Home » BIM y diseño de edificio » Reformar un sótano: Consejos útiles para la remodelación

Reformar un sótano: Consejos útiles para la remodelación

Descubre cómo aprovechar todos los espacios disponibles: aquí tienes algunos consejos útiles para reformar un sótano

Reformar un sótano es un desafío fascinante para los diseñadores, ya que ofrece la oportunidad de transformar un espacio, a menudo descuidado y mal utilizado, en un ambiente funcional y acogedor. En este artículo, proporcionaremos consejos útiles para los diseñadores que desean abordar con éxito el diseño de una reforma de sótano. Tendremos en cuenta aspectos esenciales como la iluminación, el aislamiento y la ventilación.

De todos modos, para reformar un sótano, puedes utilizar un software de diseño arquitectónico BIM. Este te permite:

  • distribuir de la mejor manera los espacios;
  • verificar el resultado obtenido;
  • profundizar en las elecciones de diseño (materiales y mobiliario);
  • obtener automáticamente planos, vistas en 3D, tablas y cuadros para verificar los requisitos higiénico-sanitarios del proyecto (altura interior mínima, relación aire-luz, superficies de los espacios, etc.).

Ideas para reformar un sótano

Contar con un inmueble con sótano es una gran ventaja para los propietarios. Es un factor con un alto potencial que, si se aprovecha adecuadamente, puede agregar valor a la propiedad. Especialmente cuando se decide cambiar su uso, transformándolo de bodega, deposito o garaje, a un apartamento independiente, playroom o SPA.

Aquí tienes algunas ideas para cambiar su uso.

Sótano como cine en casa

La ubicación parcialmente subterránea hace que el sótano sea un entorno ideal para la creación de una sala de cine en casa (home cinema). Gracias a la escasa presencia de aberturas y al aislamiento acústico natural de las paredes subterráneas. El diseñador puede centrarse en la instalación de un sistema de audio y video de alta calidad, sin tener que preocuparse demasiado por problemas de iluminación y aislamiento acústico. El uso de un cómodo sofá de dimensiones adecuadas y un sistema de Home Theatre todo incluido permite crear una experiencia cinematográfica de alto nivel directamente en casa.

Sótano como sala de juegos para niños

Transformar el sótano en una sala de juegos dedicada a los más pequeños es una solución efectiva para separar los espacios de juego del salón principal. A través de una reforma específica, puedes crear un ambiente seguro, acogedor y estimulante para los niños, equipado con soluciones de mobiliario e iluminación adecuadas a sus necesidades. El aislamiento acústico y la posibilidad de contener el desorden de los juegos en un espacio separado hacen que el sótano sea una elección ideal para este uso.

Sótano como sala de juegos para adultos

No solo los niños pueden beneficiarse de un espacio lúdico en el sótano. Los adultos también pueden encontrar en el sótano el entorno ideal para montar una verdadera «sala de juegos». Mediante la incorporación de elementos como una mesa de billar, de ping-pong o estaciones de videojuegos, puedes convertir el sótano en un oasis de entretenimiento y diversión para los propietarios. En este caso, la iluminación debe ser cuidadosamente estudiada para garantizar la máxima funcionalidad y comodidad durante las actividades.

Sótano como zona de relax

El sótano también puede convertirse en una zona de relax, un área dedicada al bienestar y la relajación, separada del resto de la vivienda. Paredes claras, suelos de madera y alfombras suaves crean un ambiente acogedor y relajante, mientras que la iluminación LED y las lámparas de diseño contribuyen a definir una ambientación única. Puedes considerar la instalación de una bañera, sauna o jacuzzi, o incluso una pequeña SPA, para ofrecer a los propietarios una experiencia de relajación completa.

Sótano como gimnasio en casa

Por último, el sótano es una excelente solución para crear un gimnasio en casa (home gym). Gracias a la posibilidad de personalizar los espacios según las necesidades específicas, puedes crear un ambiente de entrenamiento eficiente y cómodo, equipándolo con lo necesario para satisfacer las demandas de los propietarios.

¿Cómo reformar un sótano?

Como hemos visto, las ideas para reformar un sótano son muchas. Pero, ¿qué se debe evaluar antes de comenzar los trabajos? Veámoslo de inmediato.

Por definición, el sótano es el nivel de un edificio cuyo suelo se encuentra a una cota inferior (aunque sea parcialmente) que el terreno adyacente al edificio y cuyo techo se encuentra a una cota superior con respecto al este último.

Para hacer habitable un sótano, es necesario evaluar y respetar los siguientes parámetros:

  • aireación e iluminación;
  • prescripciones higiénico-sanitarias;
  • normas antisísmicas y contra incendios;
  • requisitos de eficiencia energética y accesibilidad.

Esto implica que el proyecto debe apuntar a la creación de un espacio:

  • habitable y saludable,
  • libre de humedad,
  • aislado térmicamente,
  • correctamente ventilado
  • iluminado en relación con su tamaño y uso,
  • seguro y eficiente.

Si el entorno no cumple con estos parámetros antes del diseño, es necesario que el proyecto incluya intervenciones de impermeabilización y aislamiento de las paredes subterráneas, apertura de nuevas ventanas para cumplir con los parámetros de aireación e iluminación y la instalación de sistemas tecnológicos adecuados.

Proyecto | Vista desde la sala hacia el baño

Proyecto | Vista desde la sala hacia el baño

1. Trabajos de impermeabilización

En el contexto de la reforma de sótanos, el manejo de la humedad es de vital importancia para combatir la humedad ascendente, las infiltraciones de agua y la presencia de gas Radón. Las paredes de estas estructuras, al encontrarse por debajo del nivel del suelo, requieren un enfoque tecnológico efectivo para mantener el ambiente seco y saludable.

El enfoque más efectivo consiste, cuando es posible, en intervenir externamente, creando una cámara de aire a lo largo del perímetro de la estructura. Esta cámara de aire se impermeabiliza para garantizar una protección completa, se rellena con una capa de drenaje y se equipa con tuberías adecuadas para drenar el agua lejos de las paredes del edificio.

En caso de que la intervención externa no sea factible, se puede recurrir a un espacio ventilado como alternativa para intervenir internamente. Esto puede ir acompañado de tratamientos directos en los muros, como la eliminación de enlucidos existentes deteriorados y la aplicación de enlucidos deshumidificantes y barreras químicas, según las necesidades específicas. El problema de la humedad también se puede mitigar con el uso de unidades de tratamiento de aire (UTA) o la creación de contraparedes con cámara de aire y orificios de ventilación.

2. Gestión del gas Radón

El gas Radón representa otro desafío significativo. Su concentración en espacios directamente en contacto con el suelo puede ser perjudicial para la salud, una vez superados los niveles de concentración media anual de referencia definidos por la normativa para viviendas existentes.

El radón es un gas radioactivo que se encuentra naturalmente en el suelo y, por lo tanto, puede detectarse fácilmente en ambientes semisótanos y sótanos que no han sido adecuadamente aislados del suelo.

Si se inhala en cantidades excesivas y durante períodos prolongados, puede causar graves daños a la salud, especialmente en los pulmones.

Para abordar este problema, es esencial garantizar una ventilación adecuada y sellar cualquier grieta en los suelos y paredes. En caso de que la ventilación natural sea insuficiente, se puede recurrir al uso de Ventilación Mecánica Controlada (VMC). Además, durante trabajos de reforma y rehabilitación, se pueden utilizar barreras y membranas impermeabilizantes para evitar la entrada del gas.

3. Trabajos de aislamiento térmico

Para contener las pérdidas térmicas y evitar la formación de condensación y moho, el aislamiento térmico desempeña un papel crucial. Esto se puede lograr mediante la instalación de un revestimiento térmico o un sistema de aislamiento interno. Además, aislar el techo y garantizar una ventilación adecuada contribuyen al confort térmico y a la prevención de problemas relacionados con la humedad. También la creación de un espacio ventilado y la sustitución de los cerramientos por elementos más adecuados y eficientes ayudan a cumplir con los requisitos de confort térmico.

4. Ratio de iluminación y ventilación y requisitos de higiene y salud

Los requisitos de higiene y salud incluyen la dimensión mínima de los espacios habitables, la altura mínima, la iluminación natural y la presencia de un sistema de calefacción.

Según las normativas locales, se requiere una altura mínima, en promedio de 2,40 m. Para cumplir con este requisito, puede ser necesario eliminar falsos techos existentes o, en caso de reformas más importantes, bajar el nivel del suelo (por ejemplo, durante la creación de un espacio ventilado) o aumentar la altura del entrepiso superior.

En cuanto a la relación entre la superficie del suelo y la superficie de las ventanas, esto se puede resolver mediante la creación de nuevas aberturas, aunque no siempre es una operación sencilla y factible. En algunos casos, es necesario utilizar tragaluces para permitir la entrada de aire y luz.

Para verificar que los espacios diseñados cumplan con los ratios de iluminación y ventilación establecidos por la normativa, puedes utilizar un software de diseño arquitectónico BIM, que realiza los cálculos automáticamente a partir del modelo 3D del sótano. Obtienes todas las tablas con las superficies en planta de cada espacio, las superficies acristaladas relativas a cada espacio y la relación entre ellas.

El uso de iluminación completamente artificial y ventilación totalmente activa y mecanizada solo está permitido para fines comerciales o terciarios, no para uso residencial.

5. Instalaciones tecnológicas

En cuanto a las instalaciones tecnológicas, como la calefacción, el agua caliente sanitaria, el gas, el hidrosanitario y el eléctrico, deben cumplir con la normativa vigente. Esto incluye la correcta evacuación de humos y vapores, que deben dirigirse hacia el exterior, preferiblemente hacia el techo. En caso de no poder instalar sistemas de gas, se pueden utilizar sistemas alimentados eléctricamente, como bombas de calor o calentadores de agua eléctricos.

Edificius

 

Edificius