Realidad aumentada y realidad virtual: cómo ayudar al cliente a comprender mejor el proyecto