Home » BIM y Seguridad » Equipos de protección colectiva: qué y cuáles son

Equipos de protección colectiva

Equipos de protección colectiva: qué y cuáles son

Los equipos de protección colectiva son sistemas que intervienen directamente en la fuente del peligro y limitan el riesgo de exposición para todos los trabajadores, no solo para el individuo


En cualquier entorno laboral, es indispensable garantizar la seguridad, no solo de cada trabajador individualmente, sino también de grupos de trabajadores que operan simultáneamente. Para este propósito, el uso de equipos de protección colectiva (EPC) se vuelve una necesidad. Los equipos de protección colectiva generalmente se refieren a todas las medidas implementadas con el fin de proteger a los trabajadores de posibles daños que puedan surgir en caso de exposición a un riesgo concreto. Su característica principal es proteger a todos los trabajadores expuestos al mismo riesgo.

Es fundamental conocer el contexto en el que se trabaja para identificar los riesgos y adoptar las medidas de protección correctas. Por ejemplo, si en una obra estamos frente a excavaciones o cargas suspendidas, el pasamanos (o la marquesina) podría ser una medida de protección colectiva a adoptar. Para evaluar de inmediato el riesgo de cada fase de trabajo, puedes utilizar el software BIM de gestión de obra, el cual te permite desarrollar un modelo ergotécnico de la obra y adoptar las medidas de protección colectivas/individuales más efectivas.

Además, el uso de la realidad virtual inmersiva aplicada a la obra permite simular escenarios de riesgo útiles para la formación y capacitación de los trabajadores.

¿Qué son los equipos de protección colectiva?

Los equipos de protección colectiva, comúnmente conocidos como EPC, constituyen un conjunto de sistemas y dispositivos diseñados para intervenir directamente en la fuente de los peligros. Su eficacia se basa en la capacidad de abordar los peligros desde su raíz, creando un entorno laboral más seguro y protegido para todos los trabajadores involucrados en las diferentes actividades.

Los dispositivos se dividen principalmente en 2 categorías distintas, cada una diseñada para abordar necesidades específicas de prevención y seguridad en diferentes entornos laborales:

  • dispositivos para la prevención y seguridad localizada: esta categoría incluye dispositivos diseñados para proteger a los trabajadores en puntos de riesgo específicos o en áreas determinadas del lugar de trabajo. Tienen como objetivo prevenir daños o lesiones directamente relacionadas con situaciones localizadas o trabajos específicos (ejemplos de tales dispositivos incluyen puertas cortafuegos, sistemas de esterilización, barandillas, etc.);
  • dispositivos para la prevención y seguridad general: esta categoría abarca una amplia gama de dispositivos diseñados para la protección general de los trabajadores durante su empleo. Están destinados a reducir riesgos que puedan surgir en varios contextos laborales y a menudo ofrecen una protección más amplia que los dispositivos de seguridad localizados (un ejemplo son barandas, sistemas de reemplazo de aire, dispositivos de protección contra radiaciones, etc.).

¿Cuáles son los equipos de protección colectiva?

Según el tipo de actividad laboral, existen diversos equipos de protección colectiva. Aquí algunos ejemplos de equipos de protección colectiva:

  • redes de seguridad;
  • andamios;
  • grupos de continuidad;
  • detectores de incendios;
  • puertas cortafuegos;
  • barandillas de escalera;
  • barandillas temporales y fijas;
  • sistemas de esterilización;
  • dispositivos de protección contra radiaciones;
  • campanas para riesgos químicos y microbiológicos (en laboratorios de investigación);
  • dispositivos para la extracción de humos o vapores;
  • sistemas de reemplazo de aire;
  • purificadores de aire.

Diferencia entre equipos de protección individual y colectiva

Aplicación

La principal diferencia entre los equipos de protección individual (EPI) y los equipos de protección colectiva (EPC) radica en su aplicación:

  • los EPI son herramientas diseñadas para ser usadas por un solo trabajador con el fin de proteger su salud y seguridad personal. Son personales y se adaptan a las necesidades individuales de cada trabajador. El objetivo principal de los EPI es reducir el riesgo para el operario expuesto a peligros específicos en el lugar de trabajo. Estos dispositivos incluyen elementos como cascos, guantes, gafas protectoras, etc.;
  • los EPC, en cambio, ofrecen protección simultánea a varios trabajadores expuestos a los mismos riesgos.

Directivas de producto

Otra distinción relevante se refiere a la existencia de directivas de producto:

  • en el caso de los EPI, existen directivas específicas que establecen estándares de calidad y seguridad, permitiendo la colocación del marcado CE en los dispositivos. Este marcado es un signo de conformidad con los requisitos normativos de la Unión Europea;
  • para los EPC, no existe una directiva de producto similar y, por lo tanto, no pueden llevar el símbolo CE.

Formación

Finalmente, otra distinción se refiere a la formación:

  • para el uso de los EPI, puede ser necesario un entrenamiento específico para garantizar un uso correcto y seguro de dichos dispositivos;
  • para los EPC, una instrucción adecuada sobre el uso de dispositivos de protección colectiva es siempre esencial para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo.
certus-hsbim
certus-hsbim