Home » BIM y MEP » Sistemas de ventilación: Qué son y cómo gestionar su mantenimiento

sistemas de ventilación

Sistemas de ventilación: Qué son y cómo gestionar su mantenimiento

Un sistema de ventilación es un sistema que tiene como objetivo garantizar un ambiente interior saludable mediante la gestión y purificación del aire dentro de los conductos de ventilación. Descubre más en este artículo.

Los sistemas de ventilación desempeñan un papel crucial en la climatización y en el mantenimiento de la calidad del aire en los ambientes interiores.

Son sistemas diseñados para el tratamiento y control del aire e incluyen una amplia gama de dispositivos y componentes destinados a garantizar un confort térmico e higrométrico óptimo.

En este artículo hablaremos de este tipo de sistema para comprender mejor cómo funcionan y cómo diseñarlos con un software BIM para el modelado de instalaciones MEP.

Además, también veremos la importancia del mantenimiento y cómo gestionarlo todo gracias a un software de mantenimiento de instalaciones.

Sistema de ventilación gestionado con software de diseño de sistemas

Sistema de ventilación gestionado con software de diseño de sistemas

Sistemas de ventilación: Qué son y cómo funcionan

Los sistemas de ventilación son sistemas mecánicos que utilizan aire comprimido u otros gases como vehículo para el transporte. De hecho, pueden ser utilizados para calentar, enfriar, ventilar, deshumidificar o higienizar cualquier tipo de ambiente. Sean estos residenciales, comerciales o industriales. Además, estos sistemas pueden ser diseñados para proporcionar aire fresco, limpio y controlado en lugares que requieren condiciones ambientales particulares.

Sin embargo, su objetivo principal es tratar el aire dentro de los edificios, garantizando que esté limpio y libre de agentes contaminantes. El aire que ingresa al edificio es filtrado y tratado por el sistema de ventilación, que se encarga de eliminar cualquier agente contaminante a través de las canalizaciones responsables del transporte del aire tratado y purificado a los diferentes ambientes del edificio.

Cuando el sistema de recirculación de aire natural no es suficiente, es obligatorio por ley equipar el sistema con un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC). Este asegura un adecuado recambio de aire en los ambientes interiores, contribuyendo aún más al mantenimiento de la calidad del aire interior.

Finalmente, es importante destacar que un diseño preciso y una instalación correcta de los sistemas de ventilación son fundamentales para garantizar un funcionamiento eficiente y fiable a largo plazo.

Tipos de sistemas de ventilación

Los sistemas de ventilación comprenden una amplia gama de sistemas diseñados para la distribución y tratamiento del aire dentro de los edificios. Estos tienen el fin de asegurar un ambiente cómodo, saludable y seguro para los ocupantes. Sin embargo, existen diferentes tipos de sistemas de ventilación, cada uno con características y funciones específicas. En este artículo, exploraremos los principales tipos de sistemas de ventilación y sus aplicaciones.

Sistemas de climatización

Los sistemas de climatización están diseñados para controlar la temperatura, la humedad y la calidad del aire dentro de los edificios. De hecho, pueden ser utilizados para calentar, enfriar y ventilar un ambiente, según sea necesario. Por lo tabto, los sistemas de climatización pueden dividirse en dos categorías principales:

  • sistemas de climatización de aire: incluyen sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, así como sistemas de deshumidificación y filtración;
  • climatización de agua: utilizan agua como medio de transferencia de calor, enfriando o calentando el aire dentro del ambiente.

Sistemas de ventilación

Los sistemas de ventilación están diseñados para garantizar una ventilación adecuada de los espacios, tanto por razones de higiene como para el recambio de aire dentro del edificio. Por lo tanto, los principales tipos de sistemas de ventilación incluyen:

  • ventilación natural y forzada: pueden estar compuestos por aberturas como ventanas, puertas, tragaluces, o por dispositivos mecánicos como ventiladores, ventiladores centrífugos y turbinas de gas;
  • ventilación mecánica controlada (VMC): proporcionan una ventilación controlada que regula la humedad y la temperatura dentro del edificio, contribuyendo al confort de los ocupantes.

Sistemas de calefacción y refrigeración

Los sistemas de calefacción se utilizan para calentar los ambientes durante los meses más fríos. Por otro lado, los sistemas de refrigeración se emplean para refrigerar los ambientes durante los meses más cálidos. Los principales tipos de sistemas de calefacción y refrigeración incluyen:

  • calefacción radiante: utiliza superficies, como suelos, paredes o techos, para irradiar calor en los ambientes;
  • sistemas de refrigeración de aire: utilizan acondicionadores de aire, ventiladores o bombas de calor para refrigerar los ambientes.

Sistemas de purificación del aire

Los sistemas de purificación están diseñados para garantizar un ambiente saludable dentro de los edificios. Es decir, elimina agentes patógenos y mejora la calidad del aire. Por lo tanto, las principales tecnologías de purificación incluyen:

  • filtración de aire: uso de filtros para capturar partículas suspendidas en el aire;
  • desinfección con lámparas UV-C: uso de lámparas UV-C para destruir bacterias, virus y otros agentes patógenos presentes en el aire;
  • tecnologías avanzadas para el control de agentes patógenos: uso de tecnologías innovadoras para monitorear y controlar la presencia de agentes patógenos en el aire. Esto garantiza un ambiente seguro y saludable para los ocupantes de los edificios.

Elementos de sistemas de ventilación

Los elementos que componen un sistema de ventilación varían según las necesidades específicas del edificio y el tipo de funcionamiento requerido. Sin embargo, en general, un sistema de ventilación incluye los siguientes elementos principales:

1. Unidad de tratamiento de aire (UTA)

Son responsables del tratamiento del aire, que incluye el calentamiento, enfriamiento, filtración y control de la humedad. Las UTA pueden ubicarse dentro o fuera del edificio, según las necesidades de diseño.

2. Ventiladores

Se utilizan para mover el aire a través del sistema de distribución y garantizar un correcto recambio de aire en los espacios.

3. Conductos

Estos transportan el aire tratado desde las UTA y los ventiladores hacia los ambientes a climatizar o ventilar. Pueden estar hechos de diferentes materiales, como chapa galvanizada, PVC o aluminio, y deben dimensionarse correctamente para garantizar un flujo de aire adecuado.

4. Rejillas y difusores

Se colocan en los extremos de los conductos y permiten la distribución del aire tratado en los ambientes. Las rejillas pueden ser fijas o ajustables para permitir un control preciso del flujo de aire.

5. Reguladores de flujo

Se utilizan para regular el flujo de aire dentro del sistema de ventilación, permitiendo equilibrar la distribución del aire según las necesidades específicas de cada ambiente.

6. Filtros de aire

Los filtros se instalan dentro de las UTA para eliminar impurezas y partículas presentes en el aire, mejorando así la calidad del aire interior.

7. Dispositivos de control y automatización

Incluyen sensores, termostatos, válvulas y reguladores que permiten el control automatizado del sistema de ventilación según las condiciones ambientales y las configuraciones deseadas.

8. Unidades de recuperación de calor

En algunos sistemas de ventilación se instalan unidades de recuperación de calor del aire de escape para reutilizarlo para calentar el aire fresco de entrada, contribuyendo así al ahorro energético.

Estos son solo algunos de los elementos principales que pueden estar presentes en un sistema de ventilación. El diseño de un sistema de ventilación eficaz requiere una evaluación detallada de las necesidades específicas del edificio y una selección cuidadosa de los componentes apropiados.

Gestión del mantenimiento de sistemas

Gestión del mantenimiento de sistemas

Gestión del sistemas de ventilación

La gestión de un sistema de ventilación requiere una serie de actividades destinadas a garantizar su correcto funcionamiento, máxima eficiencia energética y la seguridad de los ocupantes del edificio. A continuación, se detallan los controles y actividades de mantenimiento a realizar en secciones específicas del sistema:

1. Filtros

Deben ser objeto de un seguimiento constante para garantizar su eficiencia. Es fundamental verificar periódicamente el estado de los filtros mediante mediciones de presión diferencial y la inspección visual. Se recomienda la sustitución regular de los filtros según las indicaciones del fabricante para mantener la calidad del aire interior y reducir el riesgo de fallos.

2. Baterías de intercambio térmico

Las baterías de intercambio térmico deben someterse a limpieza y desinfección periódica de los tanques de recogida de condensado y las superficies aletadas. Esto asegura una eficiencia óptima del sistema y previene el riesgo de contaminaciones microbiológicas.

3. Humidificadores de aire ambiente y humidificadores adiabáticos

Es importante asegurar que los humidificadores de aire ambiente no provoquen la formación de condensación durante el funcionamiento. Las partes en contacto con el agua deben limpiarse regularmente y, si es necesario, desinfectarse para prevenir la proliferación de bacterias. Para los humidificadores adiabáticos, es esencial controlar la calidad del agua utilizada y desinfectar regularmente el circuito de humidificación para evitar el riesgo de contaminación microbiológica.

4. Sanitización del sistema

Las unidades de tratamiento de aire deben someterse a limpieza periódica utilizando métodos apropiados como lanzas de aire a alta presión, sistemas de vapor, detergentes no agresivos y desinfectantes. Esto asegura que el aire tratado por el sistema esté limpio y libre de contaminantes perjudiciales para la salud de los ocupantes del edificio.

5. Directrices para la prevención de la legionelosis

Es importante seguir estrictamente las directrices para la prevención y control de la legionelosis durante las actividades de gestión y mantenimiento del sistema de ventilación. Esto incluye la limpieza exhaustiva de la sección filtrante, la desinfección regular de los humidificadores adiabáticos y la desinfección de los conductos de los sistemas centralizados para prevenir la propagación de bacterias patógenas.

Herramienta software para el mantenimiento de sistemas de ventilación

Para optimizar el proceso, te recomiendo utilizar una herramienta de gestión del mantenimiento de sistemas, de esta manera podrás:

  • crear registros de sistemas en la nube, ricos en información accesible en todo momento y desde cualquier lugar gracias a la tecnología en la nube;
  • geolocalizar los sistemas con un sistema de ticketing simplificado para solicitudes de intervención y servicio de call center;
  • planificar el mantenimiento para gestionar eficazmente los sistemas empresariales y evitar todos los costes de mantenimiento debidos a averías repentinas;
  • crear informes automáticos sobre el rendimiento de los sistemas para analizar rápidamente el rendimiento de los sistemas, los activos, los técnicos y ayudarte a tomar decisiones estratégicas.

Cómo diseñar un sistema de ventilación

A continuación, un video que te muestra cómo utilizar al máximo una herramienta para el modelado de un sistema de ventilación.

Cómo gestionar un sistema de ventilación

En este video, veremos cómo puedes gestionar fácilmente el sistema de ventilación con una herramienta de gestión del mantenimiento de sistemas.

edificius-mep
edificius-mep