software BIM para el diseño arquitectónico de ACCA software