9D-BIM

Qué es el BIM 9D

BIM 9D: qué es y por qué es importante agilizar todas las actividades relacionadas con la realización y gestión de un proyecto de construcción

En este artículo descubrimos lo qué es el BIM 9D y cómo gestionar el proceso de realización de una construcción de manera simplificada, con la ayuda de una herramienta gratuita y fácil de usar.

Recordemos brevemente que cuando hablamos de las dimensiones del BIM nos referimos a una forma sugerente (y convencional) de definir los temas que entran en juego en la digitalización de la construcción.

Qué es el BIM 9D

Qué es el BIM 9D

¿Qué es el BIM 9D?

El BIM 9D, conocido como construcción sin perdidas (lean construction), es la dimensión del BIM que optimiza y agiliza todos los pasos necesarios para la realización de una construcción a través de la digitalización de los procesos.
La falta de planificación en la construcción puede provocar retrasos en la entrega del trabajo y aumentar el importe inicialmente presupuestado. El BIM 9D es el método diseñado para eliminar por completo el consumo desproporcionado, minimizar los residuos producidos en la construcción, optimizar todos los recursos que entran en juego en el proceso de construcción y aumentar la productividad.
Todos estos aspectos contribuyen a la creación de un producto final de valor.

BIM 9D: los principios de la lean construction

Los principios en los que se basa la construcción sin perdidas:

  • optimizar, reducir o eliminar actividades que no agregan valor al proceso: para obtener una mejora en el proceso, se presta especial atención a todos los aspectos de la cadena de suministro (desde la producción hasta el transporte de materiales a la construcción). Se analiza toda la cadena productiva, se identifican procesos inútiles o repetitivos y se estudian estrategias para simplificarlos o sustituirlos. Por ejemplo, se prevé un uso optimizado y perfectamente calibrado de los medios de transporte en relación a las cantidades a transportar. Teniendo esto en cuenta, se prefiere el uso de camiones más grandes para el transporte de materiales, reduciendo el número de viajes requeridos;
  • considerar las necesidades del cliente: antes de iniciar cualquier proyecto es necesario identificar las necesidades del cliente a través de estudios de mercado y encuestas sobre el grado de satisfacción con respecto a los proyectos ya entregados. Las actividades que no aportan valor al proceso no son de interés para el cliente y, en consecuencia, el cliente no está dispuesto a pagar por ellas. Por el contrario, al centrarse en las necesidades del cliente, es más probable que todas las operaciones se desarrollen sin problemas;
  • estandarizar procesos: la construcción es uno de los sectores con mayor índice de imprevistos: cada proyecto es único y las condiciones que entran en juego en su realización son únicas (tiempos de construcción, mano de obra, condiciones locales, disponibilidad de equipos y materiales, etc.) . Para minimizar la diversificación de los sitios de construcción, se deben adoptar procesos de construcción estandarizados, reduciendo la posibilidad de problemas y mejorando la capacidad de gestión de contingencias. Reducir estas variables permite a la constructora mantener un estándar predefinido y garantizar un proceso más fluido y seguro;
  • optimizar el tiempo: la variable tiempo está influenciada por las actividades de transporte, almacenamiento, procesamiento, inspección, etc. La optimización de todas estas actividades repercute en los tiempos de entrega del proyecto al cliente;
  • incrementar la transparencia del proceso: este principio contribuye a una mayor participación de todos los profesionales que pueden intervenir activa y más conscientemente en el desarrollo de soluciones mejoradas.

Construcción tradicional y construcción sin perdidas

Los métodos de gestión del proceso de creación de una obra diferencian el método de construcción tradicional y la lean construction.
En el método de construcción sin perdidas las actividades se dividen en:

  • actividades que agregan valor al proyecto
  • actividades que no agregan valor al proyecto.

El concepto de valor está directamente ligado al grado de satisfacción del cliente: por tanto, si el cliente no está dispuesto a pagar por una determinada actividad, esta última se clasifica entre las actividades que no aportan valor al producto final.
De acuerdo con este criterio, el pensamiento lean tiene como objetivo eliminar el consumo desproporcionado ya en la fase de gestión del proyecto.
En el método tradicional, en cambio, las actividades se dividen en subprocesos y el criterio no está vinculado al grado de satisfacción del cliente. No hay una gestión cuidadosa de los recursos, ni una planificación de actividades en la fase preliminar.

Software BIM 9D

Si necesitas una herramienta para gestionar las actividades del proyecto, ejecución y mantenimiento de una edificación, te sugiero que utilices gratuitamente usBIM, el BIM management system para digitalizar edificaciones e infraestructuras de forma fácil, segura y compartida.
Tienes muchas aplicaciones gratuitas disponibles para:

  • colaborar en tiempo real con tus colegas
  • compartir y gestionar proyectos de construcción e infraestructuras, incluso a gran escala
  • trabajar en línea con cualquier dispositivo (pc, tablet, smartphone) y desde cualquier lugar.
las-funcionalidades-de-usBIM

Las funcionalidades de usBIM

Las dimensiones del BIM

Con «dimensiones del BIM» nos referimos a todos los aspectos e información que entran en juego en el proceso de digitalización de una edificación.
Cuando se hace referencia a la representación gráfica de un edificio, se utilizan comúnmente los términos 2D (representación bidimensional del modelo a través de plantas, alzados y secciones) y 3D (representación del modelo en el espacio). 2D y 3D son precisamente «dimensiones» que caracterizan la geometría de un modelo.
Sin embargo, existen otras dimensiones del BIM (4D, 5D, 6D, etc.) que expresan otras características del mismo modelo.
De hecho, el BIM es mucho más que un simple modelado geométrico 3D y abarca muchos otros aspectos (o dimensiones) que sirven para agregar información útil para el proyecto que se va a realizar o gestionar.
Veamos cuáles son las dimensiones del BIM:

  • 3D: modelo tridimensional del proyecto
  • 4D – análisis del tiempo de construcción de la construcción
  • 5D – análisis de costes
  • 6D – evaluación de la sostenibilidad
  • 7D – fase de gestión de las obras terminadas (gestión de instalaciones)
las 10 dimensiones del BIM

las 10 dimensiones del BIM

BIM 8D, 9D y 10D

Además de las 7 dimensiones estándar, ahora hay un debate abierto sobre las tres «nuevas dimensiones del BIM»:

  • 8D – seguridad en la fase de diseño y ejecución del proyecto
  • 9D – lean construction
  • 10D – industrialización de la construcción.

En este enfoque nos centramos en el BIM 9D, la dimensión vinculada al método de «construcción ajustada».

Si deseas obtener más información sobre las otras dimensiones del BIM, también te recomiendo los artículos: