Home » IFC y openBIM » Superar el diseño 2D o 3D con el BIM, openBIM e IFC

BIM openBIM IFC

Superar el diseño 2D o 3D con el BIM, openBIM e IFC

¿De qué necesidades surgen el BIM y el openBIM? Descubrámoslo en este artículo y veamos cómo se supera la gestión de datos e información del diseño clásico.

El sector de la construcción es extremadamente amplio y variado, abarcando desde la proyección arquitectónica hasta las infraestructuras y sistemas nodales. En esta amplitud y diversidad, es difícil comunicar las componentes y características solo a través de la geometría, como suele suceder en los planos que describen los proyectos. La geometría de un objeto no es suficiente para explicar su funcionamiento dentro del sistema tecnológico de la obra en proyecto o gestión. En este artículo, veremos cómo, gracias al BIM, openBIM y al IFC, es posible obtener una nueva forma de pensar en el mundo construido y no construido.

La necesidad de crear un sistema informativo para los objetos de construcción

Para superar las limitaciones, es esencial asignar información a los objetos dentro de nuestro proyecto. Por ejemplo, al etiquetar un paralelepípedo como «muro», inmediatamente comprendemos de qué estamos hablando. Pero, el mismo paralelepípedo, podría representar gráficamente una ventana o una puerta con un nivel bajo de detalle. Esta etiqueta nos permite definir las características de este muro, como longitud, anchura, grosor, estratigrafía, materiales constituyentes, acabados y valor de transmisión. Sin embargo, estas etiquetas faltan en el enfoque tradicional de representación 2D y/o 3D, y la lectura de representaciones gráficas se vuelve ambigua, si no un obstáculo.

Las limitaciones de las representaciones gráficas

La lectura de planos, alzados y secciones puede ser sencilla para quienes están acostumbrados a este tipo de lenguaje, pero se vuelve compleja, incluso para expertos, cuando se trata de proyectos detallados o sistemas de instalaciones. A menudo, las características de rendimiento de los objetos están separadas de las representaciones gráficas y se encuentran en informes y fichas técnicas. Esto divide la información y crea dificultades en la gestión y relación de la misma.

La aparición del Building Information Modeling (BIM)

Para superar estos desafíos, ha surgido la metodología BIM (Building Information Modeling). El BIM utiliza modelos tridimensionales para representar los objetos e integra la información de rendimiento dentro de estos modelos. Este enfoque permite crear una base de datos centralizada de información sobre la obra, mejorando la organización y gestión de los datos.

El papel clave del openBIM

Paralelamente al BIM, ha surgido el openBIM, que promueve la interoperabilidad entre diferentes software y sistemas BIM. Este enfoque abierto permite a diferentes partes involucradas en un proyecto colaborar sin problemas, independientemente del software que utilicen. El openBIM reduce las barreras entre las disciplinas y mejora la comunicación.

La importancia del IFC

En el corazón del BIM y del openBIM está el IFC (Industry Foundation Classes), un esquema de datos que define cómo deben estructurarse e interrelacionarse la información sobre la obra. Los archivos IFC son interdisciplinarios, coordinados e interoperables. Por lo tanto, esto significa que pueden manejar datos relacionados con cualquier aspecto del activo, garantizando una mejor compartición de información entre las disciplinas involucradas. De hecho, con el IFC, respondemos mejor a la necesidad de agregar en un único modelo datos geométricos e información de los objetos de una construcción.

Detalles y especificaciones del IFC

El IFC puede representar datos muy detallados y específicos. Esto significa que no solo es posible modelar las formas y geometrías de los objetos, sino también sus características de rendimiento, materiales, propiedades térmicas y más. Estos detalles hacen que el IFC sea adecuado para proyectos complejos y permiten tomar decisiones más informadas sobre el diseño y la construcción.

Estándares abiertos y compartición global

El IFC es un estándar abierto, lo que significa que es accesible a nivel mundial y no está sujeto a propiedades exclusivas. Esto favorece la colaboración a nivel internacional y la compartición global de datos e información en el sector de la construcción. Además, el IFC es activamente promovido por organizaciones como buildingSMART International, que trabaja para asegurar que este estándar se mantenga a la vanguardia de las tecnologías en el sector de la construcción.

Para profundizar en todo sobre el IFC, te recomiendo leer este artículo: «Archivo IFC: qué es y cómo abrirlo«.

El desafío del equilibrio

Entonces, ingenieros, arquitectos y profesionales del sector de la construcción deben equilibrar las necesidades del proyecto con los recursos disponibles. De hecho, encontrar el equilibrio adecuado entre calidad y coste es fundamental. El BIM, el openBIM y el IFC ayudan a optimizar esta gestión, proporcionando datos completos e interconectados que mejoran la calidad y eficiencia de las decisiones de diseño y gestión. Para saber más sobre el tema, lee este artículo «Cómo optimizar las actividades de las empresas de construcción con openBIM e IFC«.

 

Conclusiones

En conclusión, el BIM, el openBIM y el IFC representan un avance en el sector de la construcción. Son metodologías que permiten gestionar datos complejos de manera más efectiva, superando los límites de la simple representación gráfica y las relaciones de los proyectos tradicionales, mejorando la comunicación entre las disciplinas involucradas y garantizando una mayor eficiencia en el diseño y gestión de obras.

Para lograrlo, es indispensable utilizar software de BIM authoring para la creación del modelo 3D (arquitectura, estructuras, MEP, etc.). Además, se recomienda utilizar BIM tools para agregar datos (tiempos de construcción, costes, rendimiento energético, etc.) al modelo BIM, y un sistema de gestión BIM para organizar procesos y datos en un entorno colaborativo en la nube. De este modo, arquitectos, ingenieros, topógrafos, constructores, mantenedores y propietarios pueden trabajar juntos y colaborar de manera efectiva.

usbim
usbim