Home » BIM y Eficiencia energética » Eliminar la humedad por capilaridad: causas, efectos y soluciones

Eliminar la humedad por capilaridad: causas, efectos y soluciones

La humedad por capilaridad se forma cuando el agua presente en el subsuelo asciende penetrando en las paredes. Descubre las causas, los efectos y las soluciones para evitar daños estructurales


La humedad por capilaridad representa un problema común que puede comprometer significativamente la calidad de los espacios interiores de los edificios. Esta causa daños tanto estructurales como estéticos.

Sin embargo, este fenómeno puede ser agravado por otras formas de humedad como la condensación. Por otro lado, un cálculo incorrecto de los puentes térmicos, favorece la formación de moho. Para la identificación de los puentes térmicos que pueden empeorar el fenómeno de la humedad ascendente, podría serte útil el uso de un software de cálculo de puentes térmicos. Este te guía en una planificación cuidadosa, dirigida a minimizar la incidencia de los puentes térmicos ya en la fase de diseño.

Descubre en detalle qué es la humedad por capilaridad, sus causas, sus efectos y los métodos para prevenir el problema.

¿Qué es la humedad por capilaridad?

La humedad por capilaridad, también conocida como humedad ascendente o capilar, es un fenómeno en el cual el agua del suelo asciende a lo largo de las paredes del edificio. Esta transporta sales solubles que pueden depositarse en la superficie de las paredes causando eflorescencias salinas, manchas, halos y otros daños.

Este fenómeno se presenta gracias a la capilaridad, que permite que el agua atraviese los poros de materiales como el cemento, ladrillo y enlucido.

Su origen a menudo radica en los cimientos del edificio. Además, puede ser causado por la falta o ineficacia del sistema de impermeabilización de las estructuras en contacto con el suelo.

¿Cuáles son las zonas afectadas por la humedad por capilaridad?

El problema de la humedad por capilaridad se origina en los cimientos y, por lo general, afecta a la pared exterior de los pisos bajos y los sótanos. Sin embargo, también puede afectar a otras partes del edificio, como los techos horizontales, causando problemas en los pavimentos.

Por otro lado, la altura alcanzada por la humedad por capilaridad depende del material de las paredes. Por ejemplo, el concreto que generalmente es menos poroso que los ladrillos, absorbe menos humedad.

Entre los casos más comunes de humedad se encuentran los baños, sótanos y garajes.

En los sótanos y garajes, por ejemplo, la humedad puede empeorar por la falta de luz y ventilación. Estas áreas, a menudo sin ventanas o ubicadas en sótanos, están sujetas a la creación de humedad con el tiempo, incluso por causas distintas.

Para obtener más detalles, lee el artículo Diseñar un garaje: consejos y sugerencias.

Causas de la humedad por capilaridad

La verdadera causa del daño no es tanto el agua en sí, sino las sales minerales contenidas en ella, que cristalizan durante la evaporación y aumentan de volumen, provocando el ascenso capilar dentro de las paredes.

Los factores que pueden actuar individualmente o en combinación, creando las condiciones ideales para la formación de humedad por capilaridad en las paredes de los edificios, son:

  • ausencia o inadecuación de la impermeabilización de los cimientos del edificio: la impermeabilización de los cimientos es fundamental para proteger la estructura del agua naturalmente presente en el suelo y de los fenómenos de ascenso;
  • uso de materiales de construcción extremadamente porosos: materiales como concreto, ladrillo y piedra tienen la tendencia a absorber agua, contribuyendo así al ascenso capilar;
  • edificios no elevados del suelo o sin ventilación adecuada en la planta baja: los edificios que no están elevados del suelo o que carecen de una ventilación adecuada en la planta baja son más susceptibles a la formación de humedad por capilaridad;
  • problemas de humedad o presencia de agua en el espacio aireado bajo pavimento: cualquier problema de humedad o acumulación de agua en el espacio aireado bajo el pavimento puede contribuir a la humedad por capilaridad. Para no correr este riesgo, es indispensable diseñar e integrar el espacio aireado bajo el pavimento a partir de gráficos 2D (secciones, detalles constructivos, etc.) y modelos 3D completos con indicaciones específicas sobre las modalidades ejecutivas y las características técnicas de los componentes a utilizar. Para hacer todo esto, puede ser de gran ayuda el uso de un software de diseño arquitectónico 3D con el que podrás obtener los planos ejecutivos directamente del modelo BIM del edificio.

Efectos de la humedad por capilaridad

Los efectos de la humedad por capilaridad suelen ser evidentes y son los elementos clave para reconocer este fenómeno:

  • revocos que se desprenden o se desmenuzan;
  • humedad evidente en las juntas entre las baldosas de los pisos y los revestimientos;
  • morteros que se desintegran;
  • pintura que amarillea o presenta zonas de desprendimiento;
  • daños o desprendimientos de zócalos de madera;
  • aparición de moho y depósitos de polvo salino;
  • presencia de halos y manchas en las paredes;
  • olores desagradables a cerrado, moho y rancio;
  • daños en el mobiliario y la tapicería.

Cómo reconocer la humedad por capilaridad en las paredes

La humedad por capilaridad se presenta en partes de la pared que están en contacto directo con el suelo.

Otros fenómenos pueden manifestarse de manera similar y pueden ser fácilmente confundidos con ella, incluyendo:

  • humedad por infiltración lateral, causada por la lluvia que golpea las paredes exteriores del edificio o por salpicaduras de agua provocadas por charcos generados por vehículos;
  • fugas de tuberías hidráulicas;
  • daños a las bajantes internas de las paredes;
  • humedad por napa freática, similar a la capilaridad pero influenciada por fenómenos atmosféricos específicos como el deshielo de la nieve en las montañas o las abundantes lluvias.

Características distintivas de la la humedad por capilaridad

Existen características únicas que permiten identificar la humedad por capilaridad en comparación con otras formas de humedad en las paredes, como la condensación. Estas características distintivas incluyen:

  • la presencia de una mancha uniforme que se desarrolla desde el suelo hacia arriba;
  • la definición clara del borde de la mancha, generalmente limitada a una altura inferior a un metro;
  • la persistencia de la mancha a pesar de las variaciones climáticas y de la humedad relativa;
  • la presencia de sales durante los períodos de alta evaporación ambiental.

Entre los métodos de diagnóstico contrastantes para ese fenómeno están las investigaciones termográficas capaces de determinar la temperatura de una superficie a través de la medición de la radiación infrarroja emitida y diagnosticar problemas de humedad ascendente. La termografía también constituye un medio válido de investigación y detección de puentes térmicos que pueden agravar el fenómeno de ascensión. Por lo tanto, puede ser útil el uso de un software de cálculo de puentes térmicos también para una planificación cuidadosa, dirigida a minimizar la incidencia de puentes térmicos ya en la fase de diseño.

Consecuencias de la humedad por capilaridad

La humedad por capilaridad conlleva una serie de problemas que pueden tener un impacto significativo en la habitabilidad y estabilidad estructural.

En general, las principales consecuencias causadas por el fenómeno son:

  • daños estructurales a largo plazo: la infiltración de agua puede causar daños significativos a la estructura de los cimientos y puede comprometer la resistencia de los materiales de construcción con el tiempo. Esto causa fisuras, deformaciones y, en casos más graves, pérdida de integridad estructural. Para verificar la estabilidad de las estructuras, es útil confiar y utilizar un software específico para las verificaciones de edificios existentes;
  • daño estético: presencia de manchas, halos, descamaciones e hinchazones de enlucido, pintura o papel tapiz, eflorescencias salinas y aparición de moho;
  • problemas higro térmicos: los cambios térmicos causados por la humedad pueden afectar el confort térmico de los espacios interiores. Estos problemas higro térmicos, causados principalmente por cambios de temperatura debido a la humedad, pueden hacer que los ambientes sean menos confortables y contribuir al deterioro de las condiciones habitables.

Riesgos y problemas sanitarios

La presencia de humedad en los cimientos no solo representa una amenaza para la estabilidad estructural y térmica del edificio, sino que también conlleva una serie de riesgos y problemas sanitarios y económicos relacionados, como:

  • insalubridad: la humedad favorece la formación de moho y hongos, creando un ambiente insalubre. Esto puede causar una serie de problemas de salud (resfriados, sinusitis, dolor de garganta, artritis, reumatismo, alergias) y empeorar condiciones preexistentes;
  • aumento de los costes y pérdida de valor de la propiedad: las propiedades aislantes de las paredes húmedas disminuyen, lo que hace más costoso tanto el calentamiento como el enfriamiento de la casa. Además, los muebles, tapizados, accesorios y revestimientos están sujetos a daños, y a menudo se requieren trabajos de mantenimiento continuo para tratar de ocultar el problema.

Cómo eliminar la humedad por capilaridad: remedios

El campo de la recuperación edilicia ofrece varios remedios para resolver la humedad por capilaridad de manera efectiva que incluyen:

  • intervenciones mecánicas;
  • intervenciones químicas;
  • intervenciones electrosmóticas;
  • enlucidos evaporantes.

Una de las técnicas más comunes es el uso de barreras químicas, obtenidas mediante la inyección de resinas especiales dentro de la mampostería. Este proceso implica el forrajeo continuo de la pared en dirección horizontal para crear una barrera contra la humedad. Sin embargo, esta solución puede no ser siempre efectiva si la mampostería está demasiado húmeda o si el líquido inyectado se dispersa, comprometiendo la formación de una barrera uniforme.

Otra estrategia implica el uso de sistemas de ventilación y drenaje para favorecer el drenaje completo del agua de la zona afectada. Posteriormente, una vez que la pared comienza a secarse, se puede aplicar un enlucido especial para prevenir futuros problemas de humedad.

Entre las soluciones más accesibles, está la inyección de sustancias a base de silicona dentro de la mampostería, que obstruyen los capilares impidiendo el ascenso de la humedad.

Otra alternativa implica el uso de la electrosmosis y la inversión de polaridad. Esta requiere la instalación de dispositivos específicos para redirigir el agua hacia el suelo mediante la aplicación de un campo eléctrico opuesto al natural. Este método requiere la instalación de electrodos a lo largo de la pared y puede requerir tiempo para que la pared se seque por completo.

En general, es recomendable combinar la rehabilitación con la aplicación de un enlucido macro-poroso, capaz de favorecer la evaporación de la humedad dentro de la mampostería. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta intervención por sí sola puede no resolver completamente el problema de la humedad por capilaridad.

Cómo prevenir la humedad por capilaridad

Para prevenir la humedad por capilaridad, es esencial intervenir debajo del pavimento con la aplicación de una capa de compresión y la instalación de láminas específicas, junto con el uso de bombas para garantizar un drenaje adecuado del exceso de agua debajo del edificio. Sin embargo, esta intervención por sí sola puede no ser suficiente y es importante combinarla con un adecuado aislamiento térmico.

Además, siempre es importante un adecuado mantenimiento del edificio, por lo que te sugiero que utilices herramientas de gestión de mantenimiento para optimizar los tiempos y reducir los costes que pueden derivarse de eventos no deseados.

Diferencia entre humedad de condensación y humedad por capilaridad

Cuando se aborda el tema de la humedad por capilaridad, es esencial distinguir este fenómeno de la condensación, que representa un problema diferente con soluciones específicas.

La humedad de condensación se forma principalmente en interiores con altas cantidades de vapor de agua, como cocinas y baños. Este fenómeno ocurre cuando la humedad del aire se condensa en las superficies, causando acumulaciones de humedad especialmente durante los meses más fríos. En casos más graves, puede ser necesario identificar y resolver los puentes térmicos en el edificio con la ayuda de herramientas de gestión de mantenimiento que permitan analizar los elementos finitos y evaluar el riesgo de formación de moho.

Además, para verificar el riesgo de condensación intersticial, es fundamental calcular con precisión la transmitancia térmica. Por lo tanto, asegúrate de utilizar herramientas específicas para el cálculo que te permitan determinar en tiempo real la transmitancia térmica y verificar el riesgo de condensación intersticial a través del diagrama de Glaser.

Por último, la humedad por capilaridad se distingue de la condensación porque se manifiesta con manchas uniformes a lo largo de las paredes, que se desplazan de abajo hacia arriba. Las manchas causadas por la humedad capilar son claramente visibles y generalmente no superan el metro de altura. Estas manchas no desaparecen con el tiempo, ya que provienen de la presencia de agua dentro de las paredes y no se secan fácilmente.

termus-bridge
termus-bridge