Home » BIM en la construcción » Barandillas para andamios: características y requisitos

Barandillas para andamios

Barandillas para andamios: características y requisitos

Las barandillas para andamios son una medida de protección para trabajos en altura. Descubre cuándo deben ser instaladas y a qué altura

Los trabajos en altura exponen a los trabajadores al riesgo de caídas desde lo alto. Para garantizar su realización de manera segura, es indispensable:

  • determinar previamente la naturaleza y magnitud de los riesgos;
  • planificar las actividades;
  • adoptar metodologías de trabajo adecuadas;
  • y seleccionar los equipos, estructuras provisionales (andamios) y dispositivos de protección colectiva e individual más apropiados.

Las barandillas superiores para andamios que cumplen ciertos requisitos pueden ser utilizadas para este propósito.

Durante el montaje, desmontaje y todo el período de uso del andamio, se deben respetar y aplicar una serie de precauciones y normas estructurales específicas establecidas por la normativa.

Para garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad de los andamios y simplificar el proceso de verificación necesario para estas operaciones, puedes utilizar un software de diseño de andamios 2D y 3D. Este, mediante un catálogo de objetos BIM y un input 3D avanzado, te permite diseñar el andamio que tienes en mente con la máxima libertad de diseño. Además, será posible incluir las barandillas para andamios en fachadas frontales y posteriores.

¿Qué es la barandilla para andamio?

La barandilla para andamio es un dispositivo de protección colectiva destinado a proteger a personas y/o cosas contra caídas desde lo alto. En general, se posicionan donde haya un desnivel de altura significativo que exponga al trabajador al riesgo de caída desde una altura superior a 2 m respecto a un plano estable (trabajos en altura).

La barandilla está compuesta por al menos dos montantes en los que se fijan el larguero principal, el larguero intermedio y el rodapié realizados con diferentes materiales (por ejemplo, madera, acero, etc.).

La barandilla debe cumplir las siguientes condiciones:

  • construida con material rígido y resistente en buen estado de conservación;
  • constituida por al menos dos largueros, siendo el intermedio colocado aproximadamente a mitad de distancia entre el larguero superior y el suelo;
  • construida y fijada de manera que pueda resistir, en su conjunto y en cada una de sus partes, el máximo esfuerzo al que puede estar sometida, teniendo en cuenta las condiciones ambientales y su función específica.

Barandilla superior del andamio

La barandilla superior es aquella del último piso del andamio fijada a dos montantes superiores. También puede servir como sistema de protección de los bordes de una cubierta si cumple con los requisitos de rendimiento y geometría adecuados.

Requisitos de rendimiento para la barandilla superior de un andamio

El andamio, utilizado como protección para actividades en cubiertas, debe ser capaz de:

  • resistir las acciones de diseño debidas al uso habitual como andamio;
  • evitar que las personas y/o cosas caigan o resbalen del andamio, desde el tejado hacia la protección utilizada (detención de caídas);
  • absorber la energía cinética de personas y/o cosas que caigan o resbalen desde la cubierta, en el momento del impacto contra la protección;
  • resistir las combinaciones de acciones que tengan en cuenta el doble uso.

Requisitos geométricos para barandillas superiores

El andamio, utilizado como protección para actividades en cubiertas, debe incluir, en el último piso, al menos los siguientes elementos:

  • montante superior para cada lado corto del andamio;
  • número suficiente de largueros para evitar el paso de personas y cosas; alternativamente a los largueros, una protección continua;
  • rodapié para cada sección del andamio;
  • plataforma;
  • anclaje a la obra servida para cada lado corto del andamio, en el último piso del andamio, duplicarla hacia abajo a lo largo del montante.
certus-scaffolding
certus-scaffolding