Home » BIM y Facility Management » Construction project management: que es y 7 pasos para gestionarlo

Gestión de proyectos de construcción que es y 7 pasos para aplicarla

Construction project management: que es y 7 pasos para gestionarlo

La Construction Project Management es el proceso que permite dirigir con éxito una obra. Aquí tienes 7 pasos para aplicarlo de la mejor manera

La Construction Project Management requiere una carga de trabajo que puede parecer insuperable, especialmente cuando se aborda por primera vez.

Pero si sigues los consejos que te daré en este artículo, y utilizas las herramientas adecuadas, te aseguro que todo será más fácil y podremos gestionar sin problemas los aspectos relacionados con el diseño de tus obras.

Para organizar mejor tu trabajo y llevarlo a cabo en los plazos previstos, te aconsejo en primer lugar que confíes desde el principio en el potencial de un programa de gestión de la construcción. Este sistema reúne en una poderosa herramienta todas las funciones necesarias para programar, supervisar y gestionar las diferentes fases de los proyectos de construcción.

Por lo tanto, sólo tenemos que comenzar y descubrir juntos cuáles son las estrategias más efectivas para garantizar el éxito de las diferentes fases de la gestión de proyectos de construcción.

¿Qué es la Construction Project Management (CPM)?

La Construction Project Management (CPM) es la disciplina que incluye las herramientas, procesos y recursos técnicos necesarios para planificar, ejecutar y completar obras dentro del presupuesto y los plazos previstos.

Al igual que con cualquier otro tipo de proyecto, las obras se desarrollan en diferentes fases que forman parte de un proceso global más complejo y necesitan ser coordinados y gestionados cuidadosamente.

La gestión de las iniciativas de construcción se presenta, sin embargo, mucho más articulada que la gestión tradicional de proyectos. Incluye, de hecho, una variedad más amplia de limitaciones (tiempo, costes, calidad, seguridad, recursos, materiales, mano de obra, etc.). Además, involucra a varios actores que intervienen de diferentes maneras en el proceso de realización de la obra, desde la concepción hasta su finalización (como diseñadores, consultores, contratistas generales, subcontratistas, directores operativos, etc.).

Sin embargo, la responsabilidad de la gestión de todo el proyecto se asigna al Construction Project Manager, que tiene la tarea de:

  • analizar y comprender las dificultades técnicas del proyecto a realizar;
  • determinar los métodos y estrategias de gestión más adecuados;
  • planificar detalladamente cada fase del proyecto;
  • acordar los plazos, costes y recursos necesarios para la realización de la obra;
  • gestionar la programación de la obra y la ejecución de los trabajos;
  • negociar con contratistas y proveedores para tener bajo control el presupuesto de construcción;
  • colaborar con los profesionales encargados de la construcción y la regulación;
  • comunicarse con el propietario del proyecto, el personal y las partes interesadas en todos los niveles;
  • garantizar que cada fase del proyecto se desarrolle a tiempo, dentro del presupuesto y de acuerdo con los estándares previstos;
  • resolver los posibles problemas que puedan surgir durante la ejecución de la obra.
gerente-de-proyectos-de-construccion-trabajando

Construcción trabajando

Las 6 etapas de la gestión de proyectos de construcción

Los procesos de Construction Project Management se guían por los plazos. Siempre comienzan con las fases de diseño y planificación, y se caracterizan por tener un objetivo que se alcanzará al final del ciclo de vida del proyecto.

Por lo general, estos procesos se desarrollan en 6 etapas distintas. Cada una de ellas contiene actividades específicas que ayudan a perseguir el resultado final del proyecto.

Las 6 fases en las que se divide la gestión de un proyecto de construcción son las siguientes.

1. Ideación

Es el punto de partida en el que las partes interesadas conciben la idea del proyecto. También investigan los lugares para la construcción, identifican un primer conjunto de estándares y establecen en cuánto tiempo debe completarse el trabajo. El Project Manager interactúa con el cliente para identificar sus necesidades y determinar cómo su equipo pretende satisfacerlas.

2. Planificación

Es una fase crucial porque en ella se trazan las directrices de la obra. Se realiza un estudio de viabilidad para definir el alcance del proyecto, establecer los resultados que se desean obtener e identificar a los socios potenciales. Es la etapa en la que los contratistas comienzan a presentar sus ofertas y las partes interesadas evalúan estas propuestas para elegir la que mejor se adapte a sus necesidades y al presupuesto previsto. El resultado final de esta fase es un plan de proyecto que debe ser aprobado por todas las partes implicadas para evitar malentendidos y falsas expectativas en las etapas posteriores.

3. Ejecución

Es el momento en que comienza el suministro de materiales, recursos y equipos para la realización de la obra, y se inician los trabajos de construcción. El éxito de esta fase está directamente relacionado con la precisión con la que se lleva a cabo la planificación. El Project Manager implementa su propio plan de proyecto, asigna tareas a los distintos miembros del equipo y administra la asignación de recursos. También organiza reuniones de grupo para abordar los problemas del proyecto y mantener informadas a las partes interesadas sobre el progreso del mismo.

4. Seguimiento y control

Es una fase que se solapa con el proceso ejecutivo. Durante la construcción de la obra es importante observar el estado de las entregas para detectar posibles desviaciones de los objetivos predefinidos. También se deben programar reuniones periódicamente para resolver los problemas y mantenerse en línea con lo previsto.

5. Puesta en servicio

Una vez finalizados los procesos de construcción y control, se pasa a la fase de «commissioning» o puesta en marcha. Esta fase tiene como objetivo probar la calidad del producto final, corregir posibles errores e informar a los usuarios sobre cómo utilizar, gestionar y mantener el edificio en óptimas condiciones.

6. Conclusión

Es la fase en la que la obra se entrega formalmente al propietario y se informa a todas las partes interesadas. Antes de la entrega, el Project Manager reúne al equipo para examinar lo que ha ido bien y lo que podría mejorarse. Esto ayuda a evitar errores similares en el futuro, pero también permite implementar procesos más estables y crear equipos de trabajo más eficientes y productivos.

monitoreo-del-avance-del-proyecto

Seguimiento del progreso del proyecto

¿Cómo gestionar un proyecto de construcción paso a paso?

El objetivo es garantizar que todos los elementos del proyecto se apoyen y ejecuten de forma eficiente. Y, además, que todo el proceso de construcción se desarrolle de acuerdo al plan, sin contratiempos ni imprevistos.

Ya has comprendido completamente el rol de Construction Project Management y has analizado las etapas en las que se desarrolla este proceso. Por otra parte, aquí están los 7 pasos claves que te ayudarán a simplificar tus flujos de trabajo y lograr resultados exitosos, sea cual sea el proyecto de construcción que te encuentres administrando.

Paso 1 – Crear un plan

El primer paso importante para gestionar eficazmente cualquier iniciativa de construcción es comprender el alcance y el alcance del proyecto, y planificar cada etapa en detalle para lograr el objetivo final sin problemas. Es fundamental tratar con el cliente para determinar sus expectativas y establecer juntos los resultados a lograr.Una planificación cuidadosa te permitirá:

  • Evaluar la viabilidad del proyecto.
  • Determinar el tiempo necesario para su realización.
  • Determinar cómo se va a gastar el presupuesto.
  • Implementar todos los protocolos de seguridad necesarios.
  • Identificar las métricas de rendimiento que deben controlarse y definir cómo se supervisarán durante el proyecto.
  • Establecer cómo se comunicarán las partes interesadas, la dirección y los equipos involucrados a lo largo de todo el proceso.

Paso 2 – Asignación de roles

El segundo paso tiene como objetivo determinar los roles dentro del proyecto. La asignación clara de responsabilidades es importante para definir los pasos que requieren la aprobación de la dirección o de las partes interesadas. También ayuda a mejorar la producción del equipo de trabajo, mantener alta la moral (porque todos tendrán una tarea que completar), ahorrar tiempo y evitar superposiciones ineficaces.

Paso 3 – Organizar reuniones preliminares

Antes de iniciar realmente el proyecto, se deben organizar reuniones frecuentes con las partes interesadas para revisar el plan, verificar las responsabilidades y realizar las correcciones necesarias. Esto evitará que surjan problemas en etapas futuras.

Paso 4 – Aumentar la flexibilidad

A pesar de la cuidadosa planificación, es posible que no siempre todo vaya de acuerdo con el plan. Por lo tanto, es necesario desarrollar una capacidad adecuada para afrontar cambios a medida que surgen y así convertir los contratiempos en oportunidades.

Paso 5 – Implementar un sistema de gestión de documentos

Durante el transcurso del proyecto, las partes interesadas deberán disponer de la documentación adecuada en el momento justo. Por esta razón, es aconsejable implementar un sistema eficiente de gestión de documentos BIM que ayude a simplificar la creación, actualización y uso compartido de todos los archivos del proyecto.

Paso 6 – Mejorar la colaboración y la comunicación

Durante el desarrollo de todo el proyecto, la comunicación debe ser coherente, abierta, honesta y clara. Por lo tanto, es fundamental aprovechar las tecnologías que promueven la colaboración y la entrega de datos en tiempo real para que los miembros del equipo tengan información actualizada y fiable.

Paso 7 – Automatizar las actividades de gestión

Para aprovechar al máximo los procesos de Construction Project Management, es importante contar con la ayuda de herramientas avanzadas que simplifiquen la administración de las diferentes tareas. Las soluciones basadas en la nube garantizan que el jefe de proyecto y todo el equipo del proyecto tengan acceso a una única fuente de datos y se mantengan actualizados en tiempo real sobre el progreso de cada operación. Permiten, además, mejorar la comunicación entre las partes interesadas y desarrollar las diferentes fases del proyecto de forma más fluida y sin demoras.

Si eres un gerente de proyectos novedosos o un profesional que busca actualizar su estrategia, utilizando un programa de gestión de la construcción podrás disponer de las funcionalidades que necesitas para simplificar la gestión de tus proyectos y agilizar el progreso de tus flujos de trabajo. Prueba ahora este sistema y descubre lo fácil que resulta asignar tareas, supervisar el progreso, compartir documentos y resolver cualquier problema que surja durante el proceso de diseño.

 

usbim-resolver
usbim-resolver