Home » BIM y Eficiencia energética » Casas sostenibles: características, beneficios y ejemplos

Casas sostenibles: características, beneficios y ejemplos

¿Qué son las casas sostenibles, cuáles son sus características y beneficios? Descubre todos los detalles para un diseño ecológico

Las casas sostenibles se insertan en un contexto amplio relacionado con la construcción moderna cada vez más orientada hacia opciones verdes, en pleno respeto de la naturaleza y del entorno circundante. Las casas sostenibles surgen como una respuesta concreta a las amenazas globales al medio ambiente y son el resultado de un diseño y realización cuidadosos. De hecho, se enfocan en la minimización del impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio. Las prácticas constructivas adoptadas buscan integrar armoniosamente las necesidades de los habitantes con la preservación del entorno circundante. Esto ofrece soluciones residenciales que se distinguen por su sostenibilidad y eficiencia.

¿Qué son las casas sostenibles?

Se trata de edificios sostenibles que respetan el medio ambiente, con el objetivo de lograr una alta eficiencia energética. Las casas sostenibles se distinguen por el uso de materiales y tecnologías que permiten reducir el consumo de recursos naturales, las emisiones de gases de efecto invernadero y la producción de residuos durante la fase de construcción y a lo largo de todo el ciclo de vida del edificio. Estas viviendas integran una serie de estrategias, incluida la selección cuidadosa de materiales, la optimización de la eficiencia energética, la adopción de sistemas de gestión de residuos y la integración de tecnologías sostenibles.

Casa sostenible: características

Para ser definida como «sostenible», una vivienda debe poseer una serie de características, entre las que se incluyen:

  • eficiencia energética: una casa sostenible está diseñada para minimizar el consumo energético, utilizando materiales aislantes de alta calidad, ventanas de alto rendimiento y sistemas de calefacción y refrigeración eficientes. El objetivo es reducir al mínimo la dependencia de fuentes de energía no renovables y las emisiones de gases de efecto invernadero;
  • uso de materiales sostenibles: los materiales utilizados en la construcción de una casa sostenible se eligen por su bajo impacto ambiental. A menudo son materiales naturales, renovables o reciclados, como la madera proveniente de bosques gestionados de manera sostenible, el hormigón celular producido con materiales reciclados y aislantes naturales como la fibra de celulosa y la lana de oveja;
  • gestión de residuos: durante la construcción y la vida útil del edificio, se presta especial atención a la gestión de residuos. Se adoptan prácticas de reducción, reutilización y reciclaje de materiales de construcción y residuos generados, contribuyendo así a la reducción general del impacto ambiental del edificio;
  • calidad del aire interior: una casa sostenible promueve la calidad del aire interior, utilizando materiales libres de sustancias nocivas e integrando sistemas de ventilación controlada. Esto asegura un ambiente interior saludable y confortable para los habitantes;
  • ahorro de agua: las casas sostenibles integran sistemas de recolección y reutilización de aguas pluviales y tecnologías de bajo consumo de agua, contribuyendo a la conservación de los recursos hídricos y a la reducción del consumo total de agua;
  • integración con el entorno: una casa verde está diseñada para integrarse armoniosamente con el entorno circundante, utilizando prácticas de diseño bioclimático y promoviendo la biodiversidad a través del uso de jardines y áreas verdes.

Casas prefabricadas sostenibles

Diseñar una casa prefabricada es una solución cada vez más común que se basa en dos elementos: los materiales prefabricados y el Building Information Modeling (BIM), que simplifican y mejoran el proceso de diseño. Las casas prefabricadas se realizan en fábrica, se transportan al sitio de construcción y se ensamblan, diferenciándose del método tradicional «in situ». El diseño implica la creación de modelos detallados, la producción en fábrica de componentes y el transporte al sitio para el montaje, seguido de los acabados. El uso de materiales sostenibles como madera, acero y cemento contribuye a la eficiencia y sostenibilidad. El BIM facilita el diseño de edificios gracias a modelos digitales detallados, mejorando la colaboración y la gestión del proyecto. Las casas prefabricadas ofrecen ventajas como ahorro de tiempo y costes, eficiencia energética y personalización.

Casa sostenible: ¿cómo se lleva a cabo el diseño?

La construcción de casas de madera sostenibles requiere un diseño cuidadoso y una planificación detallada. Cada decisión está guiada por el objetivo de maximizar la eficiencia y minimizar el impacto ambiental. La elección de materiales es fundamental: se prefieren materiales naturales, renovables y de bajo impacto ambiental. Por ejemplo, la madera, el hormigón celular producido con materiales reciclados y aislantes naturales como la fibra de celulosa y la lana de oveja.

Además, las casas sostenibles integran tecnologías avanzadas para optimizar la eficiencia energética del edificio. Los sistemas fotovoltaicos y solares permiten generar energía limpia y renovable, reduciendo la dependencia de fuentes fósiles y contribuyendo a la reducción de las emisiones de CO2. Sistemas de calefacción y refrigeración de alto rendimiento, junto con una adecuada ventilación e aislamiento térmico, garantizan un confort habitacional óptimo con un impacto ambiental mínimo.

El diseño comienza con un análisis profundo del entorno ambiental en el que se ubicará la vivienda. Esto implica la evaluación del clima local, la exposición solar, las condiciones del viento y las características del terreno circundante. Esta información es esencial para orientar el diseño de manera que se maximice la eficiencia energética del edificio y se integre armoniosamente con el entorno circundante. Para contar con un sólido apoyo en el diseño de edificios sostenibles, es posible aplicar la metodología BIM. Es recomendable utilizar software para cálculos energéticos e implementar en el flujo de trabajo plataformas de gestión BIM para la gestión de todo el ciclo de vida de las construcciones.

Definir objetivos y seleccionar los materiales adecuados

Una vez comprendida la complejidad del entorno, se definen los objetivos de diseño. Estos objetivos pueden incluir la reducción del consumo energético, la optimización del uso de los recursos naturales, la promoción de la biodiversidad y la creación de ambientes internos saludables y confortables. La planificación del espacio interior y exterior del edificio es un paso fundamental que implica la definición de la disposición de las habitaciones, los flujos de circulación y las áreas exteriores, teniendo en cuenta las necesidades de los habitantes y los objetivos de sostenibilidad.

Es fundamental la selección de los materiales de construcción. Se prefieren materiales naturales, renovables y de bajo impacto ambiental. En el diseño de una casa sostenible, también es fundamental la integración de tecnologías sostenibles. Estas pueden incluir sistemas fotovoltaicos y solares para la generación de energía renovable, sistemas de calefacción y refrigeración de alto rendimiento y sistemas de gestión de aguas pluviales. El objetivo es minimizar el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, garantizando al mismo tiempo un alto nivel de confort para los habitantes.

Durante todo el proceso de diseño, se realizan evaluaciones periódicas para verificar el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad e identificar posibles áreas de mejora. El diseño se optimiza continuamente para garantizar que el edificio cumpla con los más altos estándares de sostenibilidad y desempeño ambiental. Este proceso requiere la colaboración de una amplia gama de profesionales especializados, incluidos arquitectos, ingenieros, diseñadores de interiores y expertos en sostenibilidad, que trabajan juntos para integrar las mejores prácticas y tecnologías sostenibles en el proyecto general del edificio.

Casas sostenibles de madera

Las casas prefabricadas de madera son una solución moderna y muy deseada en el ámbito de la bioconstrucción. Esta forma de construcción tiene como objetivo mejorar el confort habitacional mientras se respeta el entorno circundante.

Uno de los principales beneficios de las casas sostenibles de madera es su baja emisión de dióxido de carbono, lo que conlleva una reducción del volumen de residuos generados durante la demolición, a menudo perjudiciales para el medio ambiente. La madera es un material natural y renovable, cuyo uso como componente estructural principal ayuda a reducir la huella ecológica general del edificio. Además, el proceso de producción de la madera requiere menos energía que otros materiales de construcción, lo que contribuye aún más a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las casas de madera también son conocidas por sus excelentes propiedades aislantes. La madera es un material térmicamente eficiente, capaz de proporcionar un aislamiento natural que ayuda a mantener una temperatura interna constante y confortable durante todo el año. Además, los materiales de acabado como pinturas y adhesivos son naturales y no contaminantes, al igual que los enlucidos transpirables. Asimismo, la instalación de ventanas con doble o triple acristalamiento y la eliminación de puentes térmicos contribuyen a mejorar la eficiencia energética, reduciendo el consumo de energía para la calefacción y el enfriamiento.

Casa sostenible: ventajas y desventajas

Las casas sostenibles ofrecen una serie de ventajas, pero también presentan algunos inconvenientes. A continuación se enumeran los principales.

Ventajas

  • Reducción del impacto ambiental: utilizan materiales y tecnologías que reducen el impacto en el medio ambiente. Contribuyen a la conservación de los recursos naturales y a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero;
  • Eficiencia energética: gracias al aislamiento térmico, al uso de fuentes de energía renovables como la energía solar y a sistemas de calefacción y refrigeración eficientes, consumen menos energía. Esto reduce los costes y la contaminación atmosférica;
  • Confort habitacional: las casas sostenibles están diseñadas para maximizar el confort de los habitantes. Ofrecen una excelente calidad del aire interior, una iluminación natural adecuada y un control eficiente de la temperatura;
  • Ahorro financiero: a pesar de los posibles costes iniciales más altos para el diseño y la construcción de una casa sostenible, a largo plazo se pueden obtener ahorros significativos en los costes operativos, como los relacionados con la energía y el mantenimiento;
  • Valor inmobiliario: gracias a su eficiencia energética y su atención al medio ambiente, pueden tener un valor de mercado más alto y atraer a posibles compradores o inquilinos sensibles a las cuestiones ambientales;
  • Resistencia y durabilidad: las casas en bioconstrucción, especialmente aquellas construidas con madera de alta calidad, son resistentes a los agentes atmosféricos y a la intemperie. Además, la madera puede ser tratada para hacerla resistente al fuego, garantizando un alto nivel de seguridad;
  • Personalización y practicidad: ofrecen la posibilidad de ser personalizadas según las necesidades y gustos del propietario. Pueden ser desmontadas y remontadas en otras ubicaciones con características geográficas similares, ofreciendo así una mayor flexibilidad.

Desventajas

  • Costes iniciales más altos: las casas en bioconstrucción pueden requerir inversiones iniciales más altas que las construcciones tradicionales, debido a los materiales y técnicas constructivas innovadoras empleadas. Esto puede limitar el acceso a este tipo de viviendas para algunas personas;
  • Complejidad del diseño: el diseño de una casa sostenible requiere una mayor atención y competencia por parte de arquitectos e ingenieros. Se deben considerar múltiples factores ambientales y tecnológicos;
  • Mantenimiento específico: algunos componentes y tecnologías sostenibles pueden requerir un mantenimiento específico y periódico para garantizar su correcto funcionamiento a lo largo del tiempo, lo que podría implicar costes adicionales;
  • Limitaciones de materiales y técnicas: a pesar de la amplia disponibilidad de materiales y técnicas para la construcción sostenible, podría haber limitaciones en la elección de materiales y técnicas constructivas debido al escaso conocimiento o disponibilidad limitada en el mercado local.

Casa sostenible: los 5 ejemplos más famosos

Arquitectos y diseñadores de todo el mundo se han dedicado a la búsqueda de soluciones innovadoras para crear viviendas que satisfagan las necesidades modernas sin comprometer el bienestar del planeta.

Aquí están los 5 edificios emblemáticos de la sostenibilidad ambiental:

  • Water tower home en Inglaterra;
  • Vogel house en Suiza;
  • Casa de bambú en Francia;
  • Home for Life en Dinamarca;
  • Bosco Verticale en Milán.

Water tower home en Inglaterra

¡De torre de agua a una lujosa residencia! Ubicada en el barrio de Kennington, al sur de Londres, la Kennington Water Tower tiene una historia llena de encanto. Construida en 1877 como parte del «Lambeth Workhouse and Infirmary«, esta torre también albergó a Charlie Chaplin. Abandonada durante años, fue comprada en 2011 por Leigh Osborne y Graham Voce, quienes la transformaron en una residencia de lujo.

En la parte posterior de la torre se añadió una extensión. Se trata de un cubo de vidrio de tres pisos, llamado The Cube, que sirve como espacio vital principal e incluye cocina, sala de estar y una terraza panorámica con vistas de 360 grados a toda la ciudad, con el London Eye y el Big Ben en primer plano. Equipada con las puertas correderas más grandes del Reino Unido y ventanas «inteligentes» que permiten el paso de transparentes a opacas para maximizar la privacidad. El punto culminante de la transformación es la Prospect Room, ubicada en el octavo piso donde solía estar el tanque de agua original de hierro fundido.

Vogel house en Suiza

Se trata de un ejemplo de casa eco-sostenible de madera diseñada por los arquitectos Diethelm&Spellman, caracterizada por un diseño que minimiza la pérdida de calor y aprovecha al máximo la energía solar. Elevada del suelo sobre un basamento no calefaccionado, esta casa está completamente construida en madera y revestida con un estuco plateado. Los paneles crudos de alerce adornan sus paredes, dándole un carácter rústico y natural. Su estructura compacta se completa con un techo inclinado, completamente aislado para mantener una temperatura interna óptima. Equipada con paneles fotovoltaicos, esta casa está diseñada para minimizar la fluctuación térmica y la pérdida de calor, lo que permite lograr un consumo energético casi nulo.

Bamboo house en Francia

El estudio de arquitectura Karawitz, ubicado en Bessancourt, Francia, ha realizado una vivienda que ha obtenido la prestigiosa certificación del Passivhaus Institut. Esta se ha convertido así en la segunda casa nacional en recibir este reconocimiento. Este éxito no se refiere solo al confort y la sostenibilidad ambiental, sino también a la excepcional calidad arquitectónica de la obra.

La arquitectura de bajo consumo energético tiene raíces en el norte de Europa desde los años 80, pero solo a finales de la década se comenzó a explorar el concepto de arquitectura «pasiva». Gracias a los estudios de la Universidad de Lund en Suecia, se han desarrollado métodos de diseño y construcción para reducir el consumo energético de los edificios y garantizar un confort ambiental autónomo para los usuarios.

La casa de Bambú

En el proyecto de Karawitz, el arquetipo de la casa rural con techo a dos aguas se fusiona con las tradicionales viviendas locales. Las paredes y la cubierta están completamente revestidas con un manto de bambú, con el objetivo de mitigar el efecto de la luz solar directa. Los paneles modulares permiten a los habitantes regular el clima interior, ofreciendo frescura en las estaciones cálidas y permitiendo variaciones en el diseño de la casa a través de aperturas y cierres.

Las aberturas orientadas al sur aprovechan la radiación solar durante las estaciones frías, mientras que los cerramientos con triple acristalamiento y gas argón reducen la pérdida de calor. Los paneles fotovoltaicos instalados en la cubierta proporcionan energía, mientras que la estructura de madera maciza y fibra de madera garantiza un excelente aislamiento térmico.

La casa se desarrolla en dos partes distintas, separadas por una «columna vertebral» que actúa como elemento compositivo y funcional. Esta columna divide las áreas funcionales de la casa y ofrece soporte para paredes móviles internas, adaptando el espacio a diferentes necesidades. Las zonas principales orientadas al sur se amplían con un jardín interior, proporcionando una capa adicional de termorregulación y conexión con el entorno exterior.

Home for Life en Dinamarca

Ubicada en Aarhus, Dinamarca, Home for Life es una demostración pionera de una casa de emisiones de CO2 cero. Es habitada por una familia de cuatro personas desde julio de 2009. Home for Life encarna 3 criterios fundamentales:

  • eficiencia energética;
  • alta calidad habitacional;
  • mínimo impacto ambiental.

Está equipada con amplias ventanas para techos que garantizan una iluminación natural óptima. Esta residencia ofrece un gran confort, demostrando que es posible construir edificios neutros en emisiones de CO2 sin comprometer la calidad arquitectónica o el bienestar de los habitantes. Además, el proyecto pone en el centro al individuo, la innovación y la sostenibilidad. Esto ofrece una visión de un futuro habitacional más eco-compatible y confortable.

Bosco Verticale en Milán

El Bosco Verticale de Milán representa un innovador proyecto de forestación metropolitana. Tiene como objetivo regenerar el entorno urbano y la biodiversidad sin la necesidad de expandir aún más las ciudades en el territorio. Este modelo de densificación en altura del verde y de las construcciones dentro de la ciudad está estrechamente relacionado con las políticas de reforestación y renaturalización de las grandes áreas urbanas, también conocido como «Metroboschi«. El bosque vertical de Milán está compuesto por dos torres de 110 y 76 metros. Además, albergan en total 900 árboles, algunos de los cuales alcanzan una altura de casi 9 metros, y numerosos arbustos y plantas florales. Equivale, por lo tanto, a una superficie boscosa de aproximadamente 10.000 m2, lo que sería equivalente a 50.000 m2 de terreno ocupado por viviendas unifamiliares.

El funcionamiento del bosque vertical se basa en un sistema que optimiza, recupera y produce energía. Esto contribuye a crear un microclima y filtrar las partículas finas en el entorno urbano. La diversidad de las plantas y sus características permiten producir humedad, absorber CO2 y partículas, generar oxígeno y proteger contra los agentes atmosféricos y la contaminación acústica. Esto mejora el confort habitacional y reduce los consumos energéticos. El riego de las plantas se realiza principalmente a través de un sistema centralizado de filtración de aguas grises, mientras que la presencia de paneles solares y sistemas de aprovechamiento de la energía geotérmica contribuye a hacer que el proyecto sea ecológicamente compatible.

Edificius
Edificius