Home » BIM y Obras » Snag list: lista de problemas en la construcción

snag list

Snag list: lista de problemas en la construcción

Una snag list en la construcción es una lista de verificación que señala los defectos, problemas o trabajos incompletos de un proyecto. Aquí te ofrecemos 5 consejos para gestionarla eficazmente.


En el ámbito de la construcción, la ejecución de un proyecto requiere atención constante y minuciosidad para garantizar la calidad y la seguridad del producto final.

El proceso que ayuda a los profesionales de la construcción a asegurarse de que cada detalle esté cuidado y cumpla con los estándares requeridos se llama «snagging«.

En este artículo nos centraremos en el significado y la importancia de este proceso, tratando de proporcionar una visión clara y completa de los beneficios que pueden derivarse de su implementación y de la creación de una «snag list«. A través de los consejos que encontrarás, podrás crear fácilmente tu propia snag list utilizando un programa de gestión de la construcción que puedes comenzar a utilizar de forma gratuita.

Resolver los defectos de diseño y construcción: ¿qué es el «snagging» en la construcción?

En el contexto de la construcción, el término «snagging» se refiere al proceso que permite identificar y resolver los defectos de diseño y construcción antes de que se complete y entregue una obra al propietario.

Durante la fase de construcción de un edificio, es normal que surjan algunos defectos o problemas menores, como acabados defectuosos, pintura descolorida, ventanas que no se cierran correctamente, problemas con instalaciones eléctricas o hidráulicas, defectos estructurales, etc. Otros problemas pueden estar relacionados con la falta de conformidad con las especificaciones, las normas de seguridad o los detalles del proyecto. El proceso de snagging permite abordar eficazmente cada uno de estos problemas.

El «snagging» se realiza generalmente hacia la fase final de la construcción de la obra, cuando la mayoría de los trabajos ya han sido completados.

Consiste en una inspección que se lleva a cabo con el propósito de identificar y registrar cualquier posible defecto o problema. Esta inspección es realizada por profesionales calificados, como inspectores de snagging, o por miembros del equipo de construcción.

Una vez que todos los problemas han sido identificados, el equipo de construcción procederá a resolverlos, asegurando que el edificio cumpla con los estándares de calidad requeridos y que todos los componentes sean funcionales y cumplan con el proyecto original.

Beneficios de un snagging efectivo

Implementar adecuadamente el snagging en la construcción es fundamental para garantizar que cada edificio sea seguro, funcional y cumpla con las expectativas del cliente.

A continuación, se enumeran algunos de los principales beneficios que un proceso de snagging bien planificado y ejecutado puede proporcionar:

  • Mejora de la calidad: el snagging permite identificar y corregir defectos y problemas que afectan al edificio, mejorando la calidad general del resultado final;
  • Cumplimiento de las especificaciones: al resolver con precisión cualquier tipo de problema, el snagging garantiza que el edificio cumpla con las especificaciones del proyecto, las normativas técnicas y las regulaciones del sector;
  • Entrega puntual: al detectar y resolver los defectos de manera oportuna, el snagging ayuda a mantener el proyecto en el calendario y a evitar retrasos en la entrega;
  • Mejora de la seguridad: la corrección de problemas potenciales de seguridad durante el snagging contribuye a hacer que el edificio sea más seguro para sus ocupantes;
  • Reducción de riesgos y costes futuros: cuando se realiza correctamente, el snagging ayuda a prevenir costosas reparaciones y mantenimiento a corto plazo, reduciendo considerablemente el riesgo de fallos y mal funcionamiento en el futuro;
  • Satisfacción del cliente: el snagging demuestra el cuidado y la atención del constructor hacia el proyecto y el cliente, quien podrá disfrutar de un edificio funcional y adaptado a sus necesidades;
  • Minimización de controversias: un snagging eficaz contribuye a reducir las disputas entre el cliente y el constructor en cuanto a defectos y problemas identificados.

¿Estás buscando un software de gestión de no conformidades? ¡Úsalo Gratis!

Lista de defectos: ¿qué es una «snag list«?

La «snag list«, también conocida como lista de verificación, es el documento que enumera todos los defectos, problemas o trabajos incompletos identificados por profesionales de la construcción durante el proceso de snagging.

Esta lista se elabora durante la inspección final del edificio y generalmente incluye:

  • número de defectos identificados;
  • tipo, descripción y ubicación del problema;
  • nivel de prioridad correspondiente;
  • fecha de detección;
  • fecha prevista para la resolución final;
  • estado de finalización de las actividades.

Una vez que se haya completado esta lista de verificación, el equipo de construcción se compromete a resolver cada problema con el fin de garantizar la conformidad de la obra con los estándares requeridos.

Solo cuando todos los elementos enumerados en la snag list se hayan abordado y resuelto correctamente, se considerará que el edificio está listo para su entrega definitiva.

Ejemplo de snag list

Ejemplo de snag list

Las principales categorías de problemas que deben incluirse en las snag list

Los elementos incluidos en la snag list pueden abarcar una amplia gama de problemas y defectos, que pueden tardar en manifestarse o presentarse durante la fase de construcción de la obra.

Estos problemas suelen deberse a errores de diseño, negligencia o falta de habilidad. Las categorías más comunes incluyen:

  • Trabajos incompletos: elementos del proyecto que aún no se han finalizado o que incluso faltan (como revestimientos faltantes, sistemas no alineados con las especificaciones, etc.);
  • Defectos estructurales: grietas, lesiones, deformaciones, uniones mal realizadas, exposición de armaduras, etc.;
  • Problemas con instalaciones: relacionados con el mal funcionamiento de los sistemas eléctricos, hidráulicos y de calefacción/refrigeración en el edificio;
  • Defectos en los acabados: rasguños, abolladuras, decoloración, pintura irregular, suelos mal colocados, azulejos despegados, etc.;
  • Problemas de instalación: interruptores mal ubicados, puertas y ventanas que causan filtraciones, cristales rotos, manijas o cerraduras defectuosas, etc.
Ejemplo de un defecto de construcción

Ejemplo de un defecto de construcción

5 consejos para gestionar eficazmente las snag list

Aquí te ofrecemos cinco consejos para crear snag list eficaces en el ámbito de la construcción:

  1. Realiza una inspección exhaustiva: antes de elaborar la snag list, lleva a cabo una inspección detallada del área o del edificio involucrado en el proyecto. Asegúrate de revisar cuidadosamente cada detalle y componente, y documenta todo lo que no cumpla con los estándares;
  2. Sé específico: al crear una snag list, sé muy específico en tus descripciones. No te limites a señalar «paredes dañadas», sino indica la ubicación exacta, el tamaño del daño y el tipo de reparación necesaria. Esto ayudará a los responsables a comprender y resolver fácilmente los problemas;
  3. Asigna prioridades: clasifica las no conformidades según su gravedad y su impacto en la calidad del proyecto. Las no conformidades urgentes o críticas deben resolverse de inmediato, mientras que las menos críticas pueden abordarse más adelante. Esto ayudará a garantizar una asignación adecuada de recursos;
  4. Lleva un registro de los avances: mantén un registro preciso de las incidencias informadas, las acciones correctivas tomadas y los avances realizados. El seguimiento de los progresos ayudará a mantener una visión completa del proyecto y a garantizar que todas las incidencias se corrijan;
  5. Involucra a todas las partes interesadas: colabora con todas las partes involucradas en el proyecto, como constructores, arquitectos y subcontratistas. Comunica claramente las incidencias y comparte la snag list con todas las personas involucradas. Esta colaboración garantizará una mejor comprensión de los problemas y una resolución más rápida y precisa.

Solución software para la gestión efectiva de las snag list

La gestión efectiva de las snag list puede resultar complicada cuando se adopta un enfoque tradicional basado en la gestión manual de documentos.

Sin embargo, existen software especializados que permiten digitalizar la gestión de las snag list y las incidencias a través de plataformas basadas en la nube. Con estas herramientas, puedes:

  • Registrar fácilmente todos los datos de la inspección directamente en la obra con un smartphone o una tablet;
  • Indicar la ubicación de las «snag» directamente en el modelo y enriquecer la información con textos, mensajes vocales, fotografías y videos, para facilitar la comprensión de las actividades por parte de otros profesionales;
  • Asignar rápidamente las tareas a la persona responsable, proporcionando indicaciones sobre prioridades y plazos;
  • Llevar un registro fácil de los avances, gestionar los informes de manera centralizada y mantener a todo el equipo actualizado sobre el progreso de las actividades.

Para crear tus snag list digitales, puedes utilizar de forma gratuita un software de tareas pendientes especializado con funciones específicas para la gestión de defectos y «snag» en el ámbito de la construcción. El siguiente video te explica paso a paso cómo puedes optimizar la gestión de snag list en la obra. Gracias a esta digitalización, podrás simplificar la gestión de las snag list y mejorar notablemente la calidad, precisión y exhaustividad de los procesos de inspección.

usbim-resolver
usbim-resolver