imagen de encabezado sobre el artículo de la segunda parte de las tecnologías emergentes del 2020 en el sector de la construcción

Tecnologías emergentes del 2020 en el sector de la construcción #2

Segunda parte del estudio de las principales tendencias del 2020 en tecnologías para la industria de la construcción según los expertos del sector # 2

Después del BIM, realidad virtual inmersiva y aumentada y las plataformas colaborativas (leer aquí), continuamos nuestro análisis sobre lo que, según los expertos, serán las diez principales tendencias en tecnologías de construcción para el año que acaba de comenzar.

En este artículo hablaremos sobre drones, la nube y tecnologías móviles, modularización e impresión 3D; tecnologías de las que se han hablado durante algunos años y que ya están presentes en las obras: los expertos creen que el 2020 será el año definitivo de su consagración y, por lo tanto, de su difusión masiva en la construcción.

Drones

Los drones son pequeños aviones a control remoto (el piloto puede estar en tierra o incluso en otro avión) y sin duda representan una de las creaciones tecnológicas más innovadoras de los últimos años.

Uno de los sectores en los que son decididamente útiles es el de la construcción, tanto en la fase de diseño de nuevos edificios como durante la realización de la obra. Quienes diseñan casas y edificios de todo tipo trabajan en dimensiones considerables, que también se extienden verticalmente. Un dron para levantamientos topográficos y para tomas fotográficas representa una ayuda tecnológica importante para realizar mediciones en el territorio y controles en obra.

Foto representativa del dron como tecnología emergente del sector de la construcción

 

Las inspecciones de obra con un dron equipado adecuadamente están cada vez más extendidas y en demanda. Según Goldman Sachs, las inspecciones de obra en el período de cuatro años entre 2016 y 2020 representan la aplicación más utilizada de la tecnología de drones, sistemas de aeronaves pilotadas a distancia, con una facturación total de aproximadamente 11 millones de dólares.

Esta es una operación que permite monitorear el progreso de la obra y realizar controles que garanticen la seguridad de la estructura; en menor medida para el diseño preliminar, control de calidad, proceso de licitación, prevención y mitigación de riesgos en el lugar de trabajo.

Los datos recopilados también se utilizan para la integración de mapas y modelos en la imparable tecnología BIM.

La velocidad de adquisición de datos, prácticamente en tiempo real, es la base de las razones que conducen a la adopción del dron en la construcción, lo que permite la acción oportuna sobre cualquier problema antes de que sea difícil de resolver y que afecte los costos y especialmente en la calidad de la obra.

Esquemáticamente, en el sector de la construcción, los drones muestran una utilidad evidente para:

  • realizar estudios aéreos para apoyar el diseño;
  • elaborar inspecciones y controles;
  • llevar a cabo el diagnóstico energético y de instalaciones;
  • verificar el funcionamiento de los sistemas fotovoltaicos;
  • realizar reportajes fotográficos;
  • supervisar la obra;
  • transportar materiales a la obra;
  • crear nuevos edificios.

Foto representativa del dron para el utilizo en la seguridad de obra como tecnología emergente del sector de la construcción

 

A medida que la tecnología de drones continúa desarrollándose rápidamente en su precisión con las lecturas, se necesitará aún menos participación humana.

Lee también “Inteligencia Artificial: descubramos la I.A. que reducirá los accidentes en obras de construcción

Nube y tecnología móvil

Entre las principales tendencias en tecnologías de construcción no podemos pasar por alto la nube. Hace solo unos años, la mayoría de la gente no sabía o no podía explicar qué era, hoy ya no es así.

De hecho, la mayoría de los dispositivos móviles pueden aprovechar la tecnología en la nube en cualquier lugar y en cualquier momento. Hay muchas grandes ventajas en esto, incluido el almacenamiento de cantidades casi ilimitadas de información que se pueden compartir instantáneamente con solo tocar un botón.

También en el sector de la construcción, la recuperación de la eficiencia y la productividad, el desarrollo del mercado y la mejora de los aspectos de seguridad, ya están comenzando a pasar por la posibilidad de hacer que toda la cadena de suministro sea inteligente y esté interconectada, transfiriendo datos e información a través de la red.

La nube permite compartir los datos de un sitio de construcción en tiempo real con todos aquellos que participan en la construcción de un edificio. La tecnología consiste en una herramienta de revisión para ingenieros y arquitectos, que digitaliza el proceso de revisión de diseño en proyectos de construcción y permite una mejor colaboración.

Trabajar en la nube en arquitectura, ingeniería y construcción, significa explotar sus habilidades de eficiencia y colaboración con el flujo de trabajo BIM.

 

Modularización e Impresión 3D

El uso de tecnologías digitales ya no puede detenerse en el trabajo del diseñador, sino que se convierte en un factor clave también en la obra, tanto para la gestión de recursos y materiales como para el control de los tiempos y la seguridad de los trabajadores.

Es por eso que la modularización y la impresión 3D se encuentran entre las principales tendencias en tecnologías de construcción, con un sector de construcción que se vuelve circular.

Se logran importantes ventajas en términos de tiempo, costos y productividad a través de un proceso racional de estandarización, modularización y prefabricación en un contexto organizado con alta eficiencia, en el que, los mismos trabajadores que trabajan en la obra, hoy trabajan mejor en la fábrica. Al transferir la producción al interior, reducimos los períodos de inactividad, generalmente debido a condiciones climáticas, y aumenta la precisión del producto final.

imagen representativa de la impresión 3D como tecnología emergente del sector de la construcción

 

Aquí está el desarrollo del diseño con módulos intercambiables y la evolución de los sitios de construcción, obtenidos por un lado al agregar una capa de inteligencia digital y por el otro transformándolo en un terminal de ensamblaje para la construcción off-site, realizada gran parte en fábrica, con importantes ventajas en términos de eficiencia e impacto ambiental.

Vinculados, y por lo tanto inicialmente limitados por la elección del material que podría usarse para la producción de componentes de cualquier naturaleza (principalmente plásticos, resinas y cerámicas), hoy el proceso de evolución tecnológica permite pasar este obstáculo, permitiendo también la impresión directa de materiales tradicionales. utilizado en la industria de la construcción, como arcillas, hormigones e incluso acero.

De acuerdo con los problemas modernos de ahorro de energía y sostenibilidad en el sector de la construcción, la impresión 3D tiene el potencial de alentar sustancialmente la optimización en la gestión de recursos y reducir los tiempos y costos de producción, así como el desperdicio de materias primas.

La impresión 3D de componentes estructurales y no estructurales, permite la producción directa en el sitio, así como la producción de piezas únicas, realizadas para el suministro específico con características particulares de diseño y acabado.

A continuación, indicamos uno de los últimos artículos sobre el tema tratados por Biblus BIM:

TECLA un hábitat eco-sostenible creado con impresión 3D

usbim-platform
usbim-platform