Home » BIM y Facility Management » 5 maneras para mejorar la eficiencia en mantenimiento

eficiencia en mantenimiento

5 maneras para mejorar la eficiencia en mantenimiento

La eficiencia del mantenimiento se refiere a la capacidad de optimizar la gestión de los activos y minimizar la pérdida de tiempo y recursos. Descubre cómo mejorar la eficiencia del mantenimiento


El mantenimiento es crucial en cualquier contexto que implique el uso de bienes materiales. Ya sean edificios, instalaciones, maquinarias industriales u otro tipo de activos que requieran mantenimiento periódico. Asegurar un alto grado de eficiencia en este proceso es fundamental para garantizar la eficacia, el éxito y la sostenibilidad de las intervenciones.

A continuación, exploraremos juntos la importancia de la eficiencia en el mantenimiento. Además, buscaremos comprender a fondo las implicaciones de este concepto y analizar cómo las estrategias adecuadas pueden contribuir a mejorar la seguridad, reducir los costes operativos y prolongar la vida útil de los equipos.

Además, para lograr niveles óptimos de rendimiento en el mantenimiento, puedes confiar en las capacidades de un software de mantenimiento de activos. Esta solución integral te permitirá planificar, seguir y gestionar todas tus actividades desde una única plataforma centralizada. De hecho, al utilizar este sistema, podrás mejorar la comunicación con las partes interesadas y hacer que cada operación relacionada con el mantenimiento sea más eficaz que nunca.

¿Qué es la eficiencia del mantenimiento?

Principalmente, la eficiencia del mantenimiento representa la capacidad de gestionar y mantener en óptimas condiciones los recursos físicos de una organización. Por lo tanto, minimiza los desperdicios y maximiza al mismo tiempo la disponibilidad y el rendimiento de los equipos.

Es un aspecto que está adquiriendo una importancia crucial en muchos sectores, desde la construcción hasta la industria manufacturera, pasando por los sectores de la energía y la infraestructura.

El objetivo principal del mantenimiento es prolongar la vida útil de los activos y evitar averías imprevistas y costosas reparaciones. Sin embargo, mantener el equilibrio adecuado entre el mantenimiento correctivo y el mantenimiento preventivo es una tarea compleja.

El concepto de eficiencia del mantenimiento se centra precisamente en cómo lograr este equilibrio de manera óptima. El objetivo es evitar que las intervenciones en las instalaciones y los bienes físicos de una estructura sean excesivas o, por el contrario, insuficientes.

Control de la eficiencia en el mantenimiento

Control de la eficiencia en el mantenimiento

¿Cómo se mide la eficiencia del mantenimiento?

Para gestionar los recursos de manera efectiva y garantizar que las actividades de mantenimiento contribuyan al funcionamiento óptimo de las instalaciones, equipos o sistemas de una organización, es importante alcanzar un alto nivel de eficiencia. Existen diversas métricas y KPI de mantenimiento que pueden utilizarse para evaluar el desempeño del equipo de mantenimiento y proporcionar una estimación confiable del nivel de calidad y eficiencia alcanzado en cada proceso.

Parámetros para medir la eficiencia del mantenimiento

Entre los parámetros de evaluación más comúnmente utilizados por los profesionales de gestión de instalaciones para medir la eficiencia del mantenimiento, encontramos:

  • la disponibilidad de un sistema: esta métrica mide durante cuánto tiempo un sistema o equipo ha estado realmente disponible para su uso. Una alta disponibilidad indica un mantenimiento eficaz;
  • el Mean Time Between Failures (MTBF): es un indicador estadístico que calcula el tiempo medio esperado entre el inicio de una falla y el inicio de la siguiente. Cuanto mayor sea el valor de este parámetro, mayor será la confiabilidad del sistema;
  • el Mean Time To Repair (MTTR): es una métrica que cuantifica el tiempo medio necesario para reparar una instalación o equipo después de una falla. Un valor de MTTR corto indica una reparación más rápida que se traduce en menor impacto en la producción;
  • la Planned Maintenance Percentage (PMP): mide el porcentaje de tiempo dedicado a actividades de mantenimiento preventivo en comparación con las actividades correctivas. Además, ayuda a evaluar cuán proactivo es el mantenimiento en una organización. Si el valor de este parámetro es alto, significa que los planes de mantenimiento implementados por una empresa son efectivos;
  • la Preventive Maintenance Compliance (PMC): es un indicador utilizado para evaluar cuántas actividades de mantenimiento programadas se han completado con éxito y dentro del período de tiempo establecido. Una alta tasa de éxito indica un buen control del mantenimiento;
  • el uso de recursos: es un parámetro que sirve para evaluar cuánto se utilizan eficientemente los recursos, como el personal y el equipo, durante las actividades de mantenimiento.

Factores críticos que influyen en la eficiencia del mantenimiento

Los procesos de mantenimiento pueden verse influenciados por una serie de factores críticos que varían según el sector industrial, el entorno operativo y las necesidades específicas de la organización.

Reconocer anticipadamente estas dificultades permite adoptar las estrategias adecuadas para optimizar las operaciones de mantenimiento.

A continuación, se presentan algunos de los principales factores que todo profesional debería monitorear y manejar adecuadamente para mejorar la eficiencia del mantenimiento y garantizar un funcionamiento confiable de las instalaciones y equipos de su organización:

Planificación inadecuada

Una planificación deficiente de las actividades de mantenimiento puede provocar retrasos, sobrecargas de trabajo y tiempos de inactividad no planificados. Planificar cada intervención con precisión es fundamental para establecer prioridades, mejorar la seguridad, garantizar que los recursos estén disponibles cuando sea necesario y minimizar los tiempos de inactividad no planificados;

Mantenimiento correctivo excesivo

Depender demasiado del mantenimiento correctivo, es decir, resolver fallas solo después de que hayan ocurrido, puede causar un aumento en los tiempos y costes requeridos para el mantenimiento. La mejor solución a este problema es promover acciones preventivas para identificar las actividades necesarias con anticipación y crear programas de mantenimiento basados en la criticidad de los activos;

Escaso entrenamiento del personal

Un personal poco capacitado puede comprometer la calidad del mantenimiento y generar riesgos o ineficiencias. La formación continua es fundamental para garantizar que el equipo de mantenimiento esté preparado para los desafíos diarios;

Gestión inadecuada de los recursos

La escasez de materiales, equipos y piezas de repuesto puede afectar negativamente la eficiencia del mantenimiento. Para evitar retrasos costosos, es importante utilizar un sistema de gestión de reservas adecuado y desarrollar procedimientos de adquisición bien definidos;

Tecnologías obsoletas

El uso de sistemas tecnológicos obsoletos o inadecuados para el mantenimiento puede limitar la eficiencia y precisión de las actividades. Para superar este problema, es importante invertir en tecnologías avanzadas que permitan monitorear las condiciones de los equipos mediante sensores IoT e implementar programas de mantenimiento predictivo de manera automática;

Problemas de colaboración

La falta de colaboración entre los departamentos involucrados puede conducir a una planificación incoherente y retrasos en las actividades. Para superar este desafío, es importante mantener una comunicación abierta entre las partes interesadas y promover estrategias de mantenimiento colaborativas.

Factores críticos para la eficiencia del mantenimiento

Factores críticos para la eficiencia del mantenimiento

5 consejos prácticos para mejorar la eficiencia del mantenimiento

Alcanzar un alto grado de eficiencia en el mantenimiento es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento de las instalaciones, reducir los costes operativos, mejorar la seguridad y prolongar la vida útil de los activos.

A continuación, te proporcionaré 5 consejos prácticos que puedes utilizar para hacer que tus procesos de mantenimiento sean más eficientes y productivos que nunca:

1. Crear un programa de mantenimiento preventivo

Adoptar un enfoque proactivo permite identificar y abordar problemas antes de que se vuelvan graves. Esto es fundamental para minimizar los tiempos de inactividad no planificados. Intenta inspeccionar regularmente los equipos para detectar signos de desgaste o posibles fallos, y establece un calendario de mantenimiento claro para establecer plazos y garantizar que los equipos permanezcan en buen estado de funcionamiento;

2. Establecer prioridades

Para reducir aún más los tiempos de inactividad y maximizar la productividad general, asigna prioridad a las tareas de mantenimiento en función de la importancia de los equipos para la producción. Puedes realizar un análisis de criticidad para determinar qué problemas deben abordarse de inmediato y cuáles pueden esperar;

3. Asignar recursos de manera eficiente

Una asignación eficiente de recursos es crucial para evitar retrasos en el mantenimiento. Asegúrate de tener suficiente personal, equipo y materiales para realizar cada actividad sin interrupciones prolongadas. Ten en cuenta la carga de trabajo de tu equipo y los equipos necesarios para cada operación;

4. Documentar todas las actividades

Una documentación precisa es esencial para rastrear el progreso del mantenimiento a lo largo del tiempo. Registrar el historial de actividades, realizar un seguimiento de los materiales utilizados y monitorear los costes te ayudará a identificar patrones y tendencias y tomar decisiones más informadas. El uso de un sistema de gestión de mantenimiento asistido por ordenador (GMAO) te permitirá controlar las diversas operaciones y facilitar la consulta de datos;

5. Promueve la capacitación del personal

Un equipo bien entrenado y competente es fundamental para garantizar la calidad de las actividades de mantenimiento. Invierte en formación continua para mejorar las habilidades técnicas y la seguridad del personal, y asegúrate de que todos tus operadores estén constantemente actualizados sobre las mejores prácticas y las nuevas tecnologías.

Conclusión

Implementar todos los pasos necesarios para mejorar la eficiencia del mantenimiento se vuelve imposible sin la ayuda de soluciones de software especializadas. Confía desde el principio en las capacidades de un software de gestión de instalaciones. Al utilizar este sistema, podrás mantener el control total del funcionamiento y el rendimiento de tus activos a lo largo del tiempo y gestionar desde una única posición centralizada todas las cuestiones relacionadas con el mantenimiento para asegurar su máxima eficiencia!

usbim-maint
usbim-maint