Home » BIM y Obras » Plan de gestión de riesgos en la construcción: asegurando el éxito con prevención y planificación

Plan de gestión de riesgos en la construcción: asegurando el éxito con prevención y planificación

Descubre la importancia del plan de gestión de riesgos en la construcción para garantizar la seguridad y el éxito del proyecto

El sector de la construcción es un ámbito dinámico y desafiante, caracterizado por desafíos únicos que pueden influir en el éxito de los proyectos. La gestión efectiva de riesgos es uno de estos desafíos.

Cada proyecto de construcción está intrínsecamente sujeto a múltiples variables e incertidumbres, desde las condiciones del sitio y el cumplimiento normativo, hasta la disponibilidad de materiales y la gestión de recursos humanos. Sin una gestión de riesgos adecuada, estas incertidumbres pueden convertirse fácilmente en obstáculos imprevistos que socavan el éxito del proyecto e influyen negativamente en la reputación de la empresa.

Para garantizar la seguridad, la eficacia y el éxito de un proyecto, es fundamental tener un plan de gestión de riesgos sólido y bien estructurado. En este artículo, exploraremos en detalle el Plan de gestión de riesgos en la construcción (Construction risk management plan)

Nos centraremos en los pasos clave y las mejores prácticas a seguir para garantizar el máximo resultado. Desde la evaluación de riesgos hasta la implementación de un plan detallado, descubriremos cómo abordar los desafíos de manera proactiva y garantizar el éxito de los proyectos de construcción.

La gestión de riesgos en la construcción

La gestión del riesgo en el sector de la construcción es un proceso metodológico y estratégico que tiene como objetivo identificar, evaluar y mitigar los riesgos que pueden afectar el éxito de un proyecto.

De hecho, en un entorno caracterizado por una compleja red de intereses y variables, es esencial comprender los principios fundamentales de la gestión del riesgo para garantizar que los proyectos de construcción se completen con éxito y de manera segura.

Igualmente, el análisis y el reconocimiento de riesgos requieren un enfoque que involucre a todas las partes interesadas, desde las figuras gerenciales hasta los trabajadores en el campo.

Además, es importante destacar cómo los riesgos pueden variar considerablemente de un proyecto a otro, según factores como:

  • el tamaño de la obra,
  • la complejidad de las actividades realizadas
  • y el entorno circundante.

Por lo tanto, es crucial realizar una evaluación detallada y personalizada para cada proyecto, teniendo en cuenta todas las variables específicas.

En un entorno complejo como el de la construcción, la implementación de un plan de gestión de riesgos en la construcción es fundamental para evitar problemas potenciales que puedan surgir durante el proceso de construcción. Este plan representa el mapa estratégico que identifica, analiza y aborda los riesgos específicos relacionados con el proyecto de construcción.

La importancia de un plan de gestión de riesgos en la construcción

Un plan de gestión de riesgos en el sector de la construcción es fundamental para garantizar el éxito y la seguridad de los proyectos, y es un elemento clave para abordar de manera efectiva los desafíos y riesgos asociados con este sector dinámico y complejo.

De hecho, este actúa como una brújula para guiar todo el proceso de gestión de riesgos dentro de un proyecto de construcción. Proporciona una estructura clara y detallada sobre cómo identificar, evaluar y mitigar los riesgos específicos que pueden afectar el proyecto, permitiendo a las partes interesadas tomar decisiones informadas y proactivas.

Los beneficios de la elaboración de este plan son numerosos. En primer lugar, contribuye a garantizar un entorno de trabajo más seguro para todos los trabajadores involucrados en el proyecto, reduciendo el riesgo de accidentes y lesiones en el lugar de trabajo. En segundo lugar, ayuda a evitar retrasos y costes adicionales, proporcionando una guía clara sobre cómo abordar los riesgos de manera oportuna y efectiva.

Dada la importancia de redactar un plan de gestión de riesgos, veamos juntos cuáles son las fases para su creación.

Plan de gestión de riesgos en la construcción | usBIM.resolver

Plan de gestión de riesgos en la construcción | usBIM.resolver

¿Cómo crear un plan de gestión de riesgos en el sector de la construcción?

Para desarrollar correctamente un plan de gestión de riesgos en la construcción, es necesario seguir 3 pasos fundamentales:

  • identificación de riesgos;
  • evaluación de riesgos;
  • mitigación de riesgos.

Fase 1: identificación de riesgos

Esta fase (fundamental) implica un enfoque proactivo para identificar todas las posibles fuentes de incertidumbre y riesgo que podrían afectar el éxito del proyecto.

Tipos de riesgos

Existen varios riesgos potenciales en obras de construcción. De todos modos, podemos citar como ejemplos:

  • Retrasos en la entrega de materiales: problemas relacionados con la logística de materiales pueden causar retrasos significativos en el progreso del proyecto, afectando los plazos de finalización y los costes.
  • Problemas de cumplimiento normativo: violaciones de las normativas locales, regionales o nacionales pueden conllevar multas, retrasos o incluso la suspensión del proyecto.
  • Variaciones en los costes: fluctuaciones en los precios de los materiales, cambios en los requisitos de diseño o imprevistos en el sitio de construcción pueden llevar a variaciones en los costes del proyecto, poniendo en riesgo el presupuesto previsto.

Además, es importante destacar que los riesgos pueden variar de un proyecto a otro. Por lo tanto, es crucial analizar cuidadosamente el contexto específico en el que se llevará a cabo el proyecto ya en la fase de planificación para identificar riesgos potenciales específicos.

Métodos para identificar riesgos

Por otro lado, la identificación de riesgos puede llevarse a cabo mediante:

  • sesiones de lluvia de ideas que involucren al equipo del proyecto (arquitectos, ingenieros, manager, etc.). Durante estas sesiones, los participantes comparten sus experiencias y perspectivas para identificar una amplia gama de riesgos potenciales. El objetivo es fomentar una discusión abierta y creativa que revele también riesgos menos evidentes pero igualmente significativos.
  • análisis de experiencias pasadas: el análisis de experiencias pasadas es otro método efectivo para identificar riesgos en el sector de la construcción. Examinando proyectos anteriores, es posible identificar los puntos críticos típicos que han causado problemas o retrasos. Esto permite que el equipo aprenda de los errores pasados y adopte medidas preventivas para mitigar riesgos similares en proyectos futuros.

Fase 2: evaluación de riesgos para trabajos de construcción

Una vez identificados los riesgos, es esencial evaluarlos con precisión. Este paso implica definir riesgos en el sector de la construcción mediante la asignación de probabilidades e impactos. Evaluar los riesgos permite priorizarlos según su gravedad y probabilidad de ocurrencia, lo que permite concentrar los recursos donde más se necesitan. Algunos de los riesgos más comunes pueden ser:

  • retrasos en la entrega de materiales;
  • condiciones climáticas adversas;
  • seguridad de la obra;
  • variaciones en el precio de los materiales;
  • y más.

Ejemplo de evaluación de riesgos

En el caso de variaciones en el precio de los materiales, por ejemplo, es necesario proceder de la siguiente manera:

  • identificación del riesgo: se reconoce que los precios de los materiales de construcción pueden fluctuar durante el período de construcción;
  • probabilidad: se estima que hay una probabilidad moderada de variaciones en el precio de los materiales, influenciada por factores como la demanda del mercado y la oferta de materias primas;
  • impacto: se comprende que las variaciones en los precios de los materiales pueden aumentar los costes totales del proyecto e influir en el presupuesto previsto;
  • cálculo de riesgo: se multiplica la probabilidad de variaciones en el precio de los materiales (por ejemplo, 3 sobre 5) por la magnitud del impacto (por ejemplo, 3 sobre 5), obteniendo un valor de riesgo de 9;
  • estrategias de mitigación: se podrían desarrollar estrategias como la inclusión de cláusulas en los contratos que aborden las variaciones en los precios de los materiales, monitoreo regular de los mercados de materias primas y búsqueda de fuentes de suministro alternativas.

Fase 3: mitigación de riesgos

Una vez evaluados los riesgos en el contexto del proyecto de construcción, es fundamental desarrollar e implementar estrategias efectivas para mitigarlos.

Por lo tanto, la mitigación de riesgos es un proceso destinado a reducir la probabilidad de ocurrencia o el impacto de los riesgos identificados. Esta tiene como fin proteger el éxito del proyecto y los intereses de la empresa.

Además, la implementación de procedimientos de seguridad, como el entrenamiento del personal, el uso de equipos de protección personal, la vigilancia continua y el cumplimiento estricto de las regulaciones de seguridad, puede contribuir significativamente a mitigar los riesgos relacionados con la salud y la seguridad en obra.

Plan de gestión de riesgos en la construcción: componentes fundamentales

Con los riesgos identificados y evaluados, es hora de crear un plan detallado de gestión de riesgos en la construcción. Este plan debe incluir:

  • estrategias específicas para abordar cada riesgo;
  • acciones preventivas a tomar;
  • medidas correctivas en caso de problemas.

Ejemplos de componentes que podrían incluirse en un plan de gestión de riesgos en la construcción

Aquí hay algunos ejemplos de componentes que podrían incluirse en un plan de gestión de riesgos en la construcción:

  • Introducción y contexto
    • descripción del proyecto de construcción;
    • contexto y motivaciones para la creación del plan de gestión de riesgos.
  • Identificación de riesgos
    • lista detallada de los riesgos potenciales relacionados con el proyecto;
    • descripción de cada riesgo y sus posibles causas.
  • Evaluación de riesgos
    • evaluación de la probabilidad y magnitud del impacto de cada riesgo;
    • cálculo del valor de cada riesgo.
  • Análisis de causas y efectos
    • análisis en profundidad de las causas subyacentes de cada riesgo;
    • descripción de los efectos secundarios y las consecuencias si un riesgo se materializa.
  • Estrategias de mitigación
    • descripción detallada de las estrategias específicas para cada riesgo;
    • planes de acción con pasos clave para implementar las estrategias de mitigación.
  • Planificación y cronograma
    • planificación de tiempos para la implementación de estrategias de mitigación;
    • designación de los responsables de cada acción.
  • Monitoreo y control
    • indicación de KPI para evaluar la efectividad de las estrategias de mitigación;
    • frecuencia y método de monitoreo de riesgos durante el proyecto.
  • Comunicación e involucramiento
    • indicación de cómo se gestionará la comunicación entre las partes interesadas sobre riesgos y estrategias de mitigación.
  • Planes de contingencia
    • planificación de acciones a tomar en caso de que ocurra un riesgo a pesar de las estrategias de mitigación.
  • Responsabilidad y roles
    • asignación de tareas y responsabilidades a los miembros del equipo para la implementación de estrategias de mitigación;
  • Recursos necesarios
    • indicación de recursos financieros, humanos y materiales necesarios para implementar el plan.
  • Revisión y actualización
    • indicación de momentos en los que se revisará y actualizará el plan, por ejemplo, según eventos significativos o cambios en las circunstancias.

Recuerda que cada plan de gestión de riesgos debe ser personalizado según el proyecto específico y las necesidades de las partes interesadas.

Tecnologías y herramientas innovadoras para una mejor gestión de riesgos en construcción

El uso de tecnologías y herramientas innovadoras representa un avance significativo en las estrategias de evaluación y gestión del riesgo.
Existen software BIM para la gestión de riesgos en la construcción que permiten a los profesionales del sector crear modelos 3D detallados y precisos de proyectos de construcción. Estos modelos no solo proporcionan una representación visual realista de los sitios de construcción, sino que también integran información detallada sobre materiales, recursos y actividades planificadas.

Al integrar la realidad virtual (VR), es posible sumergirse completamente en el modelo 3D del sitio de construcción y experimentar las condiciones del lugar de trabajo de manera totalmente inmersiva. Esto permite a los operadores evaluar los riesgos de manera más detallada y realista, identificando posibles problemas.

Estas simulaciones también se pueden utilizar para entrenar y capacitar a los trabajadores en el campo. A través del modelo 3D del sitio de construcción y la realidad virtual inmersiva, es posible anticipar la situación que podría ocurrir en el lugar de trabajo en un momento dado, con evidentes beneficios en términos de prevención de riesgos.

La planificación e implementación del plan de gestión de riesgos también puede ser respaldada por software específico para la gestión de construcción. En este proceso, es fundamental monitorear constantemente la evolución del proyecto y los posibles riesgos que podrían surgir, y el uso de esta herramienta permite identificar rápidamente cualquier desviación del plan y realizar las correcciones necesarias para mantener el proyecto en la dirección correcta!

usbim-resolver
usbim-resolver