Home » BIM y Arquitectura » Cómo el BIM y el GIS apoyan la planificación territorial

como bim y gis apoyan la planificacion territorial

Cómo el BIM y el GIS apoyan la planificación territorial

La planificación territorial conecta estratégicamente las actividades humanas y la disposición del espacio. Descubre cómo el BIM y el GIS apoyan este proceso

Si eres un profesional del sector AECO sabes que a la hora de realizar una obra, uno de los aspectos a tener en cuenta es su inserción en el entorno territorial. De hecho, es esencial tener siempre en cuenta la conexión que existe entre la construcción y el urbanismo, el paisaje y los aspectos relacionados con las necesidades sociales y económicas, contextualizando el bien en el territorio donde se insertará.

Ciertamente, la tarea es delicada. Sin embargo, existen Software BIM-GIS específicos que nos ayudan a geolocalizar nuestros modelos en mapas GIS, obteniendo así una visión más completa de la obra y del contexto urbanístico y ambiental de referencia.

¿Qué entendemos por planificación territorial?

Cuando se habla de planificación territorial, se hace referencia a un campo interdisciplinario en las ciencias sociales y de la ingeniería, que estudia la disposición general del territorio. Pero, ¿qué significa exactamente estudiar la disposición general del territorio?

Significa analizar y diseñar una integración estratégica entre dos aspectos:

  • la disposición y los niveles espaciales;
  • las actividades humanas que se llevarán a cabo en los distintos niveles.

Dentro de cada nivel espacial convivirán varios elementos:

  • construcción residencial;
  • construcción comercial;
  • medio ambiente y paisaje;
  • carreteras y aparcamientos, infraestructuras;
  • factores humanos, ambientales, económicos y sociales.

La tarea de la planificación territorial es analizar las necesidades específicas del lugar y estudiar la mejor integración entre los elementos y factores que acabamos de enumerar. El objetivo de la ordenación del territorio es apoyar y promover el desarrollo sostenible y equitativo a todos los niveles territoriales.

planificacion-territorial

Planificación del territorio

¿Cómo funciona el proceso de planificación territorial?

Para garantizar un desarrollo territorial equilibrado, homogéneo y respetuoso tanto con el medio ambiente como con las necesidades sociales, la planificación territorial sigue un proceso que incluye los siguientes pasos:

  1. Identificación de objetivos : En este primer paso se analizan las necesidades sociales y económicas relacionadas con las actividades humanas que se llevarán a cabo en el territorio y, al mismo tiempo, limitar su impacto en el medio ambiente.
  2. Redacción de un marco de conocimiento (QC) Una vez identificados los objetivos, se procede a la redacción de un marco de conocimiento de los aspectos sociales, económicos y ambientales que se han analizado y de las necesidades y requisitos relacionados con ellos.
  3. Identificación de un plan estratégico: En este punto se dispone de la información suficiente para poder estudiar y planificar un marco de acciones estratégicas que conducirán a un desarrollo territorial equilibrado y sostenible a todos los niveles.
  4. Seguimiento – La última fase consiste en el seguimiento de los efectos del plan estratégico previamente programado e implementado. Sobre la base del monitoreo, se evaluará el nivel de efectividad de las acciones implementadas y cualquier plan de mejora.
proceso-de-planificacion-territorial

Proceso de planificación territorial

¿Cuál es la diferencia entre planificación territorial y planificación urbana?

A menudo se habla de planificación territorial y urbanística como si los dos términos indicaran lo mismo. Sin embargo, la realidad es diferente y ,aunque existe una similitud entre la planificación territorial y la urbana, ambos términos indican enfoques y esferas de acción diferentes.

La diferencia esencial entre planificación territorial y urbanística está en la escala espacial de intervención.

La planificación del territorio está pensada para lograr intervenir a una escala mucho más amplia que la urbana, ocupándose de varios factores y sectores que coexisten en el territorio y se entrelazan con su propia gestión social, política y económica. El enfoque territorial permite un control total de la vida civil, social y económica. Esto sucede en un entorno de desarrollo sostenible, creando y gestionando convivencias entre varias disciplinas, entre las cuales se encuentran:

  • economía regional
  • geografía
  • análisis de las políticas públicas
  • planificación económica
  • análisis social

La planificación urbana, por el contrario, solo se ocupa de la zona metropolitana, actuando a una escala más pequeña que la territorial. Por lo tanto, el urbanismo no prevé la gestión de la interacción entre las diversas disciplinas de la vida civil que se dejan en manos de la planificación territorial.

Sin embargo, las dos disciplinas están fuertemente relacionadas entre sí y comparten métodos de programación destinados a definir planes precisos de diseño, aprobación, implementación y seguimiento posterior.

¿Cuáles son las herramientas BIM y GIS para apoyar la planificación territorial?

La planificación del territorio utiliza una serie de instrumentos más o menos clásicos. Los instrumentos más utilizados para la planificación territorial son:

  • el plan urbanístico que define todas las directivas generales de planificación del territorio municipal
  • el plan territorial de coordinación a través del cual se organizan todas las actividades (públicas y privadas) económicas, sociales y de desarrollo territorial
  • el plan paisajístico para la protección de la belleza de todas las zonas verdes
  • el plan de acción para la energía sostenible, que recoge políticas precisas en ese ámbito.

Además de estas herramientas, la planificación territorial también puede contar con la interacción entre el BIM (Building Information Modeling) y el GIS (Geographic Information System).

La potencialidad del BIM y el GIS

Las enormes potencialidades del BIM también están conectadas, entre otras cosas, a la cantidad de información que los modelos realizados con esta metodología pueden incluir. De hecho, el paquete de información puede ampliarse a escalas superiores a las de un simple edificio, hasta abarcar la amplia escala del diseño y la planificación territorial.

Cuando el BIM empieza a interactuar con el GIS, las potencialidades del contenido informativo y de la interoperabilidad IFC del modelo BIM se amplían debido a la convivencia con las bases de datos GIS disponibles.

La cooperación entre estos dos mundos, el BIM y el GIS, permite entre otras cosas:

  • integrar mapas GIS en el proceso BIM;
  • obtener una base de datos compartida y un nuevo nivel de información de la obra y su gemelo digital;
  • crear, visualizar y modificar los mapas GIS en línea;
  • crear un ambiente de trabajo compartido y colaborativo;
  • conectar los datos GIS con la información BIM y obtener mapas interactivos;
  • geolocalizar los modelos BIM en mapas temáticos.

Claramente, para aprovechar las ventajas de la integración entre BIM y GIS, es necesario utilizar BIM GIS software específicos. Mi consejo es que lo pruebes ahora de forma gratuita y empieces a apreciar por ti mismo las ventajas de un modelo BIM geolocalizado e integrado con mapas GIS.

 

usbim-gis
usbim-gis