Qué es el análisis de criticidad y como realizarlo

Qué es el análisis de criticidad y cómo realizarlo

El análisis de criticidad es un método utilizado en mantenimiento para priorizar los recursos en función de los riesgos potenciales. ¡He aquí cómo realizarlo!

Para que un programa de mantenimiento sea realmente eficaz, es importante determinar los riesgos asociados a los posibles modalidades de avería de los equipos, a fin de evaluar qué sistemas deben repararse antes que otros y establecer prioridades entre las distintas intervenciones.

Pero, ¿cómo determinar qué activos son realmente los más «críticos» dentro de un sistema de producción? Puede hacerse aplicando un análisis de criticidad.

Este se trata de un procedimiento metodológico muy utilizado en el sector del Facility Management. Su objetivo es clasificar los activos de una empresa en función de los efectos que su posible fallo podría tener en los procesos de la organización y en la productividad global.

Si aún no estás familiarizado con este tipo de análisis, en este artículo descubrirás su significado y obtendrás una visión completa de los métodos y herramientas necesarias para realizarlo correctamente.

Antes de mostrarte cómo desarrollar el análisis de criticidad en mantenimiento, te recomiendo que pruebes un Facility Management software. Se trata de un sistema centralizado, basado en la nube, que te permite hacer un seguimiento de cada activo y actividad dentro de tus estructuras, y te proporciona una base de datos fiable sobre la que establecer cualquier tipo de evaluación.

¿Qué es el análisis de criticidad?

El análisis de criticidad es un método estructurado y sistemático utilizado en el sector del mantenimiento para clasificar los recursos en función de los riesgos operativos asociados con los modos probables de fallo de cada equipo.

Como su nombre lo indica, el propósito de este análisis es medir la importancia de algunos activos en comparación con otros. A cada uno de ellos se le asigna un nivel de “criticidad”, fundamental para establecer un orden de prioridad en la planificación de las intervenciones de mantenimiento.

Por qué es importante el análisis de la criticidad

La aplicación del análisis de criticidad desempeña un papel clave en casi todos los tipos de mantenimiento. Ayuda a identificar y documentar todas las formas posibles en que pueden fallar los activos de una empresa. También permite evaluar las consecuencias que esos fallos pueden tener en la seguridad, las operaciones y el funcionamiento del sistema de producción en su conjunto.

La evaluación sistemática de la criticidad permite tener una mayor certeza sobre la consecución de los objetivos finales de la organización. Además, es posible abordar los aspectos de fiabilidad y disponibilidad de los equipos desde un punto de vista objetivo, basado en el riesgo real y no en la mera percepción individual.

Una vez clasificados los equipos en función de su criticidad, es posible priorizar correctamente los flujos de trabajo y planificar las acciones preventivas o correctivas a realizar. De este modo, se ponen en marcha estrategias de mantenimiento específicas con el objetivo de reducir los riesgos asociados a posibles fallos relacionados con cada activo individual.

Análisis de criticidad priorización de flujos de trabajo

Análisis de criticidad priorización de flujos de trabajo

¿Cómo se realiza el análisis de criticidad?

Existen básicamente dos métodos para realizar el análisis de criticidad en mantenimiento, uno en profundidad y otro simplificado. Ambos enfoques permiten definir un valor numérico denominado RPN (Risk Priority Number) que ayuda a clasificar el nivel de criticidad de cada activo.

Independientemente del método utilizado, antes de proceder al análisis de criticidad, es importante realizar algunos pasos fundamentales que tienen como objetivo:

  • identificar los activos que deben incluirse en la evaluación, elaborando una lista que, por regla general, no debe superar el 20% del total de activos;
  • crear un equipo de expertos y personal cualificado para llevar a cabo las investigaciones necesarias sobre los equipos de la instalación;
  • evaluar los riesgos asociados a los posibles fallos de cada equipo.

Fórmula del índica RPN

Una vez desarrolladas estas etapas, hay que elegir el método de profundización y evaluar el índice RPN mediante una fórmula. Esta fórmula tiene en cuenta la probabilidad de que se produzca un fallo, la gravedad de los efectos sobre el sistema de producción y la posibilidad de que el fallo se detecte realmente.

RPN = Gravedad x Probabilidad x Detección

Para la determinación de estos parámetros es posible establecer escalas de referencia. Para describir la frecuencia con la que se produce un fallo podríamos utilizar, por ejemplo, la siguiente escala de valores:

PROBABILIDAD
5Frecuente (una vez al mes o más)
4Probable (una vez al año)
3Ocasionalmente (una vez cada dos años)
2Remoto (una vez cada diez años)
1Muy improbable (una vez cada cincuenta años)

Categorías de gravedad

Las categorías de gravedad se centran en diferentes aspectos relacionados con el impacto que un fallo potencial podría tener en la salud, la seguridad, el medio ambiente, las operaciones, etc. Por lo tanto, la tabla de evaluación puede adoptar la siguiente estructura (especificando que la elección del nivel de gravedad se basará en el mayor impacto identificado):

GRAVEDAD
SEGURIDADAMBIENTEOPERATIVIDADCOSTES
4Muertes o lesiones gravesGrave impacto en el medio ambienteInterrupción de la línea de producciónEntre 200.000 € y 500.000 €
3Accidentes o enfermedades gravesImpacto significativo en el medio ambienteCapacidad de producción extremadamente reducidaEntre 50.000 € e 200.000 €
2Lesiones o enfermedades levesLigero impacto en el medio ambienteCapacidad de producción limitadaEntre 10.000 € y 50.000 €
1Sin lesionesBajo impacto en el medio ambienteMínima interrupción de la productividadMenos de 10.000 €

Categorías de detección

Las categorías de detección se refieren, por otro lado, a la posibilidad de detectar un fallo utilizando las herramientas y controles actualmente disponibles. Una posible clasificación para este tipo de parámetro podría ser la siguiente:

DETECCIÓN
5Muy baja probabilidad de que una falla o defecto se detecte con las verificaciones e instrumentos existentes
4Baja probabilidad de que se detecte un fallo o defecto con las comprobaciones e instrumentos existentes
3Probabilidad moderada de que se detecte un fallo o defecto con las comprobaciones e instrumentos existentes
2Alta probabilidad de que se detecte un fallo o defecto con los controles e instrumentos existentes.
1Muy alta probabilidad de que se detecte un fallo o defecto con los controles e instrumentos existentes.

Categorías de riesgo

Una vez obtenidos los valores de cada tabla, es posible calcular el RPN para el activo en cuestión utilizando la fórmula ilustrada anteriormente. Además, es posible clasificar la categoría de riesgo correspondiente sobre la base de una escala de referencia similar a la que se muestra a continuación:

CATEGORÍA DE RIESGORPN
Riesgo extremo100-200
Riesgo elevado70-99
Riesgo medio90-69
Riesgo bajo15-29
Riesgo no apreciable0-14

Método simplificado

El método simplificado para la evaluación de la criticidad ignora los requisitos de detección (que a veces son demasiado confusos y difíciles de aplicar) y solo utiliza las tasas de gravedad y probabilidad. Este método implica la construcción de una matriz de criticidad. Esta última es una cuadrícula 6×6 en la que la gravedad de un evento de fallo (indicada en el eje X) se traza con respecto a la probabilidad de que dicho evento se produzca (indicada en el eje Y), como se ilustra a continuación:

P
R
O
B
A
B
I
L
I
DAD
61218243036
51015202530
4812162024
369121518
24681012
123456
GRAVEDAD

La intersección entre los dos parámetros (gravedad y probabilidad) proporciona el índice RPN que se puede utilizar para determinar la categoría de riesgo del activo.

4 maneras en que el análisis de criticidad ayuda a tu empresa

El análisis de la criticidad se considera a menudo una parte crucial de la gestión de los recursos y de los procesos de una estructura porque permite obtener numerosas ventajas, entre las cuales:

  • una mayor concentración de los esfuerzos de mantenimiento en los elementos más importantes y un menor tiempo dedicado a actividades que no disminuyen los riesgos para los diferentes equipos;
  • una mejor planificación de las actividades en los procesos de Mantenimiento Productivo Total (TPM) o de Mantenimiento Preventivo, mediante la asignación de una mayor prioridad a las operaciones y a las intervenciones que necesitan ser desarrolladas en primer lugar;
  • una mejor gestión de los riesgos, gracias a la identificación de los posibles eventos de avería y de las consecuencias más perjudiciales para un sistema productivo, que ayudan a elegir la mejor estrategia a emprender;
  • la racionalización de los costes de gestión de la estructura, con una reducción de los gastos relativos a las actividades innecesarias y una apreciable reducción de los costes debidos a los tiempos de inactividad no planificados.

Cómo ayuda un sistema CMMS en el análisis de criticidad

El análisis de la criticidad en el mantenimiento se basa en la recopilación de datos fiables y precisos. Estos están relacionados con las condiciones de funcionamiento de los equipos, por lo que es esencial utilizar un buen sistema CMMS (Computerized Maintenance Management System).

Los softwares diseñados específicamente para gestionar las actividades de mantenimiento permiten, de hecho:

  • rastrear cualquier recurso o actividad dentro de una estructura;
  • monitorear el rendimiento de los activos en tiempo real;
  • el seguimiento de las tasas de fallos (MTBF, MTTF, MTTR);
  • elaborar informes detallados que ayuden a planificar las actividades de mantenimiento.

Descubre lo fácil que es implementar un análisis de criticidad con la ayuda de un facility management software, el único sistema que te permite gestionar todos los aspectos relacionados con el mantenimiento desde una única plataforma centralizada totalmente en la nube, y te proporciona la información que necesitas para evaluar los niveles de riesgo y criticidad de tus equipos.

 

usbim-maint
usbim-maint