Home » BIM y MEP » Verificación de las instalaciones eléctricas: tipos e importancia

Verificación de las instalaciones eléctricas

Verificación de las instalaciones eléctricas: tipos e importancia

La verificación de las instalaciones eléctricas sirve para mantener su seguridad y funcionalidad a lo largo del tiempo. Aquí están las verificaciones iniciales y periódicas que se deben realizar


Realizar la verificación de las instalaciones eléctricas de manera correcta es fundamental para evitar cualquier tipo de riesgo relacionado con una mala instalación, fallos o mal funcionamiento. Además, sirve para mantener la eficiencia y funcionalidad de la instalación a lo largo del tiempo.

Incluso antes de las verificaciones en la instalación ya realizada, recordemos que es de suma importancia diseñar la instalación eléctrica correctamente y de acuerdo con la normativa vigente. La tarea, especialmente en proyectos de gran envergadura, no es del todo sencilla. El consejo es utilizar un software de modelado 3D MEP para que las instalaciones queden perfectamente integradas con la arquitectura y la estructura del edificio.

En este artículo damos una visión general del tema analizando los tipos de verificaciones y su importancia.

¿Quién realiza y cómo se lleva a cabo la verificación de las instalaciones eléctricas?

La verificación de las instalaciones eléctricas es realizada por un técnico especializado que comprobará que la instalación cumpla con lo indicado en la normativa. El técnico verificará una serie de requisitos, entre ellos:

  • la presencia de un interruptor general de emergencia;
  • la obligación de al menos dos interruptores diferenciales dentro del cuadro eléctrico de la instalación correspondiente;
  • la presencia de al menos dos unidades de alimentación de energía eléctrica, una dedicada a las luces y otra a los electrodomésticos;
  • la presencia, en número variable, de interruptores magnetotérmicos;
  • el sistema de puesta a tierra y un interruptor de seguridad en la central de base;
  • posicionamiento e instalación de cables y conductores de tensión;
  • verificación del correcto aislamiento contra agua y humedad;
  • presencia de interruptores simples y compuestos para controlar las luces en las diferentes habitaciones;
  • instalación de luces de emergencia que se activan en casos de cortes de energía o desencadenamiento de interruptores de seguridad.

¿Cuáles son los tipos de verificación que se realizan en instalaciones eléctricas?

Las verificaciones que realiza el técnico autorizado en la instalación eléctrica se distinguen según el propósito y el momento en que se realizan.
Según el propósito distinguimos:

  • verificaciones de seguridad: sirven para asegurar que el nivel de riesgo asociado con el uso de la instalación sea aceptable;
  • verificaciones de funcionalidad: sirven para comprobar la calidad técnica y la usabilidad.

Es importante también la puesta en marcha, que certifica formalmente la correspondencia de la instalación realizada con el proyecto aprobado y, por lo tanto, con lo acordado contractualmente.

Según el momento en que se realizan las verificaciones, distinguimos:

  • verificaciones iniciales: se realizan antes de la puesta en servicio de la instalación;
  • verificaciones periódicas de las instalaciones eléctricas: tienen como objetivo asegurar que no se hayan visto afectados los requisitos técnicos verificados inicialmente;
  • verificaciones extraordinarias: se realizan en caso de modificaciones sustanciales o ampliaciones.
Tipos de verificación de la instalación eléctrica

Tipos de verificación de la instalación eléctrica

¿En qué consisten las verificaciones iniciales de la instalación eléctrica?

El técnico especializado e instalador de la instalación proceden, en esta primera fase, a verificar el funcionamiento de la instalación.
Durante la verificación inicial, el técnico se ocupará de verificar:

  • la ausencia de defectos en la instalación eléctrica y sus componentes;
  • el buen funcionamiento de la instalación.

¿En qué consisten las verificaciones periódicas de las instalaciones eléctricas?

La verificación periódica de la instalación eléctrica sirve para asegurar que los requisitos y las condiciones verificados inicialmente permanezcan invariables a lo largo del tiempo.

Las verificaciones periódicas, por lo tanto, permiten:

  • detectar posibles mal funcionamientos, preferiblemente antes de que se conviertan en fallos;
  • mantener las funcionalidades y, por consiguiente, la seguridad de la instalación.

Las verificaciones periódicas de las instalaciones eléctricas se dividen en dos fases:

  1. examen visual: la primera fase es la denominada «examen visual». A su vez, el examen visual se distingue en:
    • examen visual ordinario: este examen se realiza a simple vista para verificar la ausencia de defectos evidentes y claramente visibles como partes rotas, faltantes o dañadas, ausencia de placas identificativas, conductores no bien sujetos, etc.;
    • examen visual en profundidad: esta fase se apoya en el uso de algunas herramientas y sirve para evaluar el estado de la instalación, las condiciones del entorno en el que está instalada y la funcionalidad y calidad de los materiales.
  2. pruebas técnicas: estas pruebas, realizadas después de las visuales, sirven precisamente para verificar la conformidad de la instalación. También son realizadas por un profesional que, con el equipo adecuado, verificará:
    • los conductores de protección;
    • la resistencia al aislamiento;
    • la separación eléctrica SELV y PELV;
    • los interruptores diferenciales;
    • la medida de la resistencia a tierra;
    • la verificación de la caída de tensión.

¿Por qué es importante la verificación de la instalación eléctrica?

Aunque la pregunta podría parecer superflua, es importante destacar el motivo principal que hace que los controles en las instalaciones eléctricas, tanto iniciales como periódicos o extraordinarios, sean importantes, e incluso fundamentales.

Hablamos en singular, de motivo, porque la importancia de estos controles está estrechamente relacionada con un aspecto: ¡la seguridad!

Una instalación eléctrica que no se verifica, de hecho, puede representar un peligro para la seguridad de las personas y los edificios.

Dicho esto, existe otro aspecto que hace que los controles sean indispensables y no despreciables: la eficiencia de la instalación misma.

La eficiencia y la seguridad están estrechamente relacionadas entre sí. Por lo tanto, los controles, tanto iniciales como periódicos, garantizan la eficiencia de funcionamiento de la instalación y evitan fallos o mal funcionamientos, estos últimos relacionados con la potencial peligrosidad de una instalación poco mantenida.

Destacada la importancia de verificar la instalación con respecto a la seguridad y la protección de las personas y los inmuebles, solo queda resaltar también la utilidad de apoyarse con un software de modelado 3D MEP.

Si aún no has implementado estas herramientas en tu flujo de trabajo de diseño, no temas, ¡siempre estás a tiempo de hacerlo probándolas gratis ahora!

edificius-mep
edificius-mep