Home » BIM y Cálculo Estructural » Fundaciones a platea: del cálculo a la realización

Fundaciones a platea

Fundaciones a platea: del cálculo a la realización

Descubramos más sobre las fundaciones a platea, cuándo preferirlas a los pilotes y vigas invertidas, cómo calcularlas y qué fases de realización seguir


La fundación es el elemento estructural que permite la transferencia de cargas de la estructura al suelo. La carga de losas pasa primero a los pilares y, sumado a su peso, llega a la fundación. A su vez, la fundación descarga todo el peso del edificio sobre el suelo.

Sin embargo, existen varios tipos de fundaciones para elegir y calcular según las cargas del edificio y las características del suelo. En cada caso, siempre es preferible utilizar un software para el cálculo estructural para evitar errores de diseño que pueden resultar muy costosos para el técnico y para los usuarios del bien.

En este artículo profundizamos sobre las fundaciones a platea, uno de los sistemas más utilizados para edificios de pequeñas y grandes dimensiones.

¿Qué son las fundaciones a platea?

Las fundaciones pueden ser básicamente de dos tipos:

  • directas o superficiales;
  • indirectas o profundas.

Las fundaciones profundas interceptan el suelo bueno en profundidad para llegar a un apoyo sólido. Un ejemplo típico son:

  • pilotes;
  • micropilotes.

Las fundaciones superficiales, en cambio, pueden ser:

  • a zapata;
  • a viga invertida;
  • a platea.

Las fundaciones a platea son un tipo de fundación superficial que se extienden sobre toda la superficie de apoyo del edificio. Generalmente realizadas en hormigón armado, presentan un espesor variable de 40 a 100 cm según las cargas a soportar y las características del suelo. Pueden ser de varios tipos:

  • la clásica losa de espesor constante,
  • la platea aligerada (losa reforzada por una malla de vigas),
  • hasta aquella en forma de hongo.

Esta última presenta engrosamientos en correspondencia con los pilares, para hacer frente al punzonamiento y al corte.

Realización fondaciones a platea

Realización fondaciones a platea

Gracias a su rigidez, la platea reduce al mínimo el riesgo de asentamientos, pero es importante considerar la presencia de capas de suelo cedibles en profundidad, ya que podrían comprometer su estabilidad.

Las fundaciones, de hecho, constituyen el punto de contacto entre el edificio y el suelo, absorbiendo las cargas que viajan a través de muros y pilares. La resistencia y compacidad de las fundaciones dependen de las características específicas del suelo.

Ventajas de las fundaciones a platea

Las fundaciones a platea representan una excelente solución para contrarrestar los problemas relacionados con suelos de baja resistencia, problemas de humedad ascendente, etc.

La platea, en comparación con las fundaciones superficiales de tipo puntual (como las zapatas, por ejemplo), ofrece una superficie de apoyo muy amplia, distribuyendo la carga de manera más uniforme sobre el suelo y evitando asentamientos diferenciales, los cuales son potencialmente más peligrosos para la estructura.

Gracias a su amplia superficie, la platea ejerce presiones muy bajas y mejor distribuidas, adecuadas incluso para suelos poco resistentes y compresibles. Si se dimensiona y arma correctamente, una platea puede permitir que la estructura se mueva de manera monolítica, incluso en presencia de asentamientos importantes.

Solucionador FEM cálculo estructural fundaciones a platea

Solucionador FEM cálculo estructural fundaciones a platea

El cálculo de las fundaciones a platea

Para beneficiarse de todas las ventajas de la fundación a platea, es necesario dimensionarla correctamente:

  • calcular las armaduras,
  • elegir adecuadamente las características del hormigón y del acero,
  • solicitar un informe geológico sobre el suelo de cimentación
  • y cumplir con las regulaciones normativas según el grado de sismicidad de la zona en estudio.

Para el cálculo de las fundaciones a platea se pueden utilizar varios métodos, muy complejos, uno de los cuales considera la platea como una losa isotrópica sobre suelo según Winkler. Sin embargo, la ecuación diferencial que describe el fenómeno no es de fácil solución. Por este motivo se recurre a métodos matemáticos simplificados, como el Método de los Elementos Finitos (FEM).

Actualmente, para realizar un cálculo que responda a la situación real y estar realmente seguros de cumplir con todos los parámetros definidos por la normativa, se puede recurrir al uso de un software para el cálculo estructural. De hecho, los errores de diseño o defectos de ejecución podrían provocar daños incluso a las estructuras en elevación.

El uso de software hace que el proceso de cálculo sea más simple pero sobre todo evita cometer errores.

Aquí hay un video que te muestra cómo modelar una platea de fundación con un software específico.

Las fases de realización de una fundación a platea

La realización de una platea de fundación requiere precisión y atención a los detalles desde las primeras fases. Incluso el trazado de la platea resulta una operación que requiere mucha precisión.

Fase 1: Trazado de la platea

En esta fase se procede con el dibujo a escala real del contorno de la platea sobre el encofrado, utilizando módulos y cuerdas para garantizar precisión y exactitud. Se utiliza un nivelador láser para marcar los niveles del hormigón a verter. Es recomendable verificar varias veces las medidas tomadas, para asegurarse de posicionar correctamente el edificio, también en relación con el lote y las distancias de las calles y edificios. Un error de medición en esta fase podría afectar toda la realización del edificio.

Fase 2: Colocación de las armaduras

Es posible armar la platea con redes electrosoldadas o con barras de acero debidamente calculadas. La colocación de las barras definitivamente requiere más tiempo y una planificación más extensa. Las decisiones relacionadas con el tipo de acero, el diámetro de las varillas a utilizar y el ancho de la malla de la red electrosoldada son el resultado de evaluaciones y análisis realizados gracias al uso de software para el cálculo estructural.

Se comienza colocando los perfiles de refuerzo inferiores, sobre los cuales se colocarán luego las barras de acero del armado inferior primero en una dirección y luego en la otra. Los amarres entre las barras ortogonales entre sí se realizan a medida que se avanza con la colocación del armado.

Una vez finalizada la malla inferior, se procede a instalar los tenedores perimetrales y los travesaños separadores de la red dentro de la platea para el alojamiento del armado superior.

Fase 3: Colocación de los encofrados

Posteriormente, se procede con la colocación de los encofrados. Estos son utilizados para contener el hormigón durante el vertido. Los encofrados se colocan alrededor del perímetro de la platea y pueden estar hechos de paneles de madera o de paneles prefabricados de acero.

En esta fase también se realiza la disposición de las tuberías de los sistemas que servirán al edificio. En particular, se preparan las tuberías de drenaje y los pasajes de instalaciones principales (para suministro de agua, servicio eléctrico y telefónico).

Fase 4: Marcaje de los niveles

Antes del vertido del hormigón, se procede con la marcaje de los niveles.

En la práctica, con la ayuda de un láser, se señala el nivel final de la platea (marcado con clavos en los paneles perimetrales) que servirá como guía durante el vertido del hormigón.

Fase 5: Vertido del hormigón

En este punto se puede proceder con el vertido del hormigón mediante bomba de hormigón con brazo hidráulico, que permite alcanzar fácilmente todos los puntos de la cimentación. El hormigón se vibra cuidadosamente con equipos especiales para eliminar las burbujas de aire en la mezcla y envolver completamente las armaduras. El vertido se finaliza con una capa final ligeramente más fluida para obtener una superficie nivelada y lisa con la ayuda de herramientas especiales. En esta fase también se toman muestras de hormigón (probetas) que, etiquetadas correctamente, serán indispensables para realizar pruebas en el material.

Después de algunos días del vertido, se procede al desencofrado, es decir, la eliminación de los encofrados.

edilus
edilus