Home » BIM y Eficiencia energética » ¿La bomba de calor para suelo radiante es rentable?

¿La bomba de calor para suelo radiante es rentable?

La bomba de calor para suelo radiante es una solución eficiente e innovadora para la climatización del hogar. Descubre todas sus ventajas

El suelo radiante es una solución óptima y moderna para distribuir el calor dentro de una vivienda. La bomba de calor produce energía térmica con alimentación a partir de fuentes renovables. ¿Alguna vez has pensado en la integración entre estas dos tecnologías?

Bomba de calor para suelo radiante: eficiencia y sostenibilidad ambiental

Las bombas de calor para suelo radiante representan una solución innovadora y altamente eficiente para garantizar el confort térmico en edificios, tanto residenciales como comerciales.

Esta solución integra dos tecnologías, la bomba de calor y el suelo radiante.

Una bomba de calor es un sistema tecnológico innovador que se utiliza para el calentamiento, la refrigeración (si es reversible) y la producción de agua caliente sanitaria y se alimenta a través de la energía térmica proveniente de fuentes renovables externas como el agua, el aire y el subsuelo, evitando el consumo de combustibles fósiles.

Para profundizar en el funcionamiento de una bomba de calor, te recomiendo leer el artículo «Bomba de calor: cómo funciona, tipos y ventajas«.

El suelo radiante, también conocido como sistema radiante de suelo, se compone de una serie de paneles radiantes constituidos por tuberías posicionadas debajo de la superficie del suelo. En estas tuberías circula agua caliente o fría en función de la temporada climática y, por lo tanto, según la necesidad de calefacción o refrigeración de los ambientes. Con el paso del agua se difunde la temperatura primero a través del suelo y luego, por irradiación, por toda la habitación de manera homogénea.

El suelo radiante puede ser alimentado a través de una bomba de calor, una caldera tradicional o de condensación o paneles solares que calentarán o enfriarán el agua dentro de las tuberías.

¿Cómo funciona la bomba de calor para suelo radiante?

Las bombas de calor combinadas con un sistema de calefacción por suelo radiante representan un tipo de sistema de calefacción que aprovecha la energía térmica presente en el entorno circundante para calentar los espacios interiores de manera eficiente y ecológica. Su funcionamiento se basa en los principios de la termodinámica y aprovecha el ciclo termodinámico de compresión y expansión del refrigerante.

La gran ventaja de las bombas de calor para suelo radiante es que pueden operar en ambas direcciones, permitiendo también enfriar los espacios durante los meses más cálidos. Este ciclo de enfriamiento simplemente se invierte, con el refrigerante absorbiendo el calor del interior del edificio y liberándolo al entorno exterior. Por lo tanto, esta versatilidad las convierte en una solución completa para el confort térmico durante todo el año.

A continuación, podemos esquematizar el funcionamiento de este sistema en pasos:

1. Absorción de energía térmica

La bomba de calor extrae la energía térmica del entorno circundante, que puede ser el aire, el suelo o el agua. Incluso a temperaturas muy bajas, todavía hay rastros de calor en el entorno que pueden ser aprovechados.

2. Compresión del refrigerante

El refrigerante dentro del sistema es comprimido por un compresor, aumentando su temperatura. Este proceso requiere energía eléctrica, pero la cantidad de calor producida es mayor que la energía eléctrica absorbida.

3. Transferencia de calor al sistema de calefacción

Luego, el refrigerante a alta temperatura pasa a través de un condensador dentro del sistema de calefacción. Aquí, cede el calor acumulado al agua o al fluido de calefacción que circula a través del suelo radiante.

4. Distribución del calor

El calor se distribuye uniformemente a través del sistema de calefacción por suelo radiante, calentando el ambiente de manera confortable y uniforme.

5. Expansión del refrigerante y retorno al ciclo

Luego, el refrigerante enfriado pasa a través de una válvula de expansión, donde se expande y reduce su temperatura. Este ciclo se repite continuamente, permitiendo que la bomba de calor mantenga una temperatura constante dentro del edificio.

¿Cuáles son los beneficios de usar una bomba de calor para suelo radiante?

Si las bombas de calor y los sistemas de calefacción por suelo radiante ya son eficientes por separado en una vivienda, imagina los beneficios que se obtienen al combinar ambos sistemas.

El principal beneficio es sin duda el ahorro energético, que se traduce en un enorme ahorro económico: las bombas de calor funcionan a una temperatura máxima de suministro de alrededor de 50°C/60°C, los paneles radiantes funcionan con agua a una temperatura entre 25°C y 35°C, la demanda de temperaturas más bajas permite un ahorro de aproximadamente el 30%.

El uso de una bomba de calor para suelo radiante proporciona mayor seguridad al sistema porque, a diferencia de una caldera tradicional, no necesita estar conectada a la red de gas, sino que se conecta directamente a la red eléctrica.

Además, ofrece un gran bienestar térmico y un alto confort habitacional, con temperaturas siempre uniformes y ruidos reducidos al mínimo debido al funcionamiento silencioso de ambos sistemas.

Al trabajar a bajas temperaturas, también se evita la generación de polvo y ácaros y se mantiene el aire más saludable, evitando alergias.

El sistema permite reducir al mínimo el impacto ambiental porque la bomba de calor aprovecha principalmente fuentes naturales para producir energía térmica, garantizando una mayor sostenibilidad.

Ventajas de la bomba de calor para calefacción por suelo radiante

Ventajas de la bomba de calor para calefacción por suelo radiante

¿Qué bomba de calor elegir para el suelo radiante?

Existen diferentes tipos de bombas de calor, en particular podemos distinguirlas en función de la fuente de energía utilizada:

  • bomba de calor aire-aire: transfiere la energía térmica tomándola del aire exterior e introduciéndola en los espacios interiores en forma de aire interno para enfriarlos o calentarlos;
  • bomba de calor aire-agua: aprovecha la energía térmica contenida en el aire exterior para transferirla al agua del circuito del sistema;
  • bomba de calor agua-agua: extrae calor de una fuente fría compuesta por agua, como un lago, un río o un acuífero, y lo transfiere al agua del sistema interno;
  • bomba de calor geotérmica: utiliza el calor proveniente del subsuelo, que se extrae a través de sondas geotérmicas y se utiliza para la generación de energía térmica sostenible.

La elección del tipo más adecuado debe estar influenciada por la mayor disponibilidad de la fuente renovable en el lugar donde se instalará el sistema.

Además, es muy importante verificar la calidad de la bomba de calor, asegurándose de que tenga valores de eficiencia elevados, es decir, de COP (coeficiente de rendimiento) y EER (relación de eficiencia energética), y que esté dimensionada para satisfacer las necesidades de la vivienda.

A través del software BIM para instalaciones MEP y su amplio catálogo de objetos, constantemente actualizado, puedes dimensionar los suelos radiantes mediante la modelización en 3D de los componentes del sistema y de las conexiones técnicas del suelo radiante.

Para obtener más información, mira el video sobre Edificius MEP, ¡el software BIM para el modelado de instalaciones MEP tan sencillo como un CAD!

edificius-mep
edificius-mep