Home » BIM y Facility Management » 5 formas de utilizar el GIS para la gestión de activos

5 modos de aplicar la gestión de activos GIS

5 formas de utilizar el GIS para la gestión de activos

Los GIS desempeñan un papel fundamental en la gestión de activos, ya que ayudan a cartografiar datos sobre la ubicación y las características de los mismos. Descubre 5 formas de utilizarlo

Quienes trabajan en el campo de la gestión de activos saben lo importante que es poder localizarlos fácilmente y obtener información fiable sobre su estado y rendimiento al instante.

Todo esto, sin embargo, se vuelve difícil cuando los activos a gestionar son excesivamente numerosos y están ubicados en diferentes áreas geográficas distantes entre sí.

Por eso, te aconsejo que utilices un software GMAO que, combinado con la tecnología GIS, puede ofrecerte un potente sistema para mapear la ubicación de tus activos y registrar todos los datos relacionados con su funcionamiento.

Si aún no conoces esta tecnología y quieres saber más, sigue leyendo este artículo y descubre los usos y beneficios de la integración entre GIS y  el Asset Management.

¿Qué es la gestión de activos GIS?

La gestión de activos GIS (GIS Asset Management) se refiere a los procesos que se centran en el uso de sistemas de información geográfica, comúnmente conocidos como GIS.

Como ya sabemos, la gestión de activos representa el conjunto de actividades destinadas a administrar los recursos físicos de una organización durante todas las fases de su ciclo de vida. El objetivo es cumplir con las metas estratégicas que la propia empresa se ha propuesto.

Varios tipos de activos pueden formar parte de la empresa, incluidos bienes inmuebles, bienes, instalaciones, maquinarias, equipos, etc.

En la mayoría de los casos, estos recursos no se concentran en un solo lugar, sino que se distribuyen en un área geográfica bastante amplia. Además, son tantas y tan diferentes que su proceso de localización, gestión y monitoreo resulta casi imposible de desarrollar con los métodos tradicionales.

Por lo tanto, cada vez hay más espacio para recurrir a los sistemas GIS con el fin de reducir la complejidad que normalmente caracteriza a los procesos de gestión de activos. Veamos entonces cómo funciona y por qué es tan importante esta tecnología en el ámbito de la gestión de los recursos.

¿Qué es la cartografía GIS?

La cartografía GIS es el proceso de creación y almacenamiento de datos en un mapa geográfico para su posterior análisis, procesamiento y consulta. El término GIS se refiere específicamente a las herramientas informáticas a través de las cuales puede llevarse a cabo este proceso.

El objetivo principal de la cartografía GIS es “georeferenciar” los datos. De hecho, los sistemas GIS permiten registrar cualquier tipo de información, integrándola con los datos relativos a su posición espacial.

Por lo tanto, los datos GIS se caracterizan por dos componentes esenciales:

  • un componente espacial que sirve, precisamente, para identificar la posición del objeto, elemento o dato registrado;
  • un componente descriptivo que tiene como objetivo proporcionar información adicional a los requisitos espaciales. Además, ayuda a caracterizar cada elemento tanto desde el punto de vista cualitativo como cuantitativo.
caracteristicas-de-los-datos-gis

Características de los datos GIS

La importancia del GIS en la gestión patrimonial

La tecnología GIS se ha vuelto indispensable en muchos sectores. Esto se debe a que ofrece una contribución significativa, especialmente en la gestión de activos, ya que ayuda a resolver las ineficiencias que siempre han caracterizado los procesos de gestión y mantenimiento de recursos.

Una de estas ineficiencias está relacionada con la dificultad para identificar la ubicación exacta de los activos cuando estos son demasiados y/o están distribuidos en diferentes ubicaciones.

Como hemos visto anteriormente, el GIS ofrece las herramientas necesarias para crear información geográficamente referenciada que garantiza una localización más rápida y eficiente de los recursos.

Pero la utilidad de esta tecnología no termina con proporcionar información de ubicación simple.

De hecho, los GIS son capaces de asociar a los datos espaciales de un determinado elemento otros atributos. Estos pueden ser estratificados y visualizados en diferentes combinaciones para facilitar el proceso de comprensión.

También permiten recopilar, gestionar y analizar información sobre el estado de los activos, el rendimiento de los equipos, las estrategias de mantenimiento requeridas y cualquier otro elemento que pueda ayudar a los gestores de activos a optimizar su trabajo.

¿Cuáles son las ventajas de la gestión de activos GIS?

Durante muchos años, las empresas y organizaciones de todos los sectores han perdido tiempo y dinero debido a la asignación inadecuada de recursos y la mala gestión. Esto ha contribuido a la desaceleración de la productividad.

Gracias al uso de los Geographic Information Systems (GIS) hoy en día es posible:

  • simplificar los procesos de localización de activos;
  • mejorar la eficiencia de las operaciones en campo;
  • almacenar y gestionar los datos de forma más eficaz;
  • reducir el tiempo y los costes necesarios para la gestión y el mantenimiento de los recursos;
  • obtener una representación visual de los datos que ayude a mejorar su comprensión;
  • integrar en un único mapa datos heterogéneos y obtener modelos, interacciones y tendencias;
  • crear las bases para una toma de decisiones centrada en la información.

5 formas de utilizar los GIS en la gestión de activos

Los sistemas GIS ofrecen potentes capacidades analíticas y de visualización que los hacen indispensables para numerosas aplicaciones en el sector de la gestión de activos. Se pueden utilizar, en particular, para:

  1. Mapear la posición de los recursos. Los sistemas GIS tienen la capacidad de asociar referencias específicas a cualquier elemento para que identifiquen su posición. Permiten, por lo tanto, geolocalizar inmuebles y activos de varios tipos (como instalaciones, equipos, medios de transporte, estaciones de trabajo, equipos informáticos, etc.) y rastrear en tiempo real los movimientos de cada recurso individual.
  2. Gestionar las actividades de mantenimiento. Además de localizar muy fácilmente cada equipo específico, con la ayuda de los mapas GIS es posible identificar los recursos que necesitan reparaciones y mantenimiento. Mediante la integración de datos GIS específicos, también es posible rastrear la raíz del problema.
  3. Monitorear el rendimiento de los activos. Gracias a la capacidad de registrar y mostrar cualquier tipo de información, los GIS son una herramienta indispensable para rastrear y monitorear el rendimiento y las condiciones de funcionamiento de cada equipo.
  4. Seguimiento de las órdenes de trabajo. Con una infraestructura GIS adecuada, los gestores de activos pueden realizar un seguimiento de todas las actualizaciones de las órdenes de trabajo. Además, podrán visualizar y controlar el rendimiento de los técnicos y operadores e identificar posibles áreas de mejora.
  5. Gestión de inventario. La información posicional de los elementos proporcionada por los sistemas GIS se puede aprovechar para mejorar las estrategias de inventario y organizar el espacio de almacenamiento de manera más eficiente.
usos-del-gis-en-la-gestion-de-activos

Usos del GIS en la gestión de activos

Facility Management software para la gestión de activos GIS

Para aprovechar al máximo el potencial de la gestión de activos GIS, es necesario utilizar sistemas que permitan registrar, actualizar y visualizar automáticamente todos los datos relacionados con la ubicación de los activos. Mi consejo es que desde el principio confíes en un programa GMAO capaz de trabajar en un entorno BIM.

Utilizando esta herramienta podrás localizar inmuebles, instalaciones y equipos con la máxima eficiencia, y rastrear los datos relativos a las actividades de gestión y mantenimiento de tus recursos, directamente en planos 2D o modelos 3D BIM.

usbim-maint
usbim-maint