Home » BIM y Eficiencia energética » Instalación de baterías solares: cómo elegirlas y colocarlas

Instalación-de-baterías-solares

Instalación de baterías solares: cómo elegirlas y colocarlas

Dónde realizar la instalación de baterías solares para maximizar el almacenamiento y acceder a las deducciones fiscales


Las baterías solares representan un elemento fundamental para optimizar el uso de la energía solar y aumentar la eficiencia de los sistemas fotovoltaicos existentes.

Gracias a su capacidad para almacenar la energía producida por los paneles solares, permiten maximizar el autoconsumo energético, reduciendo al mismo tiempo la dependencia de la red eléctrica tradicional.

Para poder disfrutar de estos beneficios, es fundamental dimensionar la instalación de baterías solares según los consumos. Por lo tanto, puede ser útil el uso de un software de diseño fotovoltaico que te permite configurar correctamente el sistema de almacenamiento según las necesidades del usuario.

Instalación de baterías solares ¿qué son?

Las baterías solares son sistemas de almacenamiento de energía especiales integrados en las instalaciones, que permiten almacenar la energía producida pero no utilizada para hacerla disponible durante las horas nocturnas o en períodos de baja radiación solar.

Un sistema fotovoltaico con baterías de almacenamiento puede ser:

  • sistema fotovoltaico aislado o autónomo: un tipo de instalación fotovoltaica no conectada a la red eléctrica nacional, pero conectada a un sistema autónomo de almacenamiento de energía que almacena la electricidad producida por la instalación y la suministra directamente al usuario cuando sea necesario.
Sistema fotovoltaico autónomo

Sistema fotovoltaico autónomo

  • sistema de almacenamiento fotovoltaico conectado a la red: un sistema en el que la energía solar producida se almacena inicialmente en los sistemas de almacenamiento (storage) y, una vez que las baterías alcanzan su capacidad máxima, la energía residual se inyecta en la red eléctrica nacional. Este tipo de instalación también se conoce como sistema fotovoltaico híbrido, ya que combina el uso de baterías de almacenamiento con el acceso a la red eléctrica.
Sistema de almacenamiento fotovoltaico conectado a la red

Sistema de almacenamiento fotovoltaico conectado a la red

Tipos de baterías y acumuladores para fotovoltaico

Actualmente, en el mercado existen varios tipos de baterías utilizadas en las instalaciones fotovoltaicas, cada una con características y tecnologías específicas. Las principales categorías de acumuladores incluyen:

  • baterías de litio: con una mayor eficiencia y capacidad de descarga de hasta el 90%. Son ideales para maximizar el autoconsumo energético. En comparación con las baterías de plomo, son menos voluminosas y tienen una vida útil promedio de 10-12 años, pero su precio es más elevado;
  • baterías de gel: caracterizadas por una mayor seguridad y resistencia a temperaturas extremas. Tienen una capacidad de descarga inferior a las baterías de litio;
  • baterías estacionarias: conocidas por su fiabilidad y durabilidad en el tiempo. Son ideales para aplicaciones industriales y comerciales que requieren un funcionamiento continuo y estable;
  • baterías de plomo-ácido: entre las más comunes. Son de bajo coste pero tienen una vida útil promedio de 3-5 años. Su capacidad de descarga está limitada al 50-60%;
  • baterías AGM: similares a las baterías de plomo-ácido pero con una estructura vetro-matricial que las hace más resistentes a las vibraciones y los golpes;
  • baterías de Níquel: menos comunes pero con una mayor capacidad de carga y descarga que las baterías de plomo.

La elección de la batería más adecuada depende de las necesidades específicas del usuario y de factores como la capacidad, la potencia y el número de ciclos de carga. Se recomienda realizar un cálculo preciso del perfil de consumos eléctricos para dimensionar correctamente el acumulador según las necesidades energéticas del hogar.
Por lo tanto, te sugiero realizar este cálculo utilizando un software fotovoltaico adecuado que te permita calcular el dimensionamiento correcto de las baterías según las necesidades energéticas de la vivienda y el usuario.

Duración de las baterías

En cuanto a la duración, las baterías de alta calidad para almacenamiento pueden ofrecer una garantía de hasta 10-20 años y están diseñadas para soportar entre 10,000 y 12,000 ciclos de carga completos. Sin embargo, su vida útil puede variar según la tecnología utilizada y las condiciones de uso. La longevidad de las baterías de almacenamiento fotovoltaico está estrechamente relacionada con el número de ciclos de carga. Cuanto más frecuentes sean las recargas y descargas, menor será la vida útil del sistema de almacenamiento.

Para mantener las baterías en condiciones óptimas con el paso del tiempo, es fundamental gestionarlas correctamente, almacenándolas en un ambiente seco y, a veces, protegiéndolas de temperaturas elevadas con un sistema de refrigeración adecuado.

Características de las baterías para almacenamiento fotovoltaico

Los modernos sistemas de almacenamiento fotovoltaico ocupan un espacio relativamente reducido. Por ejemplo, un sistema de 5 kW ocupa aproximadamente 1 metro cuadrado de superficie. Las dimensiones pueden variar según el tipo de baterías y la potencia del acumulador, pero suelen ser contenidas.

Las baterías destinadas al almacenamiento fotovoltaico están encerradas en envases especiales, los cuales están conectados a un sistema de ventilación. Estos contenedores están diseñados para garantizar un aislamiento óptimo, protegiendo las baterías de posibles fluctuaciones de temperatura y reduciendo el riesgo de contacto directo con las personas.

Cómo instalar baterías solares

Para llevar a cabo una instalación eficiente de las baterías, se recomienda seguir una serie de pasos detallados:

  • planificación precisa: es esencial seleccionar el sistema de almacenamiento más adecuado para tus necesidades y las características del sistema fotovoltaico. Por lo tanto, debes evaluar el tamaño y las capacidades de las baterías y diseñar un sistema de ventilación adecuado para garantizar un funcionamiento seguro y eficiente;
  • análisis económico: antes de la instalación fotovoltaica, es necesario realizar un análisis exhaustivo de la rentabilidad total. Es decir, evaluar el retorno de la inversión, el tiempo de amortización y otros indicadores financieros relevantes;
  • cumplimiento de los procedimientos burocráticos: es obligatorio obtener todas las autorizaciones necesarias para la instalación de las baterías. Asegúrate de cumplir plenamente con las regulaciones vigentes en la materia;
  • instalación y mantenimiento técnico: la gestión y el mantenimiento del sistema de almacenamiento son cruciales para garantizar un rendimiento óptimo a lo largo del tiempo. Además, ayudan a maximizar los beneficios energéticos y económicos del sistema fotovoltaico.

Para evitar problemas en la instalación de las baterías, te sugiero siempre utilizar un software fotovoltaico que te guiará en el proceso. Te ayudará con la evaluación económica y el dimensionamiento y la configuración del acumulador definiendo el tipo de batería.

Dónde realizar la instalación de baterías solares

La elección del lugar ideal para instalar las baterías fotovoltaicas es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento y la longevidad del sistema de almacenamiento a lo largo del tiempo.

Se recomienda elegir un ambiente bien ventilado y protegido de las fluctuaciones de temperatura. Esto ayuda a garantizar condiciones óptimas de operación y reducir el riesgo de daños o mal funcionamiento causados por agentes externos. Además, es esencial tener en cuenta la seguridad y cumplir con las regulaciones específicas para prevenir posibles riesgos de explosión o incendio.

No se recomienda la instalación al aire libre, ya que las condiciones meteorológicas, como la lluvia, la nieve y la intrusión de insectos, podrían causar graves daños al funcionamiento del sistema de almacenamiento.

La solución óptima consiste en utilizar un ambiente interior especialmente protegido. Además, debe estar dimensionado según el volumen de las baterías fotovoltaicas, capaz de mantener una temperatura estable y controlada durante todo el año.

Caso de instalación de baterías solares internas a la vivienda

Los lugares más frecuentemente elegidos para alojar las baterías fotovoltaicas son el garaje y la bodega. Esta preferencia se debe a la necesidad de tener una superficie suficiente para soportar el considerable peso del sistema de almacenamiento. De hecho, el peso del acumulador fotovoltaico puede variar de 60 a 150 kg, según el tipo de baterías y su capacidad. Por lo tanto, no se recomienda instalar las baterías para almacenamiento en el desván, a menos que se garantice una ventilación adecuada y una estructura de soporte sólida.

Durante la fase normal de carga y, sobre todo, en caso de sobrecarga, las baterías pueden liberar hidrógeno y oxígeno. Por lo tanto, es fundamental garantizar una adecuada renovación del aire en el entorno circundante, para evitar el exceso de los límites de seguridad.

Finalmente, la elección de un local técnico dedicado o de un garaje/bodega también facilita las operaciones de mantenimiento y control, simplificando así la sustitución de las baterías.

Caso de instalación de baterías solares externas a la vivienda

Si no es posible alojar las baterías en el interior de la vivienda, la opción es colocarlas en el exterior del edificio. En este caso, es fundamental proteger el acumulador de los agentes atmosféricos, los insectos y las hojas, mediante la instalación de un armario especial.

Instalación de baterías solares en sistema existente

Para agregar baterías para el almacenamiento en un sistema fotovoltaico existente, es esencial evaluar cuidadosamente las características tanto de las baterías como del sistema en sí. De hecho, es fundamental dimensionar las baterías adecuadamente con respecto a las especificaciones del sistema y las necesidades del usuario.

La mayoría de los sistemas fotovoltaicos están diseñados para permitir una integración fácil y sin complicaciones de las baterías de almacenamiento. Esto significa que es posible mejorar la eficiencia y la autonomía de tu sistema fotovoltaico sin tener que reemplazar todo el sistema.

En caso de que desees integrar las baterías en un sistema fotovoltaico ya existente, se recomienda optar por un sistema de almacenamiento que presente las siguientes especificaciones:

  • conexión en el lado de corriente alterna (AC);
  • compatibilidad con cualquier modelo de inversor fotovoltaico;
  • adaptabilidad tanto para sistemas eléctricos monofásicos como trifásicos;
  • presencia de un sistema de monitoreo integrado.

 

solarius-pv
solarius-pv