Home » CDE y plataformas colaborativas » BIM y sector de la construcción: superando la fragmentación del sector AECO

BIM y sector de la construcción

BIM y sector de la construcción: superando la fragmentación del sector AECO

Descubre cómo el IFC, el BIM y el openBIM pueden revolucionar la gestión de datos y procesos en el sector de la construcción. Profundiza sobre las clases, relaciones y propiedades, y cómo se traduce todo en un gemelo virtual.

En el mundo de la ingeniería y la construcción, la adopción de nuevas tecnologías es fundamental para mejorar la eficiencia y la gestión de proyectos. El BIM, el openBIM y el IFC son métodos y estructuras de datos que logran garantizar uniformidad en la descripción informativa de una construcción y el proceso de intercambio de datos asociado a ella.

Esto asegura que cualquier persona pueda comprender de inmediato cuál es la información relacionada con una obra y cuáles son los procesos correctos y las fases de su implementación. Son elementos que permiten superar la fragmentación que siempre ha caracterizado el sector de la construcción. En este artículo, exploraremos el uso de IFC (Industry Foundation Classes), BIM (Building Information Modeling) y openBIM para optimizar la estructuración de datos y procesos en el sector de la construcción.

BIM y sector de la construcción: estructura de datos con IFC

El IFC es un formato estándar abierto para el intercambio de datos BIM. Este tiene como objetivo facilitar la colaboración entre los diferentes actores del sector de la construcción. Dicho formato permite producir archivos que contienen información geométrica de varios componentes de construcción «simples». Esta incluye todos los datos asociados al componente e información alfanumérica que especifica parámetros, propiedades físicas e información de construcción de toda la obra.

Toda la información que pertenece al archivo se organiza a través de sistemas de clasificación que dividen y distribuyen los objetos en categorías y subcategorías.

Clases en IFC

El IFC funciona a través de una serie de clases que recopilan las características específicas de varios elementos: estas clases pueden representar objetos, relaciones o propiedades. En otras palabras, las diversas clases de objetos describen los componentes (reales) de una construcción, como paredes, losas, ventanas, etc.

Estos objetos están interconectados a través de relaciones y se caracterizan por atributos o parámetros específicos. Por ejemplo, uno de ellos es un código de clasificación, que pertenece a un sistema de clasificación predefinido.

Además, entre los sistemas de clasificación más conocidos se encuentran SfB, UniFormat, MasterFormat, UniClass y OmniClass. En el breve video que sigue, podemos ver la clasificación OmniClass: para qué sirve, cómo utilizarla para clasificar y agregar información a las entidades de un modelo IFC, cómo hacerlo con un editor en línea.

Para obtener más información sobre la clasificación IFC, lee el artículo «IFC y los sistemas de clasificación en la construcción«.

Atributos y Property Set

Por otro lado, en el IFC, son las propiedades las que determinan la naturaleza de los elementos a través de las diversas posibles relaciones entre las entidades. De hecho, los objetos se describen mediante atributos y property set que definen las características de los objetos, permitiendo una descripción detallada de su comportamiento. Por ejemplo, un muro podría tener atributos que indiquen su grosor, material y posición en el proyecto. Si estás interesado en profundizar en este tema y saber todo sobre qué es un IfcPropertySet, para qué sirve, cómo puedes agregar o modificar propiedades a tus objetos IFC, te recomiendo leer el artículo «IfcPropertySet: las propiedades de los objetos IFC«.

Relaciones entre objetos

Las relaciones en IFC representan los vínculos y las reciprocidades entre los objetos. Estas relaciones son fundamentales para comprender cómo interactúan los diversos elementos de una construcción. Por ejemplo, un muro puede estar conectado a un piso, indicando su posición dentro del edificio.

Implementar el openBIM en el sector de la construcción

El openBIM es un enfoque de trabajo basado en estándares abiertos y la interoperabilidad entre las disciplinas especializadas que intervienen en el ciclo de vida de una obra. Por lo tanto, es un enfoque que busca mejorar la colaboración entre los diferentes actores involucrados en un proyecto y es fundamental para estandarizar la información y los procesos.

Estandarización de la información

El objetivo principal del openBIM es estandarizar la información generada durante el diseño y la construcción de un edificio. Esto significa que los datos están estructurados de manera uniforme, facilitando el acceso y la interpretación por parte de todas las partes interesadas: una interoperabilidad sin interrupciones garantiza el intercambio confiable y la gestión optimizada de datos, mejorando la eficiencia del proyecto.

Estandarización de procesos

El openBIM no se limita a la estandarización de la información, sino que también busca regular los procesos de intercambio de información y la colaboración entre equipos diferentes. Al permitir una sinergia entre diferentes fases del proyecto y mejorar la comunicación y la eficiencia a través de datos interconectados y compartidos en tiempo real, el openBIM garantiza una gestión más eficiente de los proyectos y una mayor calidad de la información producida.

Para implementar con éxito el openBIM en empresas de construcción, es fundamental invertir en la formación del personal y elegir las herramientas adecuadas. Invertir en la formación es esencial para aprovechar al máximo los beneficios de esta tecnología: existen cursos en línea dedicados a formar expertos en openBIM, ofreciendo un know-how formativo de primer nivel. También es fundamental seleccionar las herramientas software más adecuadas para las necesidades de la empresa y del proyecto. Hay varias soluciones BIM en el mercado, algunas específicas para sectores particulares de la construcción. De todos modos, es importante evaluar cuidadosamente las características y funcionalidades de cada software, considerando la compatibilidad con el IFC y otros programas utilizados por los partner del proyecto.

Superar la fragmentación en el sector de la construcción con el BIM: el ‘gemelo virtual’

El BIM está impulsando la digitalización del sector de la construcción, utilizando modelos multidisciplinares y colaboraciones en la nube para fundamentar el diseño y la gestión de los activos construidos, así como los sistemas que los integran. Los gemelos digitales aprovechan todo el potencial del BIM, vinculando datos y procesos con una gestión de la información dinámica, bidireccional y en tiempo real. Todo esto es posible, en particular, a través de openBIM, es decir, un sistema de datos abierto con el que cualquier operador, con cualquier dispositivo y en cualquier etapa de la vida de la construcción, puede enriquecer la estructura de datos del modelo.

¿Qué es un gemelo digital?

El gemelo digital se define como «a virtual model designed to accurately reflect a physical object«: en resumen, un gemelo digital (o digital twin) es la versión digital y dinámica de un objeto físico o un entorno, como un automóvil o un edificio. Más que un simple modelo 3D, es un conjunto de datos que se originan durante la planificación (y que se actualizan progresivamente en el tiempo). Además, acompaña cada fase de la vida de un proyecto/producto, desde el diseño y el uso, hasta la eliminación.

Entonces, el gemelo virtual recopila toda la información de la obra y actúa como un recurso central para su gestión y monitoreo. Además, a diferencia de los modelos estáticos, este evoluciona en tiempo real, aprende y se comunica con su contraparte física. Todo esto lo realiza a través de la Inteligencia Artificial, aprendizaje automático e IoT.

Integración del gemelo digital y el BIM

La interrelación entre el gemelo digital y el enfoque metodológico BIM representa un recurso poderoso para los profesionales de la construcción. Esta que ofrece una amplia gama de beneficios tanto en el ámbito del diseño como en la gestión operativa de los entornos físicos. Por otro lado, la integración de estas dos tecnologías amplifica significativamente las ventajas obtenibles:

  • Reducción del tiempo necesario para recolectar mediciones y asignar recursos;
  • Aumento de la productividad y colaboración;
  • Reducción de costes y tiempos asociados a visitas frecuentes en el lugar;
  • Visualización del edificio no solo en la fase de planificación, sino en todo su ciclo de vida. Esto potencia las decisiones en las fases del proyecto.

Descubre también cómo crear un gemelo digital en 3 simples pasos en el artículo «Cómo crear un modelo de gemelo digital: guía paso a paso«.

 

usbim
usbim