BIM Facility Management

BIM Facility Management: el poder del BIM en la gestión de activos

El BIM Facility Management es la aplicación del BIM para procesos de gestión y mantenimiento de construcciones. Descubre cómo el BIM mejora la gestión de activos

Si crees que el Building Information Modeling es un proceso que solo puede optimizar los flujos de diseño y construcción de una edificación, es probable que aún no conozcas todos los beneficios que el BIM ofrece en la siguiente fase de gestión y mantenimiento del activo.

¿Tienes curiosidad por saber cuáles son estos beneficios? Si nunca has oído hablar del BIM Facility Management, o simplemente quieres profundizar sobre el tema, a continuación podrás descubrir el significado y las potencialidades de esta expresión, y comprender cómo el BIM contribuye a la gestión operativa de edificios e infraestructuras.

¿Qué es el BIM Facility Management?

El BIM Facility Management se refiere a la integración entre BIM y las actividades de gestión de estructuras, y prevé la aplicación de la metodología BIM a los procesos de gestión y mantenimiento de una obra construida.

El ciclo de vida de cualquier obra del sector de la construcción se desarrolla según una secuencia ordenada de fases, que pueden ser esquematizadas en:

  1. diseño
  2. construcción;
  3. gestión y mantenimiento;
  4. conversión o desmantelamiento.

El Facility Management comienza en el momento en que termina la fase de construcción, e incluye todas las actividades necesarias para mantener inalterado en el tiempo un nivel de eficiencia adecuado para cumplir con las funciones para las que fue diseñado el edificio.

Facility Management en el proceso BIM

Facility Management en el proceso BIM

 

El objetivo principal del Facility Management es garantizar una gestión óptima del activo con especial referencia a los equipos, a los espacios y a las instalaciones que contiene. Las actividades previstas son de naturaleza técnica y de gestión; dichas actividades incluyen el mantenimiento, la reestructuración, la gestión de los contratos, la gestión del patrimonio, etc.

Todas estas actividades son gestionadas por el Facility Manager y se basan en la adquisición, producción y conservación de un número consistente de documentos y elaborados, que necesitan ser constantemente actualizados y compartidos.

El BIM tiene el poder de facilitar la gestión de todas estas actividades a través del modelo digital de la construcción. El modelo BIM, de hecho, puede enriquecerse con todos los datos significativos y convertirse en una especie de archivo del edificio al que el Facility Manager puede acceder fácilmente y consultar para tomar decisiones de manera más rápida y eficiente.

¿Qué dimensiones BIM ayudan al Facility Management de un edificio?

En el ámbito internacional el Facility Management se asocia generalmente al BIM 7D que representa la dimensión dedicada a la gestión y mantenimiento de las obras construidas.

Esta dimensión asume un papel de fundamental importancia para los Facility Manager que, gracias a la información contenida en el modelo BIM, podrán identificar más fácilmente las características físicas y funcionales de la estructura. Además, la integración entre BIM y Facility Management permite:

  • aumentar la colaboración entre los actores involucrados;
  • mejorar los procesos de toma de decisiones;
  • reducir el tiempo y los costes asociados a las intervenciones;
  • hacer que el mantenimiento sea más inteligente y eficaz;
  • optimizar la planificación de los espacios;
  • reducir el consumo de energía y mejorar la seguridad de los usuarios;
  • identificar posibles problemas críticos.
Beneficios BIM Facility Management

Beneficios BIM Facility Management

¿Qué modelo BIM incluye el Facility Management?

El modelo utilizado en la fase de gestión y mantenimiento de los activos se llama modelo “As Built”; este tiene como objetivo principal documentar la realidad construida.

De hecho, este modelo representa la construcción tal y como ha sido efectivamente realizada; este modelo se actualiza constantemente en función de las intervenciones efectuadas a lo largo de su vida útil.

El modelo As Built, además de indicar la ubicación exacta de los elementos (como muebles, equipos, dispositivos, tuberías, conductos, etc.), contiene una serie de información útil para apoyar la actividad del Facility Manager (manuales, fichas técnicas, etc.).

Cuando se integra con sistemas que permiten detectar en tiempo real el estado del edificio (IoT), este modelo se transforma en un verdadero gemelo virtual de la obra (Digital Twin); por lo tanto, nos permite interactuar con la realidad circundante.

Gracias a esta interacción, los Facility Managers pueden simular el comportamiento de la construcción y adoptar soluciones de gestión más eficientes.

¿Cómo se utiliza el BIM en el Facility Management?

Uno de los aspectos más representativos del BIM es su carácter colaborativo, que busca la participación de todas las partes interesadas desde el principio del proceso. Esta es precisamente una de las potencialidades del BIM que se explota dentro de las actividades del Facility Management.

De hecho, en los procesos BIM, a diferencia del enfoque tradicional, las personas encargadas de la gestión del facility colaboran con el equipo de diseño; esto permite contribuir a la planificación de los activos proporcionando; por ejemplo, información útil sobre la elección de los materiales, la organización del espacio, tipo de equipos e información requerida para el mantenimiento. Todo esto se traduce en una reducción significativa del tiempo y de los costes de gestión de la construcción.

Si te ocupas del Facility Management te aconsejo que utilices inmediatamente un BIM facility management, que te permite gestionar las actividades relacionadas con el mantenimiento donde quiera que estés y sin la necesidad de instalar ningún software, aprovechando todas las ventajas de la metodología BIM.

Un software BIM facility management permite, gracias a la integración del BIM con sistemas dedicados a la gestión del mantenimiento, interactuar directamente con el Digital Twin del edificio; de esta manera, enriquece el modelo con toda la información necesaria y permite formular planes de mantenimiento más adecuados.

Una enorme contribución del BIM en la gestión de las instalaciones reside también en la posibilidad de poder integrar los modelos BIM con sistemas inteligentes (BIM-IoT platform).  De esta manera, el Facility Manager puede monitorear el rendimiento y el consumo del edificio durante su vida útil y evaluar soluciones alternativas más sostenibles.

usbim
usbim