Los exoesqueletos comienzan a entrar en las obras de construcción: llevarán a cabo el trabajo repetitivo, monótono y más peligroso, dejando al ser humano desempeñar tareas que requieren más habilidad asegurando un menor riesgo para la salud

Al igual que los drones (ver el artículo anterior), los exoesqueletos están comenzando a utilizarse en muchos sitios de construcción.
Estamos hablando de un traje robótico que se adapta al cuerpo de un trabajador para mejorar su fuerza y su resistencia.
Entre sus principales características, permite al trabajador de levantar objetos pesados durante largos periodos, sin realizar un esfuerzo excesivo, evitando dolores de espalda y otros problemas musculares.

Exoesqueletos: ¿qué son?

Podemos definir el exoesqueleto como una estructura móvil, externa a un usuario, que mejora sus capacidades.
Por lo tanto, es una estructura que cubre total o parcialmente el cuerpo y puede funcionar con corriente.
Los exoesqueletos pueden ser activos si son motorizados, o pasivos cuando dan un soporte a las piernas, cuando el trabajador esta agachado.
En la industria de la construcción los exoesqueletos aumentan la movilidad del trabajador con el fin de mejorar la fuerza de elevación o reducir el esfuerzo, mejorando su desempeño en tareas repetitivas como las sentadillas, agacharse o caminar.

Exoesqueletos construcción

Exoesqueletos construcción

 

Los exoesqueletos en las obras de construcción

Puede que no sea claro a primera vista, pero la tecnología robótica ya se está utilizando en la construcción.
Por ahora, su aplicación es mínima y altamente especializada como en la digitalización y en el Grade Control una tecnología de nivelación. Pero todo está destinado a cambiar.

El auge de tecnologías como la inteligencia artificial y la digital móvil por nombrar algunas, son la base para el desarrollo de la futura generación de robots ayudantes en el sector (exoesqueletos).

Queda por determinar si los robots simplemente aumentarán, cambiarán o fundamentalmente reemplazarán en su totalidad a los trabajadores. Las anteriores generaciones de robots tecnológicos unieron estos tres elementos según su relación con las actividades de construcción.
Según algunos estudios “La oportunidad de crecimiento de los robots en el sector de la construcción es gigantesca”: la previsión es que el mercado de los exoesqueletos robóticos llegará a 1,8 billones de dólares en el 2025, en comparación a 68 millones de dólares del 2014 (fuente: ABI Research).

Exoesqueletos construcción

Exoesqueletos construcción

Los sitios de construcción del futuro… ‘próximamente’

Los exoesqueletos son destinados a expandir la aplicación de la tecnología en diversos campos, incluido el de la construcción.

Existen numerosas empresas que los fabrican, para sectores como el de la medicina y el de la construcción: producen exoesqueletos separados piernas, espalda y columna, y también la versión completa, un traje robótico.

Con los exoesqueletos será posible enfrentar los desafíos presentes en el sector, como son: la seguridad, la productividad, la planificación y la realización puntual.

Aunque los robots en la construcción ya se han utilizado (parcialmente), siguen siendo en gran parte tecnologías de nueva generación.
Se implementarán cada vez más después de que hayan demostrado su utilidad en el sector, estando todavía en una fase de desarrollo y evolución.

Descubre Edificius, el software para el diseño arquitectónico BIM