Home » BIM y MEP » Instalación fontanería a la vista: ventajas del modelado 3D

Instalación fontanería vista

Instalación fontanería a la vista: ventajas del modelado 3D

Cómo realizar una instalación fontanería a la vista sin dañar paredes y suelos. Ventajas, desventajas, ideas y modos de operar

¿Alguna vez has considerado proponer a tu cliente la realización de una instalación fontanería a la vista?

Las instalaciones vistas ofrecen grandes ventajas al pensar en la posibilidad de realizar una nueva instalación sin demolición, polvo y ruido, así como en la facilidad de intervención en caso de mantenimiento. Además, con algunos pequeños ajustes en los materiales y la ubicación, las tuberías a la vista pueden convertirse en una verdadera declaración de estilo.

Veamos juntos todas las ventajas y algunos consejos para llevar a cabo el proyecto de la mejor manera posible.

Ejemplos de instalación fontanería vista

Ejemplos de instalación fontanería a la vista

Instalación fontanería a la vista: ventajas

Una instalación fontanería a la vista se refiere a un sistema hidráulico en el que las tuberías, accesorios y otros componentes de la instalación se instalan fuera de las paredes o elementos estructurales de un edificio, haciéndolos visibles. Este tipo de instalación contrasta con la clásica instalación hidráulica empotrada, donde las tuberías están incorporadas en las paredes o en el suelo y, por lo tanto, no son visibles.

¿Por qué realizar una instalación fontanería a la vista?

Hay varias razones, entre ellas:

1. Instalación sin intervención en paredes

No se requieren modificaciones en la estructura de la pared. El primer y más evidente beneficio de esta decisión se encuentra en la limitada invasividad de la intervención de instalación. Optando por colocar las tuberías a la vista, no será necesario realizar trazas en la pared o el suelo. Esto implica que la intervención será más rápida y menos impactante, generando menos molestias (polvo, ruido, escombros, etc.).

2. Conservación de las paredes originales

Esto puede ser crucial especialmente en edificios históricos, con paredes que queremos mantener intactas o en las que es difícil realizar trazas (paredes de piedra, etc.).

3. Costes más accesibles

Otra ventaja es la reducción de los costes. Tanto de instalación, ya que no implica trabajos de albañilería de gran envergadura, como de accesorios, en caso de que deseemos adoptar un estilo industrial como se muestra en la imagen anterior. Los grifos de este tipo tienen costes inferiores a los comúnmente utilizados en baños.

4. Mantenimiento simplificado

¿Quién no ha enfrentado problemas de filtraciones? Manchas de humedad que comienzan a aparecer en la pared o el techo y la necesidad subsiguiente de intervenciones, con demolición, para detectar el origen de la fuga. Si las tuberías son visibles, las pérdidas también lo son. Esto facilita la realización de un mantenimiento periódico y evita sorpresas desagradables. Con una instalación vista, es más fácil inspeccionar y realizar el mantenimiento de las tuberías, ya que son fácilmente identificables y accesibles. Esto puede reducir los costes de mantenimiento a largo plazo y evitar realizar demoliciones molestas o trabajos invasivos en caso de pérdidas, fallas, intervenciones de mantenimiento, etc.

5. Opción decorativa

Si optamos por las tuberías a la vista, seleccionamos cuidadosamente el tipo de tubo, evitando aquellos de material plástico, poco estéticos. Podemos elegir entre acero y cobre; el primero es más discreto, mientras que el segundo es más característico y decorativo. El cobre experimentará cambios cromáticos debido al vapor y al agua, pero eso forma parte de la estética y la belleza de este material.

6. Adaptabilidad a diferentes estilos

La solución de tuberías a la vista ofrece ventajas prácticas y económicas y también puede ser agradable estéticamente. ¿Pero se adapta a todos los estilos? Ciertamente se presta muy bien a los interiores de inspiración industrial que valorizan los materiales dejados intencionadamente expuestos y no terminados. Con los ajustes adecuados, las tuberías a la vista pueden integrarse perfectamente incluso en un baño clásico, de inspiración ligeramente retro.

7. Agilidad en las modificaciones

En caso de modificaciones o actualizaciones al sistema existente, es más fácil intervenir con la realización de un sistema con tuberías a la vista. Esto puede ser particularmente útil en entornos ya habitados, donde se desea evitar la realización de trazas, o si se desea realizar un trabajo de manera económica, en espacios de servicio donde la estética podría considerarse insignificante (almacenes, baños de servicio, garajes, etc.) o en caso de cambios frecuentes en el diseño (locales comerciales, etc.).

Ejemplos de instalación fontanería vista

Ejemplos de instalación fontanería a la vista

Por lo tanto, es una elección versátil, quizás aún poco común, pero que podría conquistarnos pronto gracias a su practicidad y valor estético inesperado. Lo que importa, además de la elección del material, es la disposición de las tuberías. Si el objetivo es hacer que la instalación sea el punto focal de nuestro baño, evitemos ocultarlo detrás de muebles y accesorios sanitarios, de lo contrario, correríamos el riesgo de un efecto decadente y descuidado.

Desventajas de la instalación a la vista

Como hemos visto, elegir una instalación fontanería a la vista puede ser una opción ventajosa en varios aspectos.

Ejemplos de instalación fontanería vista

Ejemplos de instalación fontanería vista

Sin embargo, también hay algunas desventajas a considerar, como:

  • estética no apreciada: la estética industrial no es apreciada por todos y no es adecuada para todos los contextos arquitectónicos;
  • exposición a daños físicos: las tuberías a la vista están más expuestas a daños físicos o vandalismo que las empotradas;
  • atención al diseño: además del dimensionamiento de las instalaciones, el diseño requerirá ajustes relacionados con la disposición de las tuberías. Para un resultado óptimo, de hecho, las tuberías no deben estar dispuestas de manera desordenada, sino que se debe evaluar la relación con los muebles (para evitar superposiciones e interferencias) y la ruta precisa que deben seguir las tuberías.

Cómo diseñar una instalación fontanería a la vista

Para diseñar una instalación fontanería a la vista, el uso de un software 3D BIM y herramienta MEP puede ser un soporte muy valioso. Las razones son muchas, entre ellas:

1. Visualización realista

Un software 3D BIM permite crear modelos tridimensionales detallados de la instalación fontanería a la vista. Esta visualización realista ofrece una comprensión clara de cómo la instalación se integrará con el entorno circundante, permitiendo evaluar su aspecto estético y la disposición de los componentes.

2. Prevención de errores

El modelado 3D permite identificar y corregir posibles errores o conflictos en el diseño antes de que la instalación física tenga lugar. Esto reduce el riesgo de problemas durante la fase de construcción, ahorrando tiempo y recursos.

3. Optimización del diseño

Con un software 3D, es posible experimentar con diferentes soluciones de diseño, disposiciones y configuraciones de los elementos de la instalación. Esto permite optimizar el diseño para maximizar la eficiencia, mejorar la accesibilidad para el mantenimiento y asegurar una distribución agradable de los componentes.

4. Análisis de flujos

Algunos software 3D pueden simular los flujos de fluidos a través de la instalación, ayudando a identificar posibles puntos de acumulación o baja presión. Este análisis contribuye a mejorar el diseño de la instalación para garantizar un flujo óptimo y una distribución uniforme del agua.

5. Colaboración facilitada

Los modelos BIM (exportados en formatos abiertos y no propietarios como el IFC) se pueden compartir fácilmente con otros miembros del equipo, clientes, proveedores u otros profesionales involucrados en el proyecto. Esto facilita la colaboración y la comunicación, permitiendo a todas las partes interesadas tener una visión clara y compartida del diseño.

6. Presentación a los clientes

Los modelos 3D se pueden utilizar para presentar de manera efectiva el proyecto a los clientes o partes interesadas (renders, visitas virtuales, presentaciones en video, etc.). Las representaciones realistas ayudan a comunicar claramente el aspecto final de la instalación y recopilar comentarios en la fase de diseño para evitar cambios durante la construcción.

7. Facilidad de adaptación

Durante el diseño, es posible realizar fácilmente cambios en el modelo 3D para responder a nuevas necesidades o requisitos. Esta flexibilidad permite probar diferentes soluciones antes de establecerse en un diseño final.

8. Estimación de costes y tiempos

Aprovechando las automatizaciones propias de un software BIM, directamente desde el modelo de proyecto, es posible obtener automáticamente estimaciones precisas de los tiempos y costes de construcción de la obra.

Si piensas que diseñar una instalación fontanería a la vista podría interesar a tu cliente, intenta representarla aprovechando las ventajas de las que hemos hablado en este artículo y con la ayuda de renders o visitas virtuales desde el modelo 3D.

edificius-mep
edificius-mep