Home » BIM y Facility Management » Gestión de activos de construcción: estrategias y beneficios

Gestión de activos de construcción

Gestión de activos de construcción: estrategias y beneficios

La gestión de activos de construcción es el proceso de gestión de los activos de una empresa. Descubre las ventajas y las 4 mejores prácticas para implantarlo

Poseer y adquirir nuevos equipos y maquinaria es algo natural para una empresa de construcción; es una parte vital del ciclo operativo y, como tal, su gestión se convierte en obligatoria.

Sin embargo, la gestión de activos en el sector de la construcción a menudo se pasa por alto o se toma menos en serio de lo que debería. Una gestión adecuada de los activos garantizará la máxima productividad y seguridad, mejorará la eficiencia y, a su vez, aumentará los beneficios de la empresa.

Veamos pues más de cerca qué es la gestión de activos y qué ventajas aporta al sector de la construcción.

¿Qué es la gestión de activos de construcción?

Para entender qué se entiende por gestión de activos de la construcción, conviene comprender primero qué representa un activo en este sector. En general, un activo representa algo que es propiedad de una persona o una empresa y que, por tanto, tiene un valor monetario. En el sector de la construcción, los activos son muchos, varían en función de la fase del flujo de trabajo en la que nos encontremos y suelen clasificarse en dos categorías: equipos y maquinaria.

El asset management en la construcción representa, por tanto, el proceso de gestión de los activos de una empresa de construcción. Esta gestión incluye acciones de: desarrollo o compra, gestión y mantenimiento, renovación o mejora, y eliminación de los activos que la empresa necesita durante las distintas fases de diseño y construcción. La gestión de estos activos se divide en:

Adquisición de activos

Esta fase consiste en el llamado aprovisionamiento de activos, es decir, interceptar y obtener los activos que la empresa necesita. Para que la inversión sea útil y ventajosa, la base de la adquisición de activos implica una importante planificación. Antes de que un activo pueda ser comprado, es necesario demostrar que:

  • es esencial para la empresa;
  • cumple con los requisitos estándar de la empresa, especialmente en términos de seguridad, eficiencia y costes;
  • es un activo certificado para proporcionar los resultados deseados.

Seguimiento y mantenimiento de activos

Esta fase incluye, como indica el término, el monitoreo y mantenimiento de los recursos. El proceso de gestión de activos no termina después de que se adquiere un recurso, sino que continúa para garantizar la eficiencia del activo comprado. Más específicamente, esta fase incluye:

  • mantenimiento;
  • renovación o reestructuración;
  • eliminación y reemplazo.
Componentes del proceso de gestión de activos

Componentes del proceso de gestión de activos

¿Por qué es importante la gestión de activos en la industria de la construcción?

La gestión de activos en la industria de la construcción es importante porque ayuda a mantener la empresa en su máxima eficiencia. Cada vez que un recurso no se gestiona adecuadamente, es decir, su compra, mantenimiento y disposición no se manejan de la manera más eficiente posible, son la empresa y los procesos de diseño los que resultan afectados a corto o largo plazo. Si un recurso deja de funcionar temporalmente o se rompe, se desencadenan tiempos de inactividad no planificados que aumentan las ineficiencias en todo el proceso.

Una correcta gestión de activos, respaldada por las herramientas adecuadas, permitirá, en cambio:

  • ahorrar dinero;
  • respetar los márgenes de beneficio;
  • cumplir con los requisitos normativos;
  • gestionar los riesgos de seguridad;
  • reducir los tiempos de inactividad;
  • gestionar las condiciones de los recursos;
  • aumentar la consistencia y uniformidad en obra.

¿Cuáles son los tipos de activos en la industria de la construcción?

Anteriormente, hemos dicho que los recursos en el mundo de la construcción son muchos y varían según la fase de diseño y ejecución en la que nos encontremos. Además, se agrupan en equipos y maquinaria. Pero veamos más detalladamente cuáles son los principales tipos de activos en el sector AECO:

Equipos de construcción

Se refiere a aquellos bienes, a menudo de alto valor monetario, que las empresas utilizan para realizar trabajos pesados en el lugar de trabajo. Por ejemplo, grúas, excavadoras, tractores, pavimentadoras y una serie de otros equipos especializados según el tipo de construcción en curso. Las dimensiones, el valor, la necesidad de personal especializado y el uso de combustible hacen que sea especialmente importante gestionar estos equipos.

Vehículos

Los vehículos, como automóviles y camiones, se consideran activos separados del resto de los equipos de construcción, especialmente si se utilizan fuera del lugar de trabajo para comisiones o transporte.

Computadoras y otros dispositivos

Computadoras, teléfonos celulares, tabletas u otros dispositivos tecnológicos y electrónicos están omnipresentes en empresas y lugares de trabajo. Estos dispositivos requieren gestión tanto en términos de funcionalidad como de seguridad informática.

Herramientas y accesorios

Incluso herramientas y accesorios de pequeño tamaño (y no especialmente sofisticados desde el punto de vista tecnológico) necesitan gestión y mantenimiento. Si un trabajador necesita una herramienta para completar un trabajo específico y esta herramienta no está presente en el lugar de trabajo o tiene algún problema de funcionamiento, causará retrasos en el trabajo, traduciéndose en pérdidas económicas. Por lo tanto, es esencial mantener un inventario preciso de las herramientas y monitorear su uso y desgaste.

Estructuras y servicios

Cada lugar de trabajo tiene, según sus dimensiones, pequeñas estructuras de apoyo para los trabajadores, como baños y estaciones de lavado. Estos también son activos y deben ser monitoreados dentro del plan de gestión de activos.

¿Cuáles son los beneficios de la gestión de activos en la industria de la construcción?

Existen numerosas ventajas al implementar un plan de gestión de activos en la industria de la construcción. Entre ellos se encuentran:

  • monitoreo de todos los recursos en tiempo real: esto permite planificar la gestión y el mantenimiento de los recursos, evitando accidentes que afectarían la seguridad de los trabajadores y causarían retrasos inesperados;
  • reducción del riesgo de robo en el lugar de trabajo: desafortunadamente, el sector de la construcción puede ser objeto de robos debido a los bienes de alto valor asociados al sector. Implementando el seguimiento de los bienes de construcción es posible reducir este riesgo. Además, el uso de software específico de gestión de instalaciones permite geolocalizar los activos y monitorear los bienes, mejorando la seguridad en el lugar de trabajo y creando un ambiente libre de estrés;
  • evaluación del rendimiento: gracias al monitoreo en tiempo real, la empresa podrá evaluar los recursos más utilizados, aquellos que podrían ser arrendados en lugar de comprados debido a un uso inferior al previsto, etc.;
  • comprensión del ciclo de vida de los bienes de construcción: la gestión de activos permite monitorear todos los equipos y maquinaria para reparaciones, mantenimiento, desguace o venta. Esto permite tener todo listo y en condiciones óptimas cuando se va a comenzar un trabajo;
  • optimización de la seguridad en el lugar de trabajo: desarrollar un plan de gestión de activos significa conocer siempre el estado de los equipos y maquinaria y saber cuándo es necesario intervenir, incluso a través del mantenimiento predictivo. Por supuesto, tener recursos monitoreados y mantenidos aumenta el grado de seguridad en el lugar de trabajo.
Beneficios de la gestión de activos

Beneficios de la gestión de activos

4 mejores prácticas para implementar estrategias de gestión de activos en la construcción

No existe una forma universalmente válida de gestionar activos. Siempre habrán variables a considerar según la empresa específica y el proyecto individual. Sin embargo, existen mejores prácticas que pueden ser útiles para todas las empresas de construcción, como:

  1. tener a las personas adecuadas en las posiciones correctas: la base de un proceso de gestión de activos eficiente siempre es un personal calificado;
  2. asegurarse de que los equipos comprendan el ciclo de vida de los equipos: por ejemplo, una cosa es saber que la excavadora tiene 11 años, otra cosa es saber qué significa en términos de vida útil restante;
  3. evaluar los activos regularmente: a menudo, algunos equipos o maquinaria simplemente deben ser desechados y reemplazados. Es imprescindible evaluar los recursos regularmente e identificar de manera precisa aquellos recursos que han alcanzado el final de su vida útil;
  4. invertir en un software específico y profesional para la gestión de activos: el uso de tecnología específica aumentará la productividad de los miembros del equipo y facilitará todo tipo de gestión de activos.

Herramientas para la actividad de gestión de activos de construcción

Existen también otras herramientas de apoyo a la actividad de gestión de activos, como los software para la gestión de problemas en la construcción que te recomiendo implementar en tu equipo de trabajo para gestionar todos los problemas que surgen en las diversas fases del proyecto de construcción, cumplir siempre con los plazos y asegurar la satisfacción de los clientes y los miembros del equipo, o simplemente para la gestión de intervenciones en equipos con la apertura de tickets!

usbim-maint
usbim-maint