Home » BIM y Eficiencia energética » Aislamiento del intradós del suelo: técnicas y materiales

Aislamiento del intradós del suelo: técnicas y materiales

Descubre la importancia del aislamiento del intradós del suelo en las losas con el consiguiente ahorro energético, confort habitacional y reducción de ruidos

En el ámbito del diseño y construcción de edificios, la atención a la eficiencia energética y al confort habitacional se está volviendo cada vez más crucial. Uno de los aspectos fundamentales a considerar en este contexto es el aislamiento del intradós del suelo, una técnica destinada a mejorar tanto el rendimiento energético como el bienestar de los ocupantes.

En este artículo, exploraremos en detalle los conceptos básicos de este tipo de aislamiento, los materiales aislantes más comunes, así como los beneficios, los métodos de instalación y las consideraciones prácticas a tener en cuenta.

Finalmente, podrás ver un video que te permitirá descubrir cómo, utilizando un software de cálculo energético, puedes optimizar la fase de diseño obteniendo resultados más confiables.

Inserción de aislamiento del intradós del suelo por un trabajador

Inserción de aislamiento del intradós del suelo por un trabajador

Definición y papel del aislamiento del intradós del suelo

El aislamiento del intradós del suelo es una técnica fundamental en el ámbito de la construcción, destinada a mejorar la eficiencia energética y el confort habitacional de los edificios. Esta práctica consiste en aplicar una capa de material aislante en la parte inferior de una losa, es decir, el lado orientado hacia el interior de los espacios habitados. Su objetivo principal es limitar la transmisión de calor entre los diferentes espacios de un edificio. Esto contribuye a crear un ambiente interno más saludable, confortable y energéticamente eficiente.

Además, este tipo de aislamiento contribuye significativamente a mantener una temperatura confortable en el interior de los espacios habitables. Lo que limita las pérdidas de calor a través de la losa durante los meses más fríos y reduciendo la entrada de calor durante los períodos de verano. Esto no solo conlleva un ahorro económico para los propietarios de los edificios, sino que también ayuda a reducir el impacto ambiental relacionado con la producción de energía.

Materiales aislantes comunes y sus propiedades

En el ámbito del aislamiento del intradós del suelo, existen varios materiales aislantes comúnmente utilizados, cada uno con características únicas que los hacen adecuados para situaciones y necesidades específicas. La elección del material aislante adecuado depende de varios factores, como la conductividad térmica, la resistencia a la humedad y las propiedades fonoabsorbentes.

De todos modos, la elección del material aislante más adecuado depende de las necesidades específicas del edificio, las condiciones ambientales circundantes y las preferencias del propietario. Antes de tomar una decisión, es recomendable consultar a un profesional del sector para evaluar las opciones disponibles y garantizar la máxima eficiencia energética y confort habitacional.

A continuación, exploraremos algunos de los materiales más comunes y sus propiedades:

1. Lana de vidrio

Este material aislante está compuesto por fibras de vidrio delgadas y flexibles, lo que lo hace ligero y fácil de instalar. La lana de vidrio ofrece una excelente resistencia al fuego y a altas temperaturas, y es particularmente efectiva en la reducción de la transmisión de calor y sonido.

2. Lana de roca

Similar a la lana de vidrio, la lana de roca está compuesta por fibras minerales obtenidas de rocas volcánicas. Es resistente a la humedad y al moho, y se utiliza frecuentemente en entornos sujetos a condiciones climáticas adversas.

3. Poliestireno expandido (EPS)

También conocido como poliestireno, es ligero, resistente y tiene una alta capacidad aislante. Está disponible en forma de paneles rígidos o en forma de gránulos para insuflado, y se utiliza ampliamente para el aislamiento.

4. Poliuretano expandido (PUR)

El poliuretano expandido es un material aislante versátil, conocido por su excelente capacidad de aislamiento térmico. Está disponible en forma de espuma rígida o en spray, y es adecuado para el aislamiento de losas y paredes.

5. Fibra de madera

Este material natural se obtiene del procesamiento de la madera y ofrece excelentes propiedades aislantes térmicas y acústicas. Es ecológico, biodegradable y contribuye a regular la humedad en los espacios interiores.

6. Hormigón celular

Fabricado a través de un proceso de autoclave, el hormigón celular es ligero, resistente y ofrece una excelente resistencia térmica. Es adecuado para el aislamiento de losas y paredes, especialmente en entornos expuestos a variaciones térmicas elevadas.

Isolante inserito nell'intradosso di un solaio

Isolante inserito nell’intradosso di un solaio

Métodos de instalación y consideraciones prácticas

La instalación del aislamiento en el intradós del suelo requiere atención a los detalles y la adopción de las precauciones adecuadas para garantizar un ambiente interno saludable, confortable y energéticamente eficiente. También requiere una planificación cuidadosa y la adopción de las técnicas apropiadas. Veamos cuál puede ser el método de instalación y cuáles son las consideraciones prácticas a tener en cuenta:

Aplicación de paneles aislantes directamente debajo de la losa

Este método puede hacerse con la aplicación directa del aislante en la cara de la losa con la ayuda de adhesivos y/o anclajes específicos. Sin embargo, puede ser realizado de manera menos directa, con el uso de estructuras, por ejemplo, de madera que permiten «encajar» y sostener el material aislante (generalmente este método se utiliza para materiales fibrosos). Una vez colocado el material aislante en paneles, es importante garantizar una correcta adherencia y sellado para evitar pérdidas térmicas e infiltraciones de aire.

Consideraciones prácticas

Durante la instalación del aislamiento en el intradós del suelo, es fundamental tener en cuenta algunas precauciones para garantizar un resultado óptimo y prevenir problemas futuros:

  • prevención de la humedad y condensación – es importante asegurarse de que el sistema de aislamiento en el intradós del suelo esté diseñado para prevenir la formación de humedad y condensación. Esto se puede lograr utilizando materiales aislantes que resisten la humedad y garantizando una ventilación adecuada del ambiente interior;
  • sellado adecuado – es esencial sellar cuidadosamente todas las juntas y aberturas alrededor de los paneles aislantes o de los puntos de inyección para evitar infiltraciones de aire y pérdidas térmicas. Un buen sellado contribuirá a mejorar la eficiencia energética general del edificio;
  • verificación de la integridad estructural – antes de proceder con la instalación del material aislante, es recomendable verificar la integridad estructural de la losa y del piso para garantizar que sean capaces de soportar el peso adicional del material aislante. Si es necesario, es importante reforzar la estructura para evitar problemas de carga excesiva.
  • monitoreo constante – una vez completada la instalación del aislante, es recomendable monitorear constantemente las condiciones del ambiente interior para detectar posibles signos de humedad, condensación o deterioro del material aislante. En caso de problemas, es importante intervenir de manera oportuna para evitar daños más graves en el edificio.

Ventajas del Aislamiento del intradós del suelo

El Aislamiento del intradós del suelo ofrece una serie de ventajas significativas que impactan positivamente tanto en el rendimiento energético como en el confort habitacional de los edificios.

1. Reducción de los costes energéticos

El aislamiento de la losa desempeña un papel crucial en la reducción de los costes energéticos asociados con la calefacción y refrigeración de los espacios. Al mantener una temperatura más constante en el interior de los espacios habitables, el aislamiento reduce la necesidad de utilizar sistemas de calefacción y aire acondicionado, contribuyendo así a una disminución significativa de las facturas energéticas.

2. Mayor confort habitacional

Otra ventaja de esta práctica es la mejora del confort habitacional. Al reducir la transmisión de calor y ruido entre los diferentes pisos de un edificio, el aislamiento crea un ambiente más tranquilo y agradable para los ocupantes. Esto significa que los residentes pueden disfrutar de una mayor privacidad y tranquilidad en sus espacios habitacionales, sin ser molestados por ruidos provenientes de otros ambientes.

3. Uniformidad de la temperatura

El aislamiento del intradós del suelo también contribuye a mantener una temperatura más uniforme dentro del edificio. Esto significa que ya no habrá variaciones significativas de temperatura entre las diferentes habitaciones o pisos del edificio, creando un ambiente más confortable para los ocupantes.

4. Mejor control de la humedad

Otra ventaja del aislamiento es su papel en la regulación de la humedad dentro del edificio. Un aislamiento adecuado puede ayudar a prevenir la formación de condensación en las superficies interiores. Esto reduce el riesgo de moho y daños estructurales causados por la humedad. Por lo tanto, significa que los ocupantes del edificio pueden disfrutar de un ambiente más saludable y seguro.

Video de un software de cálculo energético

A continuación, puedes ver un video que te muestra cómo funciona un software de cálculo energético, para que puedas proceder, entre otras cosas, en el diseño del aislamiento del intradós de una losa de manera correcta.

termus-plus
termus-plus