Home » BIM y Eficiencia energética » ¿Qué es la arquitectura regenerativa?

arquitectura regenerativa

¿Qué es la arquitectura regenerativa?

Descubre cómo la arquitectura regenerativa crea espacios que mejoran las condiciones ambientales y promueven el bienestar mental de las personas

El mundo de la arquitectura se enfrenta a la emergencia climática, considerando que el 40% de las emisiones globales de carbono provienen del entorno construido. En respuesta a este desafío, entra en juego la arquitectura sostenible, pero a menudo se detiene solo en el concepto de «sostener». Ahora exploramos un enfoque más ambicioso y visionario: la arquitectura regenerativa.

Para abrazar este tipo de arquitectura, gestionar los recursos ambientales y crear espacios que apoyen el bienestar de los usuarios, es necesario utilizar una herramienta para el análisis energético. Al final del artículo, encontrarás un video que te muestra cómo usar estas herramientas de manera óptima.

Diseño regenerativo y concepción de la ciudad

Diseño regenerativo y concepción de la ciudad

La arquitectura regenerativa: restaurando la armonía entre el entorno construido y la naturaleza

La arquitectura regenerativa, inspirada en los principios de regeneración conocidos en biología, representa un enfoque revolucionario en el campo de la construcción sostenible. Estos principios, originalmente asociados con la capacidad de renovar tejidos y ecosistemas en organismos vivos, se adoptan para moldear la forma en que diseñamos, construimos y vivimos en entornos construidos.

Fundamentos biológicos de la regeneración

La biología nos enseña que la regeneración es el proceso mediante el cual los organismos pueden renovar, restaurar o hacer crecer tejidos dañados. Este concepto, que encuentra aplicación en campos como la medicina y la ecología, ahora está en el centro de la arquitectura regenerativa. En otras palabras, se trata de adoptar una mentalidad biológica en el diseño de los espacios en los que vivimos.

Integración del mundo natural

Lo que distingue a la arquitectura regenerativa es su profundo compromiso con el mundo natural. No se trata solo de diseñar edificios que respeten el entorno circundante, sino de integrar activamente elementos naturales en la propia generación de la arquitectura. Árboles, plantas, cursos de agua y otras características naturales se convierten en parte integral del proceso de diseño, contribuyendo a crear espacios armoniosos y sostenibles.

Enfoque visionario

La esencia de la arquitectura regenerativa radica en un enfoque visionario. No se trata solo de resolver problemas inmediatos, sino de comprender y anticipar las dinámicas a largo plazo entre el entorno construido y la naturaleza. Esto requiere un diseño que vaya más allá de la mera funcionalidad de los edificios, considerando cómo pueden contribuir al restablecimiento y mantenimiento de los equilibrios naturales.

Restauración de los procesos ambientales

La arquitectura regenerativa no se limita a una mera coexistencia pasiva con el entorno. Más bien, tiene como objetivo restaurar activamente los procesos del entorno natural. Esto podría incluir la creación de espacios verdes que fomenten la biodiversidad, la gestión sostenible del agua y la adopción de soluciones arquitectónicas que reflejen y respalden los ciclos naturales.

Implicaciones sociales y económicas

Este enfoque no se trata solo del entorno, sino que también tiene implicaciones sociales y económicas significativas. La arquitectura regenerativa puede contribuir a crear comunidades más conectadas con la naturaleza, mejorar la calidad de vida y, al mismo tiempo, promover una economía sostenible a través de soluciones innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.

Diseño regenerativo

La comparación entre el diseño regenerativo y el diseño sostenible revela una diferencia crucial en la arquitectura contemporánea. Mientras ambos tienen como objetivo reducir el impacto ambiental de los edificios, el diseño regenerativo se distingue por su audaz aspiración de superar los límites de la mera sostenibilidad.

El diseño regenerativo representa una metodología innovadora que apunta a la reactivación y renovación del entorno mediante la creación de sinergias entre las necesidades sociales y el respeto por el entorno natural. Este enfoque evoluciona a partir de los principios del desarrollo sostenible, incorporando aspectos como la responsabilidad ambiental, la justicia social y la eficiencia económica.

La teoría del diseño regenerativo

Los fundamentos teóricos de esta práctica se centran en el nivel comunitario, haciendo hincapié en la generación y el reciclaje de energía y materiales a través de procesos naturales. John T. Lyle ha propuesto doce estrategias clave para la realización de proyectos regenerativos, incluyendo el uso de la naturaleza como modelo y contexto, la agregación en lugar del aislamiento, el logro de un equilibrio óptimo, la armonización entre tecnología y necesidades, y la gestión sostenible de recursos.

Estos principios se han convertido en la base para desarrollar un marco metodológico que incluye parámetros para la evaluación del rendimiento energético, regulaciones (como EPBD y EMAS), estándares de certificación (como LEED, LCA, ICMQ) y conceptos de diseño bioclimático.

Objetivos

El objetivo a largo plazo es proporcionar pautas de diseño para la coevolución armoniosa de los sistemas en intervenciones de rehabilitación energética urbana. Esto se traduce en mejoras en términos de viabilidad tecnológica, rendimiento, sostenibilidad y calidad, con el objetivo de recuperar la identidad urbana y promover la inclusión social y la accesibilidad.

Desafíos y viabilidad

Un aspecto crítico de la aplicación del diseño regenerativo es el desafío de la viabilidad económica y la incertidumbre sobre el rendimiento futuro de los edificios. A pesar de numerosos ejemplos a escala urbana, la implementación a nivel de edificios individuales sigue siendo compleja, especialmente en términos de autosuficiencia.

Este enfoque contribuye a la mejora social a través de la participación activa de los usuarios, enfatizando la relación entre aspiraciones, necesidades y resultados de diseño, y fortaleciendo el sentido de pertenencia e identidad.

Requisitos del diseño regenerativo

En resumen, el diseño regenerativo requiere un cambio de perspectiva, desplazando la atención de los objetos a las relaciones para garantizar la estabilidad de los ecosistemas basados en la biodiversidad y la complejidad de sus redes. En este contexto, los edificios se convierten en catalizadores de cambios positivos, funcionando como sistemas vivos integrados en su hábitat y promoviendo interacciones beneficiosas entre el entorno construido, el mundo viviente y los seres humanos.

Ejemplo de diseño regenerativo en la sede de ACCA software

Ejemplo de diseño regenerativo en la sede de ACCA software

Limitar vs. reintegrar

El diseño sostenible se centra en un uso responsable de los recursos, buscando limitar su uso y minimizar el impacto ambiental. Por otro lado, el diseño regenerativo, como se ha dicho, va más allá, aspirando a reintegrar activamente los recursos en el entorno construido. Esta aspiración representa un cambio fundamental de paradigma: no solo limitar los daños, sino contribuir activamente a la regeneración del entorno.

Arquitectura como extensión del lugar

En el diseño regenerativo, la arquitectura deja de ser solo una estructura aislada y se convierte en una extensión del lugar donde se encuentra. Esto implica una interacción profunda con el sitio específico, considerando no solo el aspecto funcional de los edificios, sino también su relación con la topografía, la flora, la fauna y el ecosistema circundante. Esto se logra mediante la creación de corredores ecológicos, la conservación de hábitats naturales o la promoción de espacios verdes que actúen como santuarios para la biodiversidad. La arquitectura se convierte así en un elemento orgánico del paisaje.

Arquitectura regenerativa y diseño

Arquitectura regenerativa y diseño

Pensamiento sistémico en arquitectura

La arquitectura contemporánea está abrazando cada vez más el enfoque sistémico como un pilar fundamental en el diseño de entornos regenerativos. Este paradigma, conocido como pensamiento sistémico, transforma radicalmente la percepción de los edificios, concebiéndolos no como entidades aisladas, sino como nodos interconectados en una amplia red de relaciones sociales, ambientales y empresariales. Veamos cómo se traduce el pensamiento sistémico en la arquitectura, enfatizando la necesidad de una visión holística e integrada.

Los arquitectos, al integrar las dinámicas del microclima y del suelo en el diseño, buscan crear edificios que no solo se adapten al entorno circundante, sino que contribuyan activamente a su equilibrio. Esta concepción del edificio como parte de un sistema natural, representa un avance respecto al diseño tradicional. El pensamiento sistémico requiere una comprensión profunda de cómo un edificio interactúa con el microclima local. La forma, la orientación y los materiales del edificio deben estudiarse cuidadosamente para optimizar el uso de los recursos naturales, como la luz solar y la ventilación. Esta interacción sinérgica no solo mejora la eficiencia energética del edificio, sino que también contribuye a la creación de un microambiente saludable y sostenible.

Integración en el contexto

Además de considerar el impacto ambiental directo de un edificio, se tienen en cuenta las conexiones sociales y, eventualmente, comerciales que este genera. Esta perspectiva integrada ayuda a crear edificios que no solo se integran armoniosamente en su contexto físico, sino también en el contexto social y económico más amplio. En el contexto del pensamiento sistémico, el arquitecto asume el papel de sistémico, considerando las múltiples variables y relaciones involucradas en el diseño de un edificio. Esta evolución del rol profesional requiere habilidades multidisciplinarias y una colaboración más estrecha con profesionales de sectores relacionados, como ingenieros ambientales y paisajistas.

La necesidad de una arquitectura regenerativa

El concepto de arquitectura regenerativa, que ha surgido como respuesta a los retos medioambientales, representa un tipo de diseño que funciona como un sistema de circuito cerrado. Desde esta perspectiva, los edificios adquieren autonomía para recoger y utilizar recursos, autoabastecerse y eliminar residuos. Aunque la naturaleza se presenta como el arquetipo del diseño regenerativo, la tecnología moderna ofrece oportunidades para su plena aplicación.

El diseño pasivo, fundamental para la arquitectura regenerativa, encuentra ejemplos en el pasado, como los antiguos edificios del suroeste americano. Éstos demuestran la posibilidad de garantizar el confort sin necesidad de calefacción, ventilación y aire acondicionado, gracias a técnicas de diseño pasivo como orientar el edificio para obtener la máxima exposición y ventanas estratégicas para la ventilación natural.

Para lograr una conexión más profunda con el medio ambiente, la arquitectura regenerativa integra flora autóctona tanto en el interior como en el exterior de los edificios. Las plantas autóctonas, adaptadas al clima local, ofrecen ventajas como sobrevivir sin agua adicional y fomentar la presencia de especies autóctonas, contribuyendo al equilibrio del ecosistema. El uso de plantas autóctonas también en los tejados, como en las cubiertas verdes, reduce los niveles de CO2 y mitiga el efecto de isla de calor en las zonas urbanas.

Nuevas tecnologías para la autosuficiencia

La arquitectura regenerativa mira a las nuevas tecnologías para asegurar la autosuficiencia. Se configura como un enfoque vanguardista en el diseño de espacios habitables. Su implementación responde a las necesidades contemporáneas de sostenibilidad. Además, traza un camino hacia edificios que, al igual que la naturaleza misma, participan activamente en el ciclo regenerativo del medio ambiente.

La necesidad de una arquitectura regenerativa subraya la importancia de un compromiso colectivo. Arquitectos, urbanistas y la sociedad en su conjunto deben colaborar para crear entornos construidos que respondan a las necesidades actuales y contribuyan positivamente a la salud de nuestro planeta y de las generaciones futuras.

¿Qué herramienta utilizar para una arquitectura regenerativa?

Aquí puedes ver el video en donde presentamos el software energético BIM para el análisis y la simulación energética dinámica de los edificios con EnergyPlus™. Con este software obtendrás una excelente herramienta para gestionar los recursos ambientales y crear espacios que apoyen el bienestar de los usuarios.

termus-plus
termus-plus